Aragón
Suscríbete

Antonio Plano, alcalde de Uncastillo, torturado y fusilado en la Guerra Civil, recibe un entierro digno

La vicepresidenta, Teresa Ladrero, y el diputado de Memoria Democrática, Rubén Estévez, han asistido este domingo al homenaje al político socialista en el cementerio de la localidad.

Homenaje a Antonio Plano, alcalde de Uncastillo y vicepresidente de la DPZ fusilado al inicio de la Guerra Civil
Homenaje a Antonio Plano, alcalde de Uncastillo y vicepresidente de la DPZ fusilado al inicio de la Guerra Civil
DPZ

La Diputación de Zaragoza se ha sumado esta mañana a un solemne y emotivo homenaje a Antonio Plano, alcalde de Uncastillo y vicepresidente de la DPZ que fue torturado y fusilado en su pueblo, delante de sus vecinos y vecinas, al inicio de la Guerra Civil. La vicepresidenta, Teresa Ladrero, y el diputado delegado de Memoria Democrática, Rubén Estévez, han asistido al entierro de los restos del político y sindicalista socialista en el cementerio de la localidad cincovillesa.

“Hoy por fin se ha hecho justicia con un servidor público al que asesinaron brutalmente por defender sus ideales políticos y por trabajar por una España mejor y más justa. Este homenaje no compensa todo el horror que vivió Antonio Plano y todo el dolor que ha sufrido su familia durante décadas, pero hemos dado un nuevo paso adelante en ese camino que no tiene marcha atrás por la memoria, la dignidad y la justicia para las víctimas”, ha destacado Ladrero, quien ha vuelto a garantizar el compromiso de la Diputación de Zaragoza con todas las iniciativas de reparación. “Ahora más que nunca estamos comprometidos con la memoria democrática y no daremos ni un paso atrás por muchas trabas que nos pongan los gobiernos de la derecha y la ultraderecha”, ha insistido la vicepresidenta.

Por su parte, el diputado delegado de Memoria Democrática ha recordado que Antonio Plano “fue asesinado por el fascismo por defender la República, la libertad y la justicia”. “Gracias al movimiento memorialista, y concretamente a la asociación Charata de Uncastillo, por fin ha podido ser enterrado dignamente tras tras un proceso de inhumación que fue financiado por la Diputación de Zaragoza a través de sus ayudas para iniciativas de memoria histórica", ha subrayado Estévez recordando que este año esa línea de subvenciones ha duplicado su cuantía hasta los 400.000 euros para reforzar el apoyo a las entidades memorialistas.

En mayo de 2023, la asociación Charata para la recuperación de la memoria histórica de Uncastillo y el Equipo Arqueológico Forense de Aragón llevó a cabo la exhumación de los restos de Antonio Plano a petición de sus familiares. La intervención, financiada con fondos de la Diputación de Zaragoza a través de su plan de ayudas para las entidades memoristalistas, permitió el hallazgo de la fosa en el lugar señalado por la familia, donde se recuperó el cuerpo de un varón con una edad comprendida entre 33 y 46 años. El individuo presentaba una muerte violenta por múltiples impactos de proyectiles de arma de fuego, recogiéndose hasta 16 balas y 4 casquillos de arma corta, además de una fractura en la tibia derecha realizada con un arma contundente.

Casi un año después, esta mañana los restos de Antonio Plano han sido enterrados en un sencillo homenaje organizado por la asociación Charata al que también han asistido sus nietos y bisnietos; representantes de diversas entidades memorialistas; el delegado del Gobierno en Aragón, Fernando Beltrán; la alcaldesa de Uncastillo, Teresa Pueyo; el presidente de la Comarca de las Cinco Villas, Santos Navarro; y vecinos y ediles tanto de Uncastillo como de otros municipios de la zona.

Alcalde, sindicalista, diputado provincial y vicepresidente de la DPZ

Antonio Plano Aznárez nació en Uncastillo el 24 de mayo de 1896, fue fundador en 1919 de la Agrupación Obrera Socialista de Uncastillo y posteriormente de la UGT local. La victoria electoral el 12 de abril de 1931 le llevó a la alcaldía de su pueblo y días después fue designado diputado provincial. Tras la huelga general revolucionaria convocada por la UGT para el 5 de octubre de 1934, el Ayuntamiento de Uncastillo fue destituido por orden gubernativa y Plano llegó a ser condenado a muerte, pero después de la victoria del Frente Popular en febrero de 1936 fue aministiado y recuperó la alcaldía. A principios de marzo fue nombrado vicepresidente de la Diputación de Zaragoza. Tras el golpe de Estado fue detenido en Zaragoza y llevado a Uncastillo por un grupo de falangistas. Lo fusilaron públicamente el 5 de octubre de 1936, en los primeros meses de la Guerra Civil, tras haberle torturado.

Antonio Plano fue una de las 14 víctimas de la Diputación de Zaragoza fusiladas durante la Guerra Civil. Corrieron la misma suerte que él el presidente, Manuel Pérez Lizano; los diputados provinciales Bernardo Aladrén Monterde, Joaquín Borao Cuenca, Fermín Corella León, Enrique Mínguez Bello, Antonio Ruiz García y Jenaro Sánchez Remiro; y los trabajadores Nicolás Artal París, Mariano Belber Bolea, Prudencio Bueno Pascual, Celestino González Lafoz, Manuel Hormigó Sánchez y Manuel Lacruz Novellón.

Todos ellos fueron homenajeados por la DPZ en un solemene acto celebrado en el palacio de Sástago en 2015. Un año después, la Diputación de Zaragoza inauguró el memorial que desde entonces les recuerda en el Jardín de la Memoria del palacio provincial.

Además, en el año 2005 la Institución Fernando el Católico (IFC) de la DPZ editó una biografía política de Antonio Plano escrita por el historiador Víctor Lucea. El libro se titula “Dispuestos a intervenir en política’. Don Antonio Plano Aznárez:

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión