Aragón
Suscríbete

sanidad

Los centros de salud de Aragón tienen 140 vacantes médicas sin cubrir, 80 de ellas en atención continuada

Coincidiendo con el Día de la Atención Primaria, el consejero de Sanidad reconoce que se trabaja en un modelo organizativo para "no quemar a los profesionales", que deben garantizar la asistencia.

El consejero Bancalero, junto a la alcaldesa de Utebo, a la responsable de Atención Primaria y a la gerente del Salud.
El consejero Bancalero, junto a la alcaldesa de Utebo, a la responsable de Atención Primaria y a la gerente del Salud.
Guillermo Mestre

La atención primaria en Aragón está en una "situación límite". Así lo reconocen los profesionales médicos y los corrobora el consejero de Sanidad, José Luis Bancalero, coincidiendo con el día dedicado a este nivel asistencial. Muchos son los problemas que amenazan al sistema, como la falta de facultativos: el relevo generacional no garantiza el reemplazo, ante la elevada ola de jubilaciones. A esto se une la escasa cobertura de puestos de Médico de Atención Continuada (MAC). Y, en este escenario, el Departamento ha alertado de que hay 140 plazas de médicos de atención primaria sin cubrir en la Comunidad, 80 de ellas en atención continuada.

Bancalero ha acudido este viernes a la presentación de la ampliación del centro de salud de Utebo, para ganar más consultas. Respecto al déficit de médicos ha señalado que "es muy complicado" poder cubrir las vacantes. De ahí, ha añadido, que la Consejería trabaje en "un modelo organizativo que cubra todas las necesidades asistenciales de todo Aragón". Y eso, ha apuntado: "Teniendo en cuenta que los profesionales tienen derecho a descansar y si los quemamos se nos marcharán y perderemos calidad asistencial".

Se ha referido en concreto a la modificación del mapa sanitario, aprobado hace 40 años, para adaptarlo a la realidad demográfica y social de la Comunidad, y a la reorganización de los puntos de atención continuada. Sanidad presentó a sindicatos y colegios profesionales un borrador que pasaba por unificar los PAC en Zaragoza capital en los centros de especialidades, y el PAC Pirineos de Huesca, en el Hospital Sagrado Corazón de Jesús. La idea es actuar también sobre la atención continuada rural: "No podemos seguir manteniendo la atención continuada del sistema aragonés como lo hacemos, a base del esfuerzo titánico de nuestros profesionales. Eso tiene un recorrido muy corto, tanto asistencial como profesional". La falta de MAC hace que en muchas localidades sean los profesionales del equipo de atención primaria los que cubren las guardias, con la sobrecarga de trabajo que eso implica.

Ha aprovechado el Día de la Atención Primaria para transmitir su "apoyo y reconocimiento" a los profesionales sanitarios que trabajan en un nivel asistencial que es el "elemento vertebrador del Sistema Nacional de Salud". Hay, ha resumido, más de 3.000 profesionales de todas las categorías en el ámbito de la atención primaria. Y en total, en Aragón, se superan los 10,5 millones de consultas e intervenciones sanitarias desde estos equipos. 

La atención primaria está en una "situación límite": "Han pasado seis ministros con este Gobierno central y ninguno ha atendido las peticiones de las comunidades". En este sentido, ha reiterado que "es necesario ampliar las plazas mir": "Consideramos que sería necesaria una convocatoria extraordinaria de mínimo 1.000 plazas de mir de Medicina Familiar y Comunitaria para atender las necesidades de la población". En la adjudicación de plazas que lleva a cabo el Ministerio hasta el 19 de abril se ofertan en toda España 2.492 plazas mir de Familiar y Comunitaria, 82 de ellas en Aragón.

"Aragón tiene los mismos problemas que todo el territorio nacional" y "hay que visibilizar la importancia de esta especialidad, implementando una asignatura completa de esta disciplina médica" en las Universidades, ha mencionado. Ha lanzado también un mensaje a la ciudadanía: "Hay que cuidar de los profesionales y no abusar del sistema sanitario". "Tenemos un modelo que se ha quedado anticuado y hay que darle una vuelta". 

Bancalero ha recordado también que se va a publicar la orden para fidelizar a los residentes y atraer talento. El documento permitiría, ha recordado, poder garantizar la asistencia también en verano, antes de que los mir de Familia que empezaron su formación en 2020 concluyan este periodo. Este año, de forma excepcional, por haber empezado más tarde por la pandemia de covid, finalizarán en septiembre. 

Esta orden ofrecerá incentivos laborales, económicos, sociales y formativos a los residentes que se queden a trabajar en centros de difícil cobertura. Ha negado que exista un "agravio comparativo" con los profesionales que ya trabajan en esas zonas básicas de salud, aunque, ha dicho, "puede haber diferencias": "En la orden hay una disposición adicional, mediante la cual si esta medida da resultado estamos abiertos a ampliarla al resto de profesionales".

Entre otras iniciativas, ha señalado que hay que estudiar las consultas de apoyo, que se abrieron hace un año para reducir las demoras en los centros de salud: "Hasta el día de hoy no se han conseguido los resultados esperados, es hora de ver qué ocurre y hablar con profesionales para que aporten qué medidas consideran que podrían mejorar".

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión