Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EN PRECAMPAÑA

Eva Almunia recita la lección

A ocho meses de las elecciones, la candidata del PSOE se prodiga por la Comunidad y no le duelen prendas a la hora de convocar actos sin descanso, pero también sin novedades.

Eva Almunia, durante su comparecencia ayer en la sede del PSOE en Zaragoza.
Eva Almunia recita la lección
OLIVER DUCH

La carrera de Eva Almunia hacia la presidencia de la DGA no entiende de festivos, ni siquiera de domingos en plenas fiestas del Pilar. Ayer se presentó ante los medios de comunicación en la sede de su partido en Zaragoza para repetir el discurso de que, pese a la austeridad, los Presupuestos Generales del Estado permitirán salir de la crisis, crecer y generar empleo.

En lo que concierne a Aragón, insistió, sin crítica alguna a los recortes y con las mismas palabras de la última semana, en que la inversión "se acomoda" al Estatuto de Autonomía y se agarró a la baza que le da el área que más domina: la educación. "Habrá más becas, más dinero para formación profesional, para abordar el fracaso escolar y el abandono temprano de los estudios", aseveró la política oscense. Recordó también que estas inversiones "suponen un 53% más que todo lo que dedicó el gobierno de José María Aznar en su última legislatura".

La secretaria de Estado de Educación y Formación Profesional se mostró cómoda en la que -recordó- es su casa y confió en volver a Aragón para Navidad, aunque no confirmó si lo hará con un cargo en el Gobierno autonómico. "Esa es una cuestión que no me corresponde a mí abordar", puntualizó para añadir después que ya fue consejera de la DGA durante ocho años y que ahora su aspiración es ser la presidenta de Aragón. "Y mientras tanto intento compaginar, con mucho esfuerzo, mi responsabilidad como candidata y como secretaria de Estado", dijo.

Antes de volver a casa, Almunia quiere dejar en Madrid bien enfocados los renovados estudios de formación profesional que -a su juicio- servirá para mejorar el empleo y la empleabilidad y animará a retomar los estudios a aquellos que los abandonaron sin titularse.

Mientras llega ese momento, y con el PSOE inmerso en la elección de candidatos, Almunia valoró el proceso desarrollado en Aragón como tranquilo, pese a haber desayunado con unas declaraciones del presidente de la Diputación de Zaragoza y secretario provincial del PSOE, Javier Lambán, en las que aseguraba que intentó abrir un debate en el partido socialista para ver cuál era el perfil idóneo para suceder a Iglesias y que se podrían haber hecho las cosas mejor. "Llevo muchos años como militante y comparando este proceso con otros que hemos tenido en el PSOE aragonés, estoy muy satisfecha de como lo hemos hecho", contestó Almunia.

Etiquetas