Aragón
Suscríbete por 1€

BTV da el salto del buzón tradicional a la taquilla inteligente para paquetería

La empresa aragonesa, que emplea a 90 personas y prevé facturar 12 millones este año, ha celebrado su 60 cumpleaños

Eva Villaverde, de BTV, explica la evolución de la empresa
Eva Villaverde, de BTV, explica la evolución de la empresa
Toni Galán

«Seguir siendo líderes y que se nos reconozca como marca de referencia». Este es el deseo expresado por Eva Villaverde, directora general de BTV, fabricante de buzones y cajas fuertes, al celebrar este pasado viernes los 60 años de esta empresa familiar que fundó su padre. 

«Lo que buscamos es consolidar nuestra línea ferretera, que supone el 60% del negocio pero impulsando también la hotelera y la de ‘smart locker’ o taquilla inteligente», señaló, en una de las visitas a la planta, convencida de que «el futuro pasa por mantener las tres gamas de producto, pero haciendo todo más tecnológico e incorporando la conectividad».

Recordó que su padre ya ideó un buzón electrónico hace 22 años. «Era algo más caro. Requería de un código para abrirlo, pero no prosperó entonces», explicó. Sin embargo ahora el auge del comercio electrónico hace necesario el ‘smart locker’ que ya fabrican en esa apuesta por la diversificación y la ‘capilaridad –llegar desde la pequeña ferretería o tienda de bricolaje hasta la gran cadena de distribución– que les ha hecho ir creciendo de forma continuada. Doblar las cifras de exportación, que supone el 20%, es otro de los objetivos, reconoció.

De las fortalezas que como empresa familiar les han hecho crecer –ya superaron el año pasado la facturación del año prepandemia con 9 millones– destacó sobre todo la innovación refiriéndose en especial a dos productos: la caja fuerte conectada a internet Gamma, gestionable desde app móvil y compatible con los dispositivos Tuya, Google Assistant y Amazon Alexa, y los ‘lockers’ inteligentes de paquetería Kuik, que solucionan el problema logístico de la última milla, ya que eliminan las entregas fallidas y que son muy demandadas tanto en comunidades de vecinos como en edificios de oficinas. «El World Trade Center tiene instalada una», dijo.

Villaverde recordó como la empresa nació como un pequeño taller con tres personas mientras ahora son 90 –contando el personal de las filiales que tienen en China, México y República Dominicana– en una fábrica en La Puebla de Alfindén, donde la producción ocupa 8.500 metros cuadrados y el almacén otros 8.500.

«Actualmente la planta de Zaragoza produce el 80% de nuestros productos. Durante la pandemia, los costes logísticos se dispararon y los plazos del transporte eran inabarcables, por ello decidimos que la única solución para controlar la producción y asegurar el ‘stock’ a los clientes era comenzar a trasladar líneas de producción desde China hasta nuestra fábrica de Zaragoza», señaló.

Y así lo hicieron. «No es más barato fabricar aquí, pero sí que te asegura mayor control y una mejor calidad», añadió. En cuanto a los costes energéticos, subrayó que han invertido un millón en renovar las placas solares instaladas desde hace años en sus cubiertas para asegurarse el autoconsumo.

El presidente de la Cámara de Comercio, Jorge Villarroya, y la diputada del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, Mar Vaquero, entre otras autoridades, participaron en los actos de aniversario de la planta que concluyeron con una cena de gala.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión