Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

LA CIUDAD DEL MOTOR

"Ahora, con la Ciudad del Motor, el desdoblamiento de la N-232 es aún más urgente"

Políticos y deportistas coinciden en que el circuito no despegará definitivamente hasta que no tenga mejores infraestructuras

Motorland va a ser un importante revulsivo para el desarrollo socieconómico del Bajo Aragón e incluso del resto de la provincia de Teruel, pero no podrá despegar definitivamente hasta que la N-232 se desdoble desde Zaragoza hasta el Mediterráneo. Ese fue el mensaje más repetido ayer entre los invitados a la inauguración del nuevo circuito de velocidad que la DGA ha impulsado en Alcañiz.

 

"Esperamos que a partir de ahora se agilice el desdoblamiento de la A-68 hasta Alcañiz, para que esta infraestructura sea por fin una realidad", señaló la alcaldesa de la localidad, Amor Pascual. Tras hacer una valoración positiva de este fin de semana de estreno, la primera edil hizo un llamamiento a las administraciones públicas para conseguir que se lleven a cabo "unas obras que el municipio lleva mucho tiempo esperando".

 

"Desde hace años hemos dicho que en el Bajo Aragón va a haber un antes y un después de Motorland -sostuvo por su parte el presidente de la comarca, Víctor Angosto-. Es un proyecto que va a asentar población, va a crear puestos de trabajo y va a suponer una inyección económica para el territorio, pero precisamente por eso es todavía más urgente el desdoblamiento de la nacional".

 

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Teruel, Jesús Blasco, se mostró confiado en que las distintas instalaciones de la Ciudad del Motor marquen "un antes y un después" para toda la provincia, aunque destacó que todavía falta "darle un empujón". "Motorland necesita mejores infraestructuras, y me refiero sobre todo a las comunicaciones -sostuvo-. Este proyecto puede ayudar a que lleguen nuevas empresas, pero sobre todo va a crear nuevas oportunidades para la gente de Teruel y hay que seguir trabajando para crear las mejores condiciones posibles para ello".

Desde el mundo del motor, el presidente de la Federación Española de Automovilismo, el aragonés Carlos Gracia, también coincidió en que ahora los esfuerzos deben centrarse en dotar al nuevo circuito de mejores accesos y más equipamientos. "En mis 25 años en la Federación he inaugurado muchas instalaciones, y desde luego esta es de las más punteras -aseguró-. Nosotros vamos a trabajar para traer a Alcañiz eventos del máximo nivel, pero además hace falta mejorar las comunicaciones con Zaragoza y con el Levante y que haya más hoteles".

 

Incluso el piloto de Fórmula 1 Pedro Martínez de la Rosa avisó de que hay que seguir trabajando duro. "Esto es el principio de un largo camino, que nadie se piense que todo está hecho", comentó tras dar unas vueltas de exhibición a la pista.

Sin problemas en los accesos

El estreno del nuevo circuito de velocidad de Alcañiz se solventó sin grandes trastornos en lo que a accesos se refiere. El completo dispositivo elaborado por la Jefatura Provincial de Teruel, unido a una afluencia de público moderada y, sobre todo, escalonada, permitieron alcanzar las instalaciones de Motorland sin mayores problemas. La Guardia Civil controló las diferentes vías de entrada. Varios kilómetros antes de llegar al circuito se colocaron conos de separación entre carriles que regularon la circulación.

 

Sin embargo, todavía eran evidentes los trabajos que durante este mes se deben llevar a cabo para tener todo listo para la verdadera prueba de fuego, que tendrá lugar el próximo mes de octubre con la llegada de las World Series de Renault. Los organizadores esperan que en esta cita se reúnan en Motorland más de 40.000 personas, todo un reto que a priori presenta serias dudas en cuanto a la fluidez de los vehículos.

 

No en vano, durante este fin de semana no se han superado los 15.000 asistentes que, además, iban y venían sin horario fijo. En un gran premio de envergadura, todas las entradas y salidas se concentran en momentos muy concretos del día, lo que pondrá a prueba la coordinación y la capacidad de asimilación de vehículos del circuito.

Etiquetas