Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MEDIO AMBIENTE

Alberto Contreras: "Nuestra actuación ha sido ejemplar, evitar los grandes fuegos es imposible"

El responsable de la lucha contra los incendios da explicaciones tras la segunda peor campaña en 40 años.

El director general de Gestión Forestal, Alberto Contreras, en su despacho del Pignatelli.
Alberto Contreras: "Nuestra actuación ha sido ejemplar, evitar los grandes fuegos es imposible"
JOSÉ MIGUEL MARCO

¿Por qué en apenas un mes han ardido en Aragón tantas hectáreas como en los 13 últimos años?

Fundamentalmente, por las condiciones meteorológicas: mucho calor, viento fuerte, muy poca humedad... Todos los grandes incendios se han producido en días en los que estábamos en nivel 5, el de máximo riesgo de ignición.

Pero otros veranos también han sido cálidos y secos.

No, no, no… Las condiciones meteorológicas de este año han sido distintas en Aragón, en España y en Europa. Por eso ha ardido mucha más superficie en todos sitios.

¿Pero en qué han sido distintas?

La confluencia de esos factores que he mencionado ha sido definitiva, y si a eso le añadimos una tormenta de 5.000 rayos que provocó un montón de focos simultáneos... El operativo tuvo que repartirse, y pese a eso ardieron menos hectáreas que en 1994. Eso significa que hemos mejorado, pero hay incendios que son inevitables. Los bosques mediterráneos se queman de vez en cuando, es una ley natural.

En ese episodio de múltiples fuegos surgió la pregunta de si el operativo de extinción con el que cuenta Aragón es suficiente.

Aragón nunca ha tenido un operativo mejor.

¿Pero es suficiente?

Ante circunstancias especiales como las de este verano, cuantos más medios tengamos, mejor. Pero creo que dimensionar el operativo para esas circunstancias especiales sería un gasto innecesario. Cada año en Aragón tenemos 400 incendios que en casi todos los casos se apagan rápidamente, pero hay algunos muy difíciles de sofocar. Lo que debemos hacer es aprender para que cada vez ardan menos hectáreas, pero evitar que haya grandes incendios es imposible.

Los incendios se apagan en invierno. ¿Puede decirme qué superficie de bosque se limpia cada año en Aragón?

Pues ahora no lo sé, pero las tareas de prevención no consisten solo en limpiar. En cualquier caso, hay un dato muy importante que se debe tener en cuenta: en Aragón hay 2,5 millones de hectáreas forestales, muy poco ganado que las limpie y ningún aprovechamiento maderero. Además, la Administración no puede intervenir en ellas.

Lo que está claro es que solo se limpia una mínima parte del total. ¿No cree que es necesario reforzar esa labor?

Mientras no hay incendios, todas las cuadrillas se dedican a limpiar el monte. Ya tenemos 19 que trabajan los 12 meses del año, e intentamos que el resto funcionen cada vez por más tiempo. De todas formas, el otro día un técnico calculó que para limpiar cada año todos los montes de Aragón harían falta unos 100.000 trabajadores... Nosotros aplicamos unas prioridades, pero mantener todo el bosque es imposible.

Al final es una cuestión de presupuesto, y los 30 millones de euros que destina la DGA a la lucha contra el fuego parecen poco dinero.

No. Dentro de lo que dedican las autonomías, es un presupuesto importante que se ha triplicado desde 2003. Claro que me gustaría que hubiera más dinero, y desde luego con más dinero se limpiarían más montes, pero es el Gobierno de Aragón el que tiene que decidir cuánto quiere invertir en eso. También hay que decir que el Maestrazgo es una de las zonas de Aragón que más se cuidan, con una inversión en los últimos años de 12 millones de euros, y sin embargo eso no ha evitado que haya habido nuevos incendios.

¿Cómo calificaría la labor del Departamento de Medio Ambiente en la lucha contra el fuego?

Creo sinceramente que el operativo ha actuado de forma ejemplar, y no solo el nuestro, el de todas las administraciones. Estoy muy orgulloso de su esfuerzo y de su tesón. ¿Qué hay cosas mejorables? Seguro. Por eso de cada incendio intentamos aprender para mejorar.

En todos los grandes fuegos suele lloverles alguna crítica.

La gente a veces habla sin tener una visión global del incendio. Ve que se está quemando el monte de su pueblo y se queja, es normal, pero lo que no sabe es que igual en ese momento no hay medios porque los estamos concentrando en otro punto crítico para que el incendio no salte a otra zona con miles de hectáreas de bosque. Nuestros criterios de actuación, por este orden, son siempre los mismos: salvar las vidas humanas, evitar la destrucción de bienes y minimizar la superficie forestal quemada.

Pero el alcalde de Valmadrid denunció que los medios de extinción aparecieron a las tres horas.

Eso no es verdad, y lo hablé con él. El primer medio terrestre llegó al lugar del fuego a los 5 minutos y la primera cuadrilla helitransportada, la de Brea, a los 23.

¿Se sabe ya si ese incendio y el de Mequinenza los provocaron las quemas agrícolas?

Todavía no se ha establecido la causa, se sigue investigando.

¿Y qué me puede decir de las causas del fuego de San Gregorio?

Que nos ofrecimos por escrito para investigar y nos contestaron que no hacía falta porque está en manos del Seprona y la Fiscalía. Yo sé qué paso, pero no lo puedo decir.

¿Cómo calificaría la actuación del Ministerio de Defensa?

No sé si puedo calificarla, pero puedo explicar cómo transcurrieron los hechos. El incendio se detectó en torno a las 13.20, y desde ese momento nuestros medios estuvieron a las puertas del campo de maniobras. A las 15.45 nos dieron autorización para asesorarles, y el permiso para entrar no llegó hasta las 18.05. A esa hora, el fuego ya se había ido por todos los frentes y era muy virulento.

¿Tendrían que haberles dejado entrar ante?

Sí. Esas cinco horas eran vitales para atajar el fuego.

¿Por qué no se centraron los esfuerzos en evitar que el incendio saliera del campo de maniobras?

Porque un incendio que avanza de forma virulenta con varios kilómetros de frente es imposible de parar, y menos en un perímetro tan grande como el de San Gregorio.

Ese campo de maniobras es un 'marrón' para ustedes.

Es un obstáculo y un peligro.

Etiquetas