Despliega el menú
Aragón

LUISA MARÍA NOENO

"Ante la gripe A no cabe improvisar, pero tampoco tomar decisiones de forma desordenada"

La consejera de Sanidad insiste en que la incidencia del nuevo virus es muy baja y asegura que a principios de septiembre presentará un plan de actuación.

Luisa María Noeno en un momento de la entrevista.
"Ante la gripe A no cabe improvisar, pero tampoco tomar decisiones de forma desordenada"
Juan carlos arcos

Once casos en Aragón, uno de ellos muy grave en el Hospital de San Jorge de Huesca, ¿tenemos que estar preocupados por la nueva gripe A?

En Aragón, no alcanzamos un caso por cada 100.000 habitantes y está muy por debajo del umbral epidemiológico. Hay preocupación porque se trata de una variante de la gripe y es nueva, no porque en nuestro país y en Aragón la tasa sea alta. En España, la tasa media era de 11 casos por cada 100.000 habitantes la semana pasada.

 

Los médicos de familia piden una organización sanitaria lo antes posible para evitar colapsos el próximo otoño en los hospitales y en los centros de salud. ¿Cuándo se conocerán algunas medidas?

Antes de que se desborden las opiniones, peticiones y encargos, quiero dejar claras algunas cuestiones a la población. Nos encontramos ante una nueva variante, pero de una enfermedad conocida. No estamos hablando de una enfermedad de la que no sabemos sus efectos. Tiene tratamiento y se ha desarrollado una vacuna. Llevamos tres meses trabajando mucho y el sistema público está preparado para hacer frente a este tipo de pandemias. Recuerdo que en el invierno 2004-2005 hubo una gripe estacional con la que alcanzamos una tasa de 800 casos por cada 100.000 habitantes en Aragón. Y, ahora, no tenemos ni uno.

 

Pero otras comunidades españolas parecen ir por delante de Aragón y ya han adelantando algunas medidas concretas para hacer frente a la gripe este otoño?

Se dicen muchas cosas, pero luego se hacen otras. Lógicamente, en un tema tan importante, todos los consejeros estamos de acuerdo en que la mayor parte de las cuestiones que hagamos tienen que ser de manera similar. Si hacemos cada uno una cosa, vamos a preocupar más a los ciudadanos. A mí, no me consta que ninguna Comunidad se haya salido del guión. Alguna ha podido tomar algunas decisiones, pero lo desconozco y el miércoles pasado nos reunimos porque hubo un consejo interterritorial? Por otra parte, cada Comunidad está elaborando un plan para gestionar la propia gripe y cómo repercutirá un aumento posible de los casos en los servicios sanitarios. Ese es el reto. Por eso, nos estamos preparando y llevamos semanas trabajando en ello. Y a lo largo del mes de agosto, tendremos el plan.

 

¿No se puede adelantar algo?

Lo que no vamos a hacer es esperar a ver qué pasa. No hay que dejar nada a la improvisación, pero tampoco podemos empezar a tomar decisiones de una forma desordenada. El que no estemos metiendo ruido con la elaboración del plan no quiere decir que no estemos pensando también si hay, por ejemplo, que llevar mascarillas o no. Tenemos tiempo. Eso sí, el 1 de septiembre, si no es antes, estaremos en disposición de explicar a todos los aragoneses de qué estamos hablando.

 

Insistiendo en las actuaciones concretas, los médicos han pedido que se retiren del servicio de atención directa con el paciente a las sanitarias embarazadas. Medida que ya se ha tomado en Navarra, por ejemplo. ¿Se ha pensado aquí hacer algo similar?

Reitero lo que he dicho. Hay que pensar de forma ordenada, con evidencias. ¿Por qué no hemos puesto mascarillas o hemos retirado del servicio a las embarazadas todos los años con la gripe estacional? Es un grupo de riesgo ahora y antes. No sé si habrá que retirarlas de esa atención directa y si hay que hacerlo, naturalmente, se hará. Pero me parece temprano afinar tanto. Si hay algo claro, es que todos los profesionales deberán vacunarse y tendremos que proteger a algunos colectivos. Pero me gustaría explicar este plan con toda la batería de posibilidades, una vez que esté concluido. No empezar a entrar en una competencia por Comunidades a ver quién decide más cosas.

 

¿Se ha pensado en habilitar un teléfono de información a los ciudadanos, como ya se ha hecho en otros países?

Sí. Estamos ultimando un plan de comunicación interno -hacia la propia organización sanitaria- y externo. Naturalmente, habrá recursos de este tipo. Por nombrar algunos, se me ocurren el teléfono único que hay de atención al consumidor, el de Salud Informa, los propios centros de salud, la página web? Tenemos recursos para dar toda la información y, además, al minuto.

 

¿Y los recursos sanitarios podrán hacer frente a un otoño que se prevé bastante complicado?

Creo que no habrá colapso si hacemos una buena gestión y si los ciudadanos utilizan de una manera adecuada los servicios sanitarios. La gripe no tiene por qué pasar de la Atención Primaria. Solo deberían llegar a los hospitales aquellos pacientes que tienen problemas de salud importantes y que les pueda atacar más el virus. Pero solo deberían llegar esos. Por eso, para nosotros va a ser importante diseñar un plan de utilización de recursos a todos los niveles. Hay que comunicar a la población dónde están los niveles de atención para que los utilice. Con toda probabilidad, creo que llegará el momento de reforzar algunos servicios y también lo haremos.

 

Hoy mismo el sindicato Satse, de Enfermería, pedía un aumento de plantilla por el incremento de trabajo que acarrearán las próximas campañas de vacunación, la estacional y la de la gripe A?

Un sindicato siempre dice que hay que contratar más enfermeras. En otoño, por una cosa; en invierno, por otra, y en verano, por las sustituciones de las vacaciones. Creo que tenemos recursos suficientes y mucho personal en el sistema de salud público. Actualmente, hay 18.000 trabajadores. Sí, que, seguramente, tendremos que reforzar algunos puntos de Atención Primaria o establecer otro tipo de horarios o turnos. Pero todo eso lo comunicaremos con tiempo y siempre si alcanzamos una tasa de casos de gripe, porque estamos ya muy entrenados a vacunar a la población.

 

Una de las cuestiones que más preocupa es si estará lista en otoño la vacuna del nuevo virus. La última fecha de la que se habló fue diciembre, ¿se llegará a tiempo?

La ministra nos informó a todos los consejeros de que España sería uno de los primeros países de la Unión Europea en recibir las vacunas y, además, se servirán directamente a las Comunidades Autónomas para no perder el tiempo. Pero no dijo fechas, dijo el otoño y este tiene la duración que tiene. Qué duda cabe que, hasta que no se tengan las vacunas, no podremos vacunar... Pero hay tratamientos y cuando se tenga la vacuna será muy útil.

 

¿Va a haber inyecciones para todo el mundo que lo necesite o quiera?

Los expertos dicen que vacunando a un 30% o un 40% es suficiente y, por eso, se ha encargado esa cantidad. Además, el Ministerio ha hecho un encargo de un 10% más como reserva estratégica. Ayer, la ministra indicó que era más que probable que habría que vacunar a determinados grupos. Ella se movió en un catálogo que es muy estándar y que maneja la Organización Mundial de la Salud, pero el tema no está cerrado.

 

¿Se sabe cómo van a hacer las campañas de vacunación?

La otra vacuna es igual que la estacional, pero son dos dosis. Es el doble de trabajo para los centros de salud.

 

¿La población tendrá que desplazarse a los centros de salud o, por ejemplo, se acudirá a los colegios para vacunar a los menores de 14 años?

Cuando sepamos los grupos de población diana, definiremos la campaña. Insisto en que no está cerrado. La única dificultad es que son dos dosis y que es un porcentaje sensiblemente más alto que el de la gripe estacional. Por eso, hemos decidido vacunar de la gripe común antes este año. Va a ser un otoño de mucho trabajo sanitario. Lo cual no quiere decir que haya riesgos graves para la salud de la población.

 

¿Cómo valora la decisión de algunos países de vacunar de forma masiva a la población?

Reino Unido y Francia han hablado de vacunaciones masivas y creo que hay motivos para que lo hayan decidido así, pero también habrá que ver a la hora de la verdad si realmente lo hacen. El resto de los países de la Unión Europea se manejan como España en ese 30% o 40%, pero no en el 100%. Tendría que haber muchas razones de tipo científico y no otras, para vacunar al 100%.

 

Respecto a los colegios, ¿se descarta entonces retrasar la apertura del curso escolar de momento?

Ahora, con esta tasa de incidencia, no hay que tomar ninguna medida extraordinaria. Insisto, solo es una gripe y si hubiera que tomar alguna medida de carácter preventivo o de carácter más extraordinario, naturalmente que lo primero que vamos a mirar es la protección de la salud. Pero tampoco podemos intentar proteger alarmando, y haciendo un uso desmesurado de los recursos sanitarios que, precisamente, tienen que estar para lo que va a ser necesario.

Etiquetas