Aragón
Suscríbete por 1€

CORONAVIRUS

Otoño y covid-19: "La emergencia sanitaria acaba, pero la enfermedad se queda"

Los epidemiólogos apelan al "sentido común" para proteger a los más vulnerables, aunque la OMS haya anunciado que el fin de la pandemia se acerca.

Las mascarillas se mantienen en el hospital Miguel Servet de Zaragoza
Las mascarillas se mantienen en el hospital Miguel Servet de Zaragoza
Oliver Duch

La semana que viene comienza oficialmente el otoño y a medida que avance y llegue el frío se espera que repunten los casos de gripes y enfermedades respiratorias. Este año llega a las puertas del fin de la emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19, como ha destacado la Organización Mundial de la Salud (OMS) este miércoles. Uno de sus portavoces ha asegurado que "jamás se ha estado en una mejor posición" para poner fin a la pandemia. Pese a ello, los epidemiólogos y otros expertos apelan al "sentido común" para seguir protegiendo a los más vulnerables porque el virus sigue aquí.

"La emergencia sanitaria acaba, pero la enfermedad se queda", apunta Nacho de Blas, epidemiólogo veterinario de la Universidad de Zaragoza, que augura un repunte de casos una vez que los días vayan acortando su duración, bajen más las temperaturas y se pase más tiempo en interiores. "La pandemia no acaba, es una enfermedad que se queda, no desaparece, estamos asumiendo que ya no nos altera tanto la forma de vivir porque no hay confinamientos ni cierres perimetrales, que eran medidas extraordinarias", añade. Queda el uso obligatorio de mascarilla en hospitales, centros sociosanitarios, farmacias y el transporte público. 

"La pandemia no acaba, es una enfermedad que se queda, no desaparece, estamos asumiendo que ya no nos altera tanto la forma de vivir" (Nacho de Blas, epidemiólogo veterinario)

"Principio de precaución"

En ello coincide Federico Arribas, miembro de la Sociedad Española de Epidemiología. "El virus sigue circulando. Seguimos teniendo casos", indica, aunque sean leves la gran mayoría, y apela al "principio de precaución". De ahí que mantenga la necesidad de seguir utilizando la mascarilla "en sitios donde haya personas vulnerables, en hospitales, residencias y centros sociosanitarios", pone como ejemplos. "Las personas vulnerables pueden enfermar y ponerse graves", recuerda, aunque las últimas mutaciones del virus hayan dado variantes más contagiosas pero también más leves.

De Blas coincide en la necesidad de proteger a los grupos de riesgo, pero cree que "a estas alturas" ya tendría que estar interiorizado el uso de la mascarilla en determinados casos. "Tenía que haberse asumido dentro de una dinámica de respeto ciudadano. Si estoy enfermo no hay que ir a trabajar o debo usar mascarilla", explica. 

"Si te encuentras mal, hay que usar mascarilla, sobre todo, si te vas a meter en interiores" (Federico Arribas, epidemiólogo)

Al respeto apela también Arribas y al "sentido común e higiene" para que una persona que tenga cualquier síntoma respiratorio se ponga la mascarilla. "Si te encuentras mal, hay que usar mascarilla, sobre todo, si te vas a meter en interiores", insiste, con la idea de que se trata de "respeto colectivo", como recuerda que hemos visto desde hace años en los turistas asiáticos, aunque hasta antes de la pandemia nos resultara un hábito extraño.

Carlos López-Serrano, desde el Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Aragón, matiza que debe colocarse la mascarilla de forma correcta, que "selle perfectamente alrededor de la cara". De hecho, mantendría la "recomendación en espacios interiores de seguir utilizándola".

"Deberíamos aprender de la pandemia que hay virus que se contagian mayoritariamente por el aire" (Carlos López-Serrano, ingeniero)

"Deberíamos aprender de la pandemia que hay virus que se contagian mayoritariamente por el aire", plantea, pese a la negativa de la OMS al inicio de la crisis sanitaria a reconocer esta vía, postura que ha criticado también la comisión de expertos que ha publicado este jueves en la revista científica 'The Lancet' su balance de la covid. La consecuencia de no afinar en la vía de contagio ha sido "muchos más muertos", lamenta, en línea con las conclusiones del citado grupo de científicos.

Con todo, Arribas señala que "la tendencia actual de la pandemia es positiva porque tanto las cifras de ingresados y personas en uci son muy bajas". En Aragón, solo habría un paciente en la unidad de cuidados intensivos, según los últimos datos del Gobierno de Aragón. Hubo un repunte durante el verano, pero "han sido cuadros que han afectado a todos los segmentos de la población y han sido mayoritariamente leves", indica. "No sabemos qué pasará, pero nos imaginamos que va a haber mucho contagio con efectos menos graves", añade López-Serrano.

Tendencia al alza

Pese a este escenario con cuadros más leves, De Blas comienza a ver en los datos una "tendencia al alza" en el número total de casos. "Hemos multiplicado casi por tres los casos en una semana", pone como ejemplo, comparando los datos del último Boletín Epidemiológico publicado por el Gobierno de Aragón. Desde el anterior balance se han notificado en Aragón 487 contagios nuevos de covid-19 y tres fallecidos, informa el citado informe. En esta última semana, se han identificado tres brotes en residencias en Aragón. Desde el inicio de la pandemia ha habido 458.172 casos confirmados, 451.354 recuperados y 5.064 muertes en la comunidad aragonesa.

Arribas señala que no se trata de un virus estacional, como puede ser la gripe. "Si hay aglomeración de población el riesgo aumenta". Por su parte, López-Serrano recuerda que "sigue siendo importante una buena ventilación". Al igual que durante toda la crisis sanitaria, considera "fundamental en los espacios interiores tener renovación del aire y calidad del aire. Garantizar que el aire que estamos respirando y en grandes cantidades se renueve bien", señala.

Ahora, de producirse un aumento de casos se daría con un porcentaje elevado de la población inmunizada. "La vacuna ayuda porque sabemos que es más leve y un alto porcentaje de población ha pasado el virus", indica, consciente de que "una persona que pasó al principio el virus puede pasarlo otra vez con las nuevas variantes", e igual los vacunados. Alaba el trabajo de prevención que se ha hecho en los colegios, que este mes han comenzado la vuelta al cole sin restricciones. "Las escuelas han trabajado muy bien. En estos años no han sido en ningún momento los principales lugares donde ha habido contagios", destaca. El curso ha comenzado este jueves también en la universidad.

Queda pendiente conocer la estrategia de vacunación para la cuarta dosis. "Es para aquellas personas vulnerables, para el resto no es necesario porque ya tenemos defensas suficientes para que el impacto de la enfermedad no sea como fue en los primeros meses", señala De Blas.

Arribas recuerda que "no todo es covid" y que en otoño "posiblemente van a coexistir el virus gripal, que ha estado menos presente porque ha predominado el covid" y "no sabemos cómo puede evolucionar". De ahí que recomiende que personas con alguna enfermedad o con un factor riesgo se vacunen de gripe o con la vacuna contra la gripe y la covid. "Favoreceríamos que los niveles de defensas aumentarían en este sector con más riesgo de enfermar de gravedad", explica. Como consejo en general, señala que "es necesario establecer medidas de vigilancia epidemiológica".

En las Fiestas del Pilar "habrá repunte", vaticina De Blas, pero como ha habido en otras celebraciones. El factor que cree que influirá más el mes que viene será "el cambio de estación real, donde empezamos con días más cortos y temperaturas más bajas", aunque el otoño empiece desde septiembre. El epidemiólogo veterinario, que recopila datos desde el inicio de la pandemia, lamenta que con la mejora de la situación sanitaria se dejaran de comunicar todos los casos. Solo se reportan los de colectivos de riesgo y mayores. "Estamos dejando de recoger información que es clave", afirma.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión