Aragón
Suscríbete por 1€

El Gobierno de Aragón recauda 2.708 millones en nueve meses, 734 de ellos por cifras récord en los tributos cedidos

Sucesiones, Patrimonio, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados superan ya su previsión de ingresos para 2022.

Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.
Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón.
Guillermo Mestre

La recaudación por los impuestos cedidos se dispara en Aragón. De enero a septiembre, el Ejecutivo autonómico ha ingresado por ellos 734 millones de euros, la cifra más alta de los cinco últimos años. Tan intenso es el ritmo de crecimiento que, en solo nueve meses, se han tramitado facturas por valor de la cantidad total presupuestada en Sucesiones, Patrimonio, Transmisiones Patrimoniales y en Actos Jurídicos Documentados. 

Aunque estos impuestos van al alza, los ingresos por IVA caen en 159 millones (pasan de 835 millones en 2021 a 676 en lo que va de año), una contracción que genera una caída global en la recaudación respecto a 2021 de 113 millones en el dinero que reportan a las arcas autonómicas las tasas y los impuestos directos e indirectos.

Continúan siendo Sucesiones y Transmisiones Patrimoniales los tributos que están registrando un mayor aumento. Por el impacto de la covid, que motivó una moratoria en el pago en 2020, la recaudación ha pasado en dos años de 55,8 millones a los 123. Muy por encima se sitúa, también, de 2018 y 2019, donde de enero a septiembre se alcanzaron 92 millones y 75,7, respectivamente.

Es Transmisiones Patrimoniales, que grava la compra de viviendas o coches de segunda mano, el que experimenta la mayor subida. Con 134 millones en derechos reconocidos netos, y 127 ya recaudados, se incrementa un 20% en un solo año.

Crece, también, Patrimonio, que se aplica a partir de 400.000 euros situando a Aragón entre las comunidades más gravosas. Ya ha reportado a las arcas autonómicas 57,1 millones. En Actos Jurídicos Documentados, con un tipo del 1,5%, el más elevado, se llega a 53,7 millones ingresados.

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) impide que la recaudación total por impuestos y tasas, 2.708 millones, supere la de 2021 (2.821) y hace que se quede incluso por debajo de la que se registró en los nueve primeros meses del año de 2020 (2.793). Se trata de dos ejercicios atípicos, ya que las entregas a cuenta del Estado a las autonomías por IRPF y por IVA estuvieron infladas para ayudarlas a afrontar con garantías los gastos extra por la covid.

El Ministerio de Hacienda accedió en uno de los Consejos de Política Fiscal y Financiera (CPFF) a ‘perdonar’ a las comunidades la liquidación negativa de 2020. Y la forma de hacerlo tiene una influencia directa en la recaudación. El Estado ‘resta’ la liquidación negativa de 2020 de los ingresos por IVA que recibe Aragón en 2022, y se los devuelve a través de una transferencia corriente, según explicaron desde la DGA. Así, aunque no merma los fondos de las arcas autonómicas, parece que la recaudación por impuestos es menor.

No ocurre lo mismo en los ingresos por IRPF, que mantienen una tendencia ascendente. Solo en 2020 se superaron los 1.170 millones de euros recaudados este año por el tributo que más ingresos reporta a la Administración autonómica.

En el otro lado de la balanza se sitúan, a estas alturas del año, los Impuestos Especiales, que gravan las bebidas, el tabaco y los hidrocarburos, por los que se han ingresado 372 millones, la menor cifra en cinco años. Y el Impuesto de Contaminación de las Aguas (ahora IMAR), que cae en cuatro millones de euros (23,8).

El escenario fiscal podría variar con la reforma que se ha comprometido a sacar adelante el cuatripatito (PSOE, PAR, Podemos y CHA). La oposición (PP, Cs y Vox) insiste en que se aplique una deflactación del IRPF. Si se aceptara para rentas inferiores a 60.000 euros, implicaría un recorte en los ingresos de 140 millones. Por eso Hacienda se lo está pensando.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión