Aragón
Suscríbete por 1€

Opinión

El ‘solo sí es sí’ y los agresores excarcelados

OPINIÓNACTUALIZADA 17/11/2022 A LAS 05:00
La ministra de Igualdad, Irene Montero
La ministra de Igualdad, Irene Montero
J.J.Guillen

No somos conscientes de la importancia de las leyes hasta que nos vemos obligados a recurrir a ellas. Nos fiamos tanto del legislador que le dejamos hacer hasta que, al abrir los ojos, comprobamos que de las mejores intenciones puede emanar el mayor de los fiascos. Ocurrió en Aragón con una ley de actualización de derechos históricos que se fraguó con tal pasión nacionalista que el Constitucional corrigió los mil y un desatinos. Con peores consecuencias sufrimos ahora el error de Irene Montero.

Escuchamos desde hace cuatro años que el 'solo sí es sí' reforzará la protección a las víctimas de abusos sexuales frente a agresores y ‘manadas’. Pero enredados en debates estériles sobre quién guarda mejor la esencia del feminismo, olvidaron sus señorías que debían ofrecer garantías jurídicas a las víctimas, y con su ley abren la puerta a que agresores sexuales abandonen antes la cárcel.

Errar es humano, rectificar de sabios. Así que no solo preocupa la errática política de Igualdad de Montero sino también, y quizá más, su falta de humildad. Incapaz de enmendar tamaño dislate, acusa a los jueces, "machistas y fachas" (les llama), de no saber interpretar la ley; obviando los años de trabajo que han invertido en aprender. Muchos más de los que se necesita para ser ministra.

Correspondería al PSOE de Pedro Sánchez, si los esfuerzos por reformar delitos (sedición, quizá también malversación) para contentar al independentismo catalán le dejan, enmendar la plana a su socio de Gobierno. Por el respeto a la Justicia y, sobre todo, a las víctimas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión