Aragón
Suscríbete por 1€

La DGA plantea dos opciones para unir Astún y Candanchú que no gustan al valle

El Ejecutivo dice que no tiene dinero para sufragar la solución de los alcaldes, que valora en 27 millones. Los municipios replican que las alternativas tienen un coste similar, en torno a 24 millones.

Las soluciones técnicas
Las soluciones técnicas
DGA

El Gobierno de Aragón ha planteado dos alternativas directas para unir las estaciones de Astún y Candanchú que no convencen a los alcaldes del valle del Aragón, todos del PSOE, lo que complica el impulso a un proyecto ya amenazado por los plazos que marca la Unión Europea para su cofinanciación. A estas alturas, no hay siquiera un diseño básico y la telecabina debería estar finalizada a finales de 2024 para no perder los fondos.

La DGA trasladó el miércoles que era "inviable" para las arcas autonómicas sufragar la solución defendida por la Mancomunidad y los complejos invernales este mismo verano, que valora en 27 millones y para la que solo se cuenta con los 8 millones anunciados por la UE y los 3 de la Diputación Provincial de Huesca (DPH). Por ello, puso encima de la mesa dos propuestas, cifradas en 20 millones, con el compromiso de financiar el dinero restante que haría falta, 9 millones. Pero no más.

La postura oficial se expuso en una tensa reunión celebrada en el Pignatelli con los alcaldes y los máximos representantes de Astún y Candanchú. El jefe del gabinete de la Presidencia, José María Giral, junto a la consejera de Economía y presidenta de Aramón, Marta Gastón, llevaron el peso, acompañados por el exsecretario general técnico de la Presidencia y consejero de Aramón, Julio Tejedor.

Fuentes oficiales de la DGA indicaron este jueves que impulsan la unión de estaciones porque son muy conscientes de que el sector de la nieve es "estratégico", pero que es "inasumible económicamente" conectar Astún y Candanchú por la zona de La Raqueta, como defienden los alcaldes con el objetivo de ganar dominio esquiable y sentar las bases de su futura conexión con Canfranc, que permitiría a su vez descongestionar el tráfico gracias al ferrocarril. "No es una cuestión técnica, sino presupuestaria", subrayaron.

Esta solución se planteó en la anterior reunión, a finales de julio, pero se acordó que Aramón debía validar la solución antes de lanzar el proyecto y, sobre todo, concretar cómo se pagaba. Entonces, su coste estaba valorado en 18 millones al no sumarse la obra civil ni el IVA.

Pero ni siquiera en el coste hay acuerdo. Mientras la DGA trasladó en la reunión que valdría en torno a 30 millones, afinando después a este diario que se requerirían 27. Sin embargo, los alcaldes lo rebaten y apuntan que según sus estudios rondaría los 24 millones, "similar" al coste de la alternativas del Ejecutivo si se le suman el coste de las protecciones contra avalanchas. "No se ha tenido en cuenta", apuntaron.

Para evitar las afecciones a los bloques de la urbanización por sobrevuelo, el Ejecutivo planteó en sus propuesta sacar la base de la telecabina de Candanchú, desplazándola a una parcela a 450 metros, lo que obligaría a construir otro remonte . La factura de las dos alternativas directas para llegar a Astún, de 2,1 y 2,3 kilómetros, rondaría los 20 millones porque una de ellas tiene más pendiente. En el importe se incluye la telesilla adicional para llegar a la estación invernal.

La oposición corrió a cargo del alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, quien expuso los problemas que podrían surgir con ambas soluciones, más allá de que solo servirían para conectar dos complejos invernales: el riesgo de cruzar zonas de avalanchas, afectar a una parcela edificable y enfrentar a una posible demanda millonaria de los pisos que pudieran verse afectados. A estas sumaron ayer otras los alcaldes tras estudiar más detenidamente las propuestas: las afecciones a un búnker de la línea P protegido por Patrimonio y al Camino de Santiago.

La actitud de Sánchez durante la reunión provocó una respuesta airada de los representantes de la DGA, que le recriminaron si pretendía "reventar" la reunión, tal y como confirmaron varios de los asistentes. Mientras, los representantes de Astún y Candanchú se limitaron a trasladar que no iban a cofinanciar el proyecto de la telecabina.

El encuentro terminó con el mandato de la DGA al presidente de la Mancomunidad del Valle del Aragón, Álvaro Salesa, de "avanzar" en sus soluciones de trazado junto al vicepresidente, Arturo Aliaga. Y como colofón, las citadas fuentes oficiales remarcaron ayer a este diario que no tendrían ningún problema en asumir la propuesta de La Raqueta si la diferencia corre a cargo de la DPH, la Mancomunidad y los complejos invernales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión