Aragón
Suscríbete por 1€

sanidad

Los expertos avisan del alza de la covid en invierno mientras la red de vigilancia sigue sin activarse en Aragón

Aragón tiene hasta marzo para que médicos centinela tomen muestras a los pacientes respiratorios y así, al igual que en la gripe, ver la evolución del virus.

En centros de salud como el de La Bombarda ha dado comienzo la vacunación de los mayores de 80 años de covid y gripe por su especial vulnerabilidad.
Imagen de archivo de la vacunación de covid y gripe en mayores de 80 años.
Guillermo Mestre

Los expertos alertan de un previsible incremento de los contagios de coronavirus con la llegada del invierno, la escasa ventilación a consecuencia de las medidas de ahorro energético y la expansión de la variante BQ.1, que el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias prevé que sea mayoritaria en Europa a finales del próximo mes. A pesar de las buenas temperaturas, la última semana ya se apreció un aumento de la incidencia en Aragón. Y se produjo cuando la Comunidad aún no ha activado la red centinela de la covid con la que se pretende hacer un seguimiento de la evolución del virus, similar al de la gripe. Este mecanismo tendrá que estar en funcionamiento antes de marzo de 2023.

"Cuando se ponga en marcha, será representativo de la población general y no solo de las personas mayores, que es como se está evaluando ahora la situación", puntualiza el epidemiólogo Nacho de Blas, quien recuerda que habrá una serie de médicos que, cuando tengan un paciente con cuadro respiratorio, le tomarán muestras para conocer su origen. El Ministerio de Sanidad ya ofrece esta información y, en la última semana, las incidencias más elevadas entre los pacientes que llegan a Atención Primaria se dieron entre mayores de 65 años (112,1 casos) y menores de 4 años (82,7).

En Aragón, de momento, solo se mantiene el actual sistema de control, centrado en las personas más vulnerables. Y, durante la última semana, se apreciaron los primeros incrementos al alcanzarse los 70,9 casos por cada 100.000 habitantes a siete días frente a los 37,2 de hace un mes. "Lo lógico, tras el Pilar, es que suba un poco más", recalca De Blas, aunque reconoce que el buen tiempo está favoreciendo las actividades al aire libre y la ventilación. "En Alemania, donde ya ha habido una ola de frío, se ha disparado", ejemplifica.

Su sensación es que aquí también acabará subiendo, aunque no prevé que se llegue a la situación del año pasado, puesto que existe un "mejor manejo" de los casos y "muchos de los más susceptibles ya han fallecido". Explica que habrá que estar atentos al volumen de hospitalizados, aunque, de momento, fuentes del Hospital Universitario Miguel Servet indicaron que no hay presión asistencial.

Por su parte, Juan José Badiola, director Centro de Encefalopatías y Enfermedades Transmisibles Emergentes de la Universidad de Zaragoza, señala que es "bastante probable" que se produzca un aumento "notable" de casos de covid cuando bajen las temperaturas, se incremente la humedad y se registren mayores rachas de viento. Esto hará que "la gente esté más tiempo en espacios cerrados, mal ventilados, sin usar mascarilla y con un nivel de inmunidad cada vez más bajo".

La importancia de ventilar

Preocupa y mucho la falta de ventilación que se prevé para este invierno. "Abrir las ventanas cuesta dinero. En sí que haga frío, los comercios cerrarán las puertas para conservar el calor porque tampoco te dejan subir la calefacción", recuerda De Blas. Una sensación que también tiene Badiola y ante la que recomienda que se ventile "durante un tiempo razonable y ajustado al volumen del espacio".

Por todo ello, abogaron por la responsabilidad individual y mantener la mascarilla en el transporte público, donde viajan muchas personas mayores. También la consejera de Sanidad, Sira Repollés, se mostró la semana pasada favorable a continuar usándola, siguiendo lo manifestado por la Ponencia de Alertas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión