Aragón
Suscríbete por 1€

Dientes de dragón para calmar el tráfico en Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza tiene previsto pintar en el asfalto de la calle de Pedro Porter una nueva señalización que ‘estrecha’ la calzada para reducir la velocidad.

Señalización de ‘dientes de dragón’ en una travesía de Burgos.
Señalización de ‘dientes de dragón’ en una travesía de Burgos.
MITMA

Hace tiempo que se habla en Zaragoza de la necesidad de ‘calmar’ el tráfico, es decir, idear fórmulas para reducir la velocidad de los vehículos que transitan por la vía pública: entornos más seguros, menos siniestralidad y víctimas, menos ruidos y una reducción de la contaminación. Y lo último de lo último en la materia tiene forma de triángulo: la Dirección General de Tráfico (DGT) ha autorizado los denominados ‘dientes de dragón’, como los que se ven en la fotografía situada sobre estas líneas, o las líneas de borde quebradas, que tienen una forma parecida. El objetivo es dar la sensación de que se estrecha la calzada y lograr que el conductor levante el pie del acelerador.

Tras probarse de forma experimental en Burgos el pasado mes de septiembre, la Dirección General de Tráfico quiere extender esta solución.El Ayuntamiento de Zaragoza, que ya está aplicando otras medidas de calmado de tráfico en la ciudad, va a utilizar esta alternativa de modo experimental en la calle de Pedro Porter, en el barrio de Oliver. Es una calle que confluye en San Alberto Magno y en la carrera de la Camisera, que acaban de estrenar conexión con el barrio de Miralbueno a través de Sergio López Saz. Está previsto que las señales se pinten este domingo por la noche. Se actuará en el tramo situado en la zona más ancha de la calle.

La concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, explicó que "el objetivo es dar la sensación de que la calzada se estrecha para avisar de que es una zona en la que no se puede correr y que los coches no cojan demasiada velocidad". "El Ayuntamiento está en contacto siempre con la DGT para incorporar en Zaragoza las últimas innovaciones. Vamos a probar esta señalización y si resulta práctico lo colocaremos en otras calles que Movilidad o Policía Local estimen oportuno", declaró.

Del ciclocarril a las 'chicanes'

Chueca recordó otros proyectos de señalización horizontal que ha puesto en marcha el Ayuntamiento con la DGT. Uno fueron los ciclocarriles, por los que solo se puede transitar a 30 kilómetros por hora para facilitar la circulación de bicicletas. Por otro lado están los aparcamientos para motos y patinetes en calzada y despejar las aceras.

Además de los ciclocarriles y estos ‘dientes de dragón’, Zaragoza ha impulsado diversas soluciones para bajar la velocidad.De hecho fue una de las primeras ciudades que limitó a 30 kilómetros por hora la velocidad de circulación en calles de un carril. Las calles a cota cero, como don Jaime I, o la construcción de curvas o ‘chicanes’, como en Santiago Lapuente o Predicadores, han sido otras soluciones pensadas con un único objetivo: circular un poco más despacio y lograr una ciudad más amable.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión