Aragón
Suscríbete

Aragón tendrá lista la renovación de su red autonómica de carreteras en la primavera de 2027

El consejero de Fomento firma los contratos con las contratistas que asumirán las obras, valoradas en 630 millones, y conservarán durante 25 años los 1.700 kilómetros que concentran el 65% del tráfico.

El consejero Octavio López ha pedido a su antecesor José Luis Soro que subiera al escenario como reconocimiento a su labor en el anterior Ejecutivo.
El consejero Octavio López ha pedido a su antecesor José Luis Soro que subiera al escenario como reconocimiento a su labor en el anterior Ejecutivo.
Guillermo Mestre

Aragón ha iniciado la cuenta atrás para acabar con el abandono histórico de su red viaria autonómica y abandonar así el "farolillo rojo" del país. El consejero de Fomento, Octavio López, ha formalizado este miércoles la firma de los contratos con las once concesionarias que se encargarán de renovar a partir de finales de agosto de más de medio centenar de vías que constituyen la red básica, la que soporta el 65% del tráfico anual. Su puesta en servicio será una realidad en la primavera de 2027 tras una inversión inicial de 630 millones de euros, y las mismas empresas se encargarán de su conservación durante 25 años, que supondrá una inyección adicional de 2.608 millones. 

Octavio López ha pedido "paciencia" a los usuarios por las molestias que generarán las obras durante los dos próximos años y medio y les garantizó que el cambio será radical. Ha asegurado que no solo se ganará en una "mayor seguridad y confort", sino que se reducirán los ratios de consumo y desgaste de sus vehículos al actuar sobre 1.769 kilómetros, el 30% de la red aragonesa.

El consejero ha aludido al "momento dulce" que vive Aragón por la captación de grandes inversiones y se ha mostrado convencido de que el desarrollo industrial y logístico va a "resituar a la Comunidad en el mapa nacional e internacional". Por ello, ha subrayado la importancia de acompasarlo con la mejora de las infraestructuras que comunican las tres provincias. "Por eso, la renovación de las carreteras es más oportuna que nunca", ha apostillado.

Su puesta en marcha condicionará en buena medida el presupuesto de la Consejería de Fomento, ya que la Dirección General de Carreteras deberá duplicar con creces la partida. Solo para pagar los nuevos contratos habrá que presupuestar anualmente 131,2 millones extra, que se abonarán a partir del momento en que acabe la renovación inicial en 2027. Esta asignación será creciente, lo que da una idea del esfuerzo presupuestario ya comprometido, sin contar las actuaciones que puedan hacerse en las vías secundarias, las más abandonadas, de forma directa por la DGA.

El consejero Octavio López ha aludido al "momento dulce" que vive Aragón por la captación de grandes inversiones.
El consejero Octavio López ha aludido al "momento dulce" que vive Aragón por la captación de grandes inversiones.
Guillermo Mestre

Las empresas ya constituyeron las sociedades concesionarias,  han cerrado la financiación con bancos y fondos de inversión e incluso adelantado la redacción de los proyectos, por lo que no tendrán que agotar los cuatro meses que tienen de plazo, aunque la DGA requerirá un mes para revisarlos. Esto permitirá iniciar las obras entre finales de agosto y principios de septiembre con las actuaciones más sencillas, los llamados refuerzos de firme.

A los 10 lotes -denominados itinerarios-para la mejora y conservación de la red básica autonómica se une otro específico para el desdoblamiento previsto de la A-127, entre Tauste y Ejea de los Caballeros. Los casi cien millones requeridos representan una sexta parte de la inversión total, que también incluye la mejora de las variantes de Monzón, Binéfar, Sariñena, Sástago, Valderrobres y Mora de Rubielos. El grueso de la cuantía se destinará a acondicionamientos integrales, refuerzos de firme y renovación de las barreras de seguridad y la señalización de tráfico, que incluye tanto las marcas viales del firme como las verticales.

En un gesto nada común, ha agradecido el trabajo de todo el equipo de Carreteras por hacer posible la formalización de los contratos y ha reconocido el papel de su predecesor, José Luis Soro, que dejó lanzada la mayor contratación de la historia de la Comunidad.

El consejero de Fomento no ha perdido la oportunidad para exigir al Gobierno central que "arrime el hombro", acelerando el ritmo "mortecino" que afectan a las obras para desdoblar la A-23 entre Lanave y Sabiñánigo y en diferentes tramos de la A-68. "Además, pedimos al Ministerio de Transportes que reconsidere la decisión de rebajar la prometida autovía A-25 a una carretera de tres carriles. No atender estas legítimas reivindicaciones sería poner palos en la rueda al despegue económico y social que vive Aragón", ha aseverado.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión