Aragón

SALUD

Los primeros medicamentos monodosis llegan con cuentagotas a las farmacias

Su dispensación por ahora está siendo más bien escasa o nula, ya que apenas hay médicos que prescriben estos formatos, cuyo objetivo es ahorrar en la factura sanitaria.

Algunas farmacias ya cuentan con las primeras unidosis.
Los primeros medicamentos monodosis llegan con cuentagotas a las farmacias
ESTHER CASAS

Las primeras monodosis, por fin, han llegado a las farmacias aragonesas. Aunque no de forma generalizada, algunas boticas ya cuentan con formatos de estos nuevos medicamentos: ibuprofeno (400 y 600 miligramos) y paracetamol (de 650 y un gramo). Sin embargo, su dispensación está siendo más bien escasa o nula, ya que los médicos apenas han comenzado a prescribir por unidosis.

A pesar de que la ministra de Sanidad, Leire Pajín, aseguró que las monodosis estarían en las boticas hace dos semanas, los almacenes de distribución que surten a la Comunidad aragonesa no contaban con este tipo de medicamentos hasta hace unos días. En estos momentos, algunos establecimientos que lo habían solicitado con anterioridad, disponen de algunos de estos nuevos envases.

A las farmacias llegan en cajas de 100, aunque solo se cuenta con 30 prospectos. «Se ha hecho un cálculo de tres dosis por receta más o menos y por eso, no hay más prospectos», explicó Antonio Bueno, vocal de Oficina de Farmacia del Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza y titular de un establecimiento en Torrero.

Las monodosis se distribuyen a los pacientes en sobres individualizados, donde se indica su composición y su caducidad. En una misma receta se pueden prescribir seis unidades como máximo. Los expertos coinciden en señalar que hubiera resultado más útil adaptar a este nuevo formato otros medicamentos, como antibióticos o antigástricos. «Las unidosis de ibuprofeno y paracetamol están destinadas a pacientes agudos. A patologías, como anginas, procesos catarrales, lumbalgias...», precisó Bueno.

Aragón reduce la factura

Una de las cuestiones que más se ha debatido entre los profesionales sanitarios es si la venta de monodosis supondrá un ahorro económico real en la factura del Salud. «Creo que es más por un uso racional del medicamento», puntualizó el farmacéutico.

Hay que recordar que la factura farmacéutica de Aragón asciende a más de 375 millones de euros (casi un millón de euros al día). No obstante, según los últimos datos, la Comunidad aragonesa es la que más ha reducido el gasto en esta materia.

El director de Coordinación Asistencial del Salud, Pascual Moreno, explicó ayer que uno de los principales motivos que había originado estas buenas cifras es la dispensación por principio activo. Ante las críticas generadas por algunos médicos por este motivo, recalcó que se respeta la libertad de prescripción y que la propia Organización Mundial de la Salud recomienda esta práctica. Aragón supera el 20% de recetas de medicamentos sin 'marca comercial'.

Etiquetas