Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ENERGÍA

Aliaga da por hecho que la subida del gas argelino afectará a la factura

Además, el consejero de Industria ha comunicado que en seis años se ha llevado gas a nueve poblaciones de más de 3.000 habitantes.

El consejero de Industria del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, ha avisado este jueves de que la decisión de la empresa pública argelina Sonatrach de subir el precio del suministro de gas a España, decisión autorizada por la Corte de Arbitraje de París, "seguramente repercutirá en los costes energéticos" en toda España y, por tanto, en Aragón. El 25% del gas que consume España proviene del gasoducto argelino.

En declaraciones a los medios de comunicación, minutos después de comparecer ante la Comisión de Industria de las Cortes de Aragón, Arturo Aliaga ha señalado que en la región hay unos 200.000 consumidores de gas natural, aparte de las plantas industriales de co-generación y las de generación eléctrica. "Me preocupa" la decisión de Argelia.

Aliaga ha recordado que el ministro del ramo, Miguel Sebastián, "está intentando buscar una solución". De hecho, Sebastián tiene previsto desplazarse a Argelia la semana próxima para negociar sobre el terreno la contención de la subida, según dijo ayer al diputado de CiU, Josep Sánchez-Llibre, en el Pleno del Congreso.

"Va a repercutir", ha insistido el titular de Industria, quien ha recalcado que estos aumentos "son costes para las empresas" y "para los ciudadanos", por lo que "habrá que compensar esos costes con ahorros donde se pueda". El consejero está siguiendo "muy de cerca" esta subida, acordada unilateralmente por Sonatrach.

En otro orden de cosas, Arturo Aliaga ha defendido las inspecciones periódicas que se realizan en Aragón sobre todas las instalaciones de gas y ha remarcado que "en estos años no ha habido ningún problema" con las mismas. El consejero de Industria, Comercio y Turismo, ha respondido así a una pregunta de los medios sobre el expediente abierto por la Comisión Nacional de la Competencia (CN) a la patronal del gas, Sedigas, por un supuesto acuerdo para aumentar unilateralmente los precios de las inspecciones.

Implantación del gasoducto

En su intervención ante la Comisión de Industria, Arturo Aliaga ha indicado que, de las 15 poblaciones de más de 3.000 habitantes que a finales de 2004 no tenían suministro de gas por gasoducto, sólo quedarán seis a finales de año, cifra que se reduce a cuatro de un total de 14 en el caso de los municipios de 2.000 habitantes.

El consejero ha indicado que se han puesto plantas de abastecimiento en las localidades turolenses de Sarrión y La Puebla de Valverde "para que se justifiquen unos consumos" que, posteriormente, permitan presionar para llevar un gasoducto a la zona, como ocurrió en el caso de la ciudad de Teruel, donde primero se abrió una planta satélite para después suministrar el gas desde el gasoducto que nace en Caspe (Zaragoza).

Aliaga ha indicado que "la privilegiada ubicación geográfica" permite que por el territorio aragonés discurran importantes infraestructuras de transporte de energía y ha recordado que también hay una conexión entre España y Francia a través de Aragón.

El titular de Industria ha afirmado que el Gobierno autónomo está cumpliendo el Plan Nacional de Energía, con un suficiente suministro de energía a todos los demandantes, pese a la dispersión poblacional. "A veces estas infraestructuras conllevan servidumbres en el territorio y por eso tienen contestación social", pero "son necesarias para el desarrollo", ha puntualizado Aliaga.

El consejero ha expresado que, en la actualidad, toda la demanda de energía para calefacción de las viviendas se realiza con gas y no con carbón. Aliaga ha señalado que el mix energético aragonés es "más equilibrado" que anteriormente, lo que hace que la región sea menos vulnerable.

Según Aliaga, "la energía es un vector de desarrollo económico". El consejero ha aseverado que "siempre" se debe atender la demanda de los ciudadanos.

El responsable de la política energética de Aragón ha asegurado que el carbón representa un uno por ciento del consumo de energía, mientras que las energías renovables representan "una pequeña cantidad". El gas natural representa el 26 por ciento del total y un 24 por ciento es de energía eléctrica.

El 13 por ciento de la energía primaria que se consume es carbón, si bien la mayor parte se convierte en electricidad y se exporta. El gas natural representa el 39 por ciento de la energía primaria, ha dicho Aliaga.

Reacciones de los grupos

El diputado de Chunta Aragonesista (CHA), Chesús Yuste, ha reconocido que llevar el gas natural al medio rural "favorece la vida en nuestros pueblos" al mejorar la calidad de vida y facilitar la implantación industrial.

El diputado del Partido Popular (PP), Joaquín Paricio, ha señalado que las grandes ciudades de Aragón disponen de esta fuente de energía y ahora "se trata de aprovechar" el paso de grandes gasoductos por Aragón para "el desarrollo de las industrias".

El socialista José Ramón Ibáñez ha argumentado que fijarse el objetivo de que todos los municipios de más de 3.000 habitantes tengan gas por gasoducto "es un plan muy ambicioso", al tiempo que ha opinado que el Gobierno de Aragón "lo que ha pretendido es ordenar el territorio", tras lo que ha proclamado que el Ejecutivo que preside Marcelino Iglesias tiene "sensibilidad" por el territorio.

El diputado del Partido Aragonés (PAR), Javier Callau, ha expresado que los recursos energéticos propios "pueden ser el aval" para un desarrollo económico, junto con la buena ubicación de la Comunidad Autónoma. "Aragón es una referencia" en materia energética en España y la Unión Europea (UE), ha dicho Callau, quien ha señalado que "el debate energético está abierto".

Etiquetas