Aragón
Suscríbete por 1€

Cuándo empieza el otoño y qué tiempo hará en Aragón

La Agencia Estatal de Meteorología ofreció este lunes una valoración de la temporada estival y una valoración de las previsiones otoñales.

Hojas caídas en el paseo de la Independencia de Zaragoza en otoño.
Hojas caídas en el paseo de la Independencia de Zaragoza en otoño.
Asier Alcorta/Heraldo

El delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Aragón, Rafael Requena, ha ofrecido este lunes 19 de septiembre una valoración de la meteorología veraniega en la Comunidad; obviamente, el bochorno experimentado estos meses ha sido protagonista de su análisis, con especial atención a las sucesivas olas de calor y las plusmarcas de temperaturas máximas. Esta valoración llega poco antes del equinoccio de otoño, que marca oficialmente el paso de estación: será a las 3.00 de este viernes 23 de septiembre.

De la DANA a la vaguada atlántica

En lo que va de de mes, no obstante, las temperaturas siguen más altas de lo normal. Según explicó Requena, este mes ha habido varias noches tropicales por encima de 20 grados en las tres capitales de provincia aragonesas, con Zaragoza como especial afectada: de momento, completa un total de 58 noches tropicales este verano. No obstante, en los próximas tres días puede haber variaciones, ya que una DANA llega al sureste de la península y se acercará un poco a Aragón, con el resultado de precipitaciones de carácter mediterráneo en Teruel. El fin de semana se agudiza la situación, ya que una vaguada atlántica provocará precipitaciones más generalizadas en todo el territorio aragonés.

La previsión del otoño en Aragón

De cara a los próximos meses, y con la limitación de datos disponibles a la fecha actual, se valora desde AEMET que las temperaturas estén en el punto medio más cálido en relación a décadas pasadas, con el periodo 1981-2010 como principal referencia. Requena augura que en Aragón “las temperaturas estarán por encima de lo normal. En cuanto a las precipitaciones, se valora como probable que este próximo trimestre el punto medio tienda al estado seco. "Las precipitaciones, lo más probable es que se mantengan no muy alejadas de la media climatológica, siendo así un otoño cálido y con las precipitaciones habituales de la estación”, afirma Requena.

Un verano inusual

Se trata del verano más cálido en la serie de datos de AEMET, iniciada en 1961. Los altos valores de temperatura registrados este verano son incompatibles con un escenario de variabilidad natural; no pueden explicarse, no han sido normales.

Además, hay que recordar que ya se produjeron temperaturas anómalas en mayo, antes de la llegada oficial del verano, con registros muy altos que llegaron a considerarse una primera ola de calor en este 2022, aunque el término solía reservarse para episodios de este estilo a finales de junio y los meses de julio y agosto. Un intervalo que quizá habría que replantearse después de lo visto este año.

En la mitad de los días de verano de 2022, 46 de los 92 que comprenden junio, julio y agosto, la temperatura media diaria de la Península Ibérica fue igual o superior a 24.6 ⁰C; es una media de todas las horas del día y de toda la península. Esta tendencia hacia lo extremo es más acusada en Aragón, Sistema Ibérico y puntos de la Meseta, mientras que es más suave o incluso negativa en Galicia, Asturias y el litoral murciano. Aclara AEMET que durante el tórrido verano de 2003 casi el 30% de sus días igualaron o superaron el umbral de 24.6 ⁰C. De los 10 años de la década pasada, seis superaron el 20% y dos escalaron hasta el 39%.

AEMET ofrece además una reflexión muy inquietante; más pronto que tarde, este verano de 2022 será un verano típico y habitual. Prácticamente no serán necesarios estudios para afirmar con total rotundidad y sin género de dudas que todas las futuras olas de calor llevarán la incuestionable marca del calentamiento global. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión