Aragón
Suscríbete por 1€

PREMIOS HERALDO | MOMPEÓN MOTOS

Federico Jiménez Losantos: "Si te paras, te mueres. Por eso a mí me ha gustado meterme en líos"

El periodista agradeció el galardón y reparó que hasta ahora apenas había recibido premios en su tierra.

Federico Jiménez Losantos, con su galardón, entre Paloma de Yarza López-Madrazo y Manuel Pizarro
Federico Jiménez Losantos, con su galardón, entre Paloma de Yarza López-Madrazo y Manuel Pizarro
Duch/Marco/Mestre

Federico Jiménez Losantos ha tenido una vinculación muy especial con el periodismo desde niño, con el diario ‘Lucha’ (en el que tenía una columna más o menos osada) y con HERALDO. "El primero llegaba con un día de retraso a Orihuela del Tremedal, el segundo con dos días. Y lo leía y lo releía; y en cuanto pasaban otros dos días pedía el ejemplar y recortaba las fotos del Real Zaragoza de los Magníficos". Federico Jiménez Losantos recitó aquella alineación que empezaba por "Yarza; Cortizo, Santamaría, Reija; Isasi, Pepín...". Dijo que él era hijo del lápiz y del papel y la tiza, su padre era zapatero y su madre, maestra, y reparó que hasta ahora apenas había recibido premios en su tierra y menos en Zaragoza.

Reconstruyó su vida periodística, en diversos medios y deslizó esta frase: "Yo he hecho lo que he podido, fortuna lo que ha querido". Dijo que había sido siempre un hombre de acción. "Si te paras a descansar, te mueres. Por eso me ha gustado meterme en líos. Mi abuela murió a los 107 años, y me queda mucha vida. Soy de pueblo: se trata de conservar lo tuyo y haz lo que puedas".

Además de explicar su forma de vivir y ejercer el periodismo, como un francotirador con ironía y venablo crítico, Federico Jiménez Losantos, fundador de ‘Libertad Digital’, abordó lo que él llamó "el valor moral de la propiedad", y aludió a HERALDO como ese periódico familiar que "tiene un vínculo moral con sus lectores que no se puede romper. HERALDO es un milagro. No puede existir la libertad sin propiedad", apuntó.

A la par que analizaba su trayectoria y dejaba por aquí y por allá su visión crítica de las cosas, en ‘Diario 16’, en la Cope y en otros medios, recordó que una de las claves en este oficio era resistir. Prolongarse en el tiempo. Y anotó que es lo que habían hecho compañeros de viaje y adversarios: Antonio Herrero, Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo, etc. Dijo que le gustaría que ‘Libertad Digital’ llegase al 2050 y que él vigilaría sus pasos allá donde estuviese.

Engarzó un discurso sobre los Montes Universales de su tierra. Recordó que eso aludía a que eran montes comunales, que les afectaban a todos y que todos defendían y cuidaban. Tenían en mente los periódicos, las leyes, la propiedad.

Hizo una defensa de lo pequeño: "Un sitio pequeño, si tiene conciencia de su situación, puede hacer grandes cosas". Y esa reflexión le permitió glosar la figura de Florencio Navarrete, "que creó el mejor centro educativo de mi vida y además no religioso", del que habló con inmenso afecto. Tampoco se olvidó de su adolescencia en el colegio de San Pablo y de la huella que dejó en su vida José Antonio Labordeta, al que consideraba como un segundo padre.

Jiménez Losantos ha recogido sus libros de poemas en un volumen; por ello es capaz de ver que uno de los mejores versos de Labordeta es "... y al sur la tierra callada" y aludía a él y sus paisanos.

Vídeos de la gala

Heraldo de Aragón ha entregado este martes sus premios anuales, que reconocen la labor de personas e instituciones que, con su buen hacer, se han convertido en una referencia en la comunidad aragonesa.
El Grupo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil, el periodista Federico Jiménez Losantos, la presidenta de la Fundación Querer Pilar García de la Granja y el pueblo ucraniano recibieron los galardones.
La sociedad aragonesa reconoce la labor de los galardonados en los Premios HERALDO 2022
Etiquetas