Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Universidad de Zaragoza

Alertan de la grave y precaria situación de la Universidad

Diversos firmantes han señalado en un comunicado que ya no puede hacer más ajustes "sin que se resienta la calidad de este servicio público".

Imagen de archivo del aula de informática del instituto de idiomas
Los idiomas 'más exóticos' triunfan en Zaragoza
JUAN CARLOS ARCOS

La comunidad universitaria ha alertado hoy de la grave situación en la que se encuentra la Universidad de Zaragoza, que lleva "mucho tiempo conviviendo con la austeridad e, incluso, con la precariedad" y ya no puede hacer más ajustes "sin que se resienta la calidad de este servicio público".

Así lo han manifestado en un comunicado varios grupos claustrales -representantes de los tres sectores universitarios- y las secciones sindicales, quienes han enviado un "mensaje urgente" a los ciudadanos, a los partidos políticos y al Gobierno de Aragón para que su voz sea "escuchada".

La única universidad pública que tiene la sociedad aragonesa "se encuentra, en estos momentos, en una grave situación económica" y es necesario que "se respete el acuerdo de financiación, suscrito en marzo del año pasado y apoyado por todos los grupos del parlamento aragonés", afirman.

A su juicio, es necesario para que todos los trabajadores de la Universidad de Zaragoza puedan cumplir con sus obligaciones y todos los estudiantes "puedan tener la garantía de que su formación se desarrollará en condiciones dignas y con la calidad que nos viene distinguiendo".

Los firmantes del comunicado insisten en que "no es fácil para la Universidad de Zaragoza hacer más esfuerzos en la contención del gasto sin que se resienta la calidad de este servicio público", porque "no se puede ajustar lo que ya está ajustado" y "lleva mucho tiempo conviviendo con la austeridad e, incluso, con la precariedad".

Aseguran que, a pesar de la situación económica, la investigación es "puntera en numerosos ámbitos científicos", la docencia "de calidad" y el servicio técnico y administrativo "impecable y eficiente", algo que "no se ha logrado precisamente con dinero, sino con esfuerzo, sentido de la responsabilidad y vocación de servicio". Y por ello, rechazan "las críticas, veladas o confesadas, que acusan a la Universidad de Zaragoza de ineficiencia en la gestión".

En el manifiesto, hacen hincapié en que esta "alarmante" situación "no se puede enderezar mediante la subida de tasas", ya que una universidad pública "no puede compartir que se pidan más esfuerzos a la sociedad cuando los ciudadanos ya sufragan con sus impuestos y contribuciones los servicios públicos a los que tienen derecho".

La educación, formación y conocimiento que ofrece la universidad a la sociedad son "las piezas fundamentales del motor de desarrollo", que "pone en movimiento el avance de la sociedad, la creación de valor, la cohesión territorial de esta comunidad y el diseño de un futuro esperanzador", y es eso "lo que está en riesgo si el motor no recibe combustible", es decir, "si la financiación de la Universidad pública es insuficiente y precaria", advierten.

En esta situación, la Universidad de Zaragoza hace un llamamiento urgente a todos los agentes sociales y responsables públicos "para que no se invierta el orden de prioridades ni se den pasos atrás".

"Es más necesario que nunca atender las necesidades básicas de la universidad pública, puesto que la inversión en conocimiento, formación, investigación e innovación garantiza el futuro de esta región", concluyen en el comunicado.

Los firmantes del manifiesto son: Renovación Universitaria, Colectivo de Profesores, Compromiso Colectivo, Foro de Profesores de la Facultad de Economía y Empresa, EDU, CEPA, CHEN, BAU, AVANZA, UCA, OSTA, UGT Universidad PAS, UGT Universidad PDI, CC.OO. CAPAS y CSIF.

Etiquetas