Aragón

GRAN SCALA

Aliaga niega la implicación de la DGA en el proyecto de motor de los promotores de Gran Scala

El consejero restó importancia a la aparición del logotipo institucional de la DGA en el dossier de presentación pero aseguró que la Comisión de Publicidad Institucional del Gobierno ya se ha dirigido a los promotores para indicarles que para usar los símbolos del Ejecutivo hay que pedir permiso primero.

El consejero de Industria del Gobierno aragonés, Arturo Aliaga, negó cualquier implicación, acuerdo o ayuda de la Diputación General de Aragón (DGA) al proyecto de motor innovador que promueven Riera&Carreras asociados, vinculados al consorcio International Leisure Development (ILD).

Ante las informaciones aparecidas hace un par de semanas en las que se vinculaba al Gobierno de Aragón con la compra del motor Rotary Mechanical Field (RFM), el Grupo Popular pidió la comparecencia del consejero para que explicara estas relaciones con algunos de los promotores del proyecto de juego y ocio de Monegros Gran Scala.

El consejero dio información detallada de la cronología del proyecto, que llegó a sus manos en junio de 2007 en forma de una petición de dos ingenieros serbios para el desarrollo, en el Parque Tecnológico de la Ciudad del Motor de Alcañiz (Teruel), de la patente de un motor de dos pistones enfrentados.

Los inventores, ante las dificultades de desarrollar su patente en Serbia por la situación política y económica, se dirigieron a Aliaga para pedirle apoyo porque, dijo el consejero, su Departamento tiene las competencias para hacerlo.

Entonces, desde la consejería se pidió a los ingenieros información sobre el desarrollo técnico del proyecto y un plan de viabilidad económica, que el consejero recibió en agosto de 2007, elaborado por Riera&Carreras y en el que aparecía el propio logotipo del Gobierno de Aragón.

La oposición se preocupó especialmente por estas dos circunstancias, pero Aliaga restó importancia, y de hecho no aclaró, la vinculación de los promotores españoles de Gran Scala con los dos ingenieros serbios.

Otros proyectos

Se limitó a explicar que en sus conversaciones con los socios de ILD para el desarrollo del complejo de ocio les habló de otros proyectos aragoneses, como la Ciudad del Motor, Pla-Za, Dinópolis o la nieve y eso les podría haber dado pie para pensar en Alcañiz como lugar en el que desarrollar otro de sus proyectos.

Aliaga insistió en que este documento, del que sólo existían cuatro copias, es confidencial, y se preguntó quién pudo vulnerar el principio de confidencialidad y filtrarlo a la prensa, aunque el portavoz del PP, José Ignacio Senao, aseguró que él tiene otro en su poder, y además el vídeo que lo acompañaba está colgado en Internet desde hace tiempo.

El consejero restó importancia a la aparición del logotipo institucional de la DGA en el dossier de presentación pero aseguró que la Comisión de Publicidad Institucional del Gobierno ya se ha dirigido a los promotores para indicarles que para usar los símbolos del Ejecutivo hay que pedir permiso primero.

Después de conocer este dossier, Aliaga se dirigió a la Cátedra de Motores de la Universidad de Zaragoza para pedir consejo sobre la viabilidad del proyecto, envió a un ingeniero aeronáutico a Serbia a probar allí el prototipo de la patente y los propios patentadores visitaron la Ciudad del Motor, aunque se muestran reacios a enviar el prototipo a Zaragoza para completar los test que el Gobierno de Aragón exige hacer antes de comprometer apoyo a la patente.

Los ingenieros serbios presentaron la solicitud oficial de ayuda a su proyecto el 15 de enero, pero Aliaga ha condicionado su concesión a la recepción del prototipo y a la realización, en la Universidad de Zaragoza, de más pruebas.

Por lo tanto, recalcó el consejero, el grado de implicación del Gobierno aragonés es nulo y sólo se está analizando la viabilidad de desarrollar una patente.

Implicación de la DGA

Senao, por su parte, se preguntó a qué nivel de implicación estaría dispuesta a llegar la Diputación General de Aragón teniendo en cuenta que en el dossier los promotores cifran en 4,8 millones de euros la cantidad necesaria para el desarrollo de la patente.

Dudó de la seriedad del proyecto, al que calificó de "motorcito", e instó a Aliaga a no perder el tiempo, el dinero y la "ilusión" de los aragoneses.

Para Chesús Yuste (CHA), lo que está en juego es la propia credibilidad del Gobierno de Aragón al conocerse que detrás del proyecto del motor, de cuya credibilidad a priori no dudó, está ILD, que ha actuado "con patente de corso" y que cree que va a tener el respaldo del Ejecutivo "para todo".

El diputado de IU, Adolfo Barrena, coincidió con el resto de representantes de la oposición en mostrar su preocupación por que unos promotores privados usen el logotipo del Gobierno y pidió al Ejecutivo que se aleje de proyectos de "tan dudosa solvencia económica y moral".

Etiquetas