Aragón
Suscríbete por 1€

Segunda tentativa de homicidio por violencia de género en tres días en Aragón

En los dos casos, las víctimas habían denunciado previamente a sus agresores. 

Teléfono 016 y otras herramientas de ayuda a las víctimas de la violencia de género
Teléfono 016 y otras herramientas de ayuda a las víctimas de la violencia de género
H. A.

El brutal ataque del que fue víctima este sábado la vecina de Escatrón por parte de su exmarido se suma a la violenta agresión que sufrió el miércoles otra mujer a manos de su excompañero sentimental en Zaragoza capital. De la gravedad de estos dos episodios de violencia machista registrados en apenas tres días en la provincia da prueba que ambos hayan sido investigados como tentativa de homicidio. Es más, el juez ya decretó este viernes el ingreso en prisión de José Miguel O. C. por los hechos ocurridos en el barrio de Parque Goya.

Como en el caso de Escatrón, la mujer a la que intentaron matar en la capital aragonesa, de 45 años, también había denunciado previamente a su agresor, de 40. Lo hizo el pasado mes de febrero y el juez impuso al hombre una orden de alejamiento. Sin embargo, esta medida dejó de tener vigencia el pasado 8 de junio. Desde entonces, el supuesto maltratador había seguido enviando mensajes al teléfono móvil de su excompañera sentimental, a la que finalmente intentó estrangular y acuchillar esta semana.

Los hechos se produjeron en el número 16 de la calle de Eugenio Lucas sobre las 23.15. Según declaró la víctima e informó HERALDO, el hombre se presentó en el piso cuando ella estaba en el baño. Y aunque la mujer trató de impedirle el paso, terminó arrastrándola del pelo por el suelo por un pasillo lleno de cristales para llevarla al dormitorio, donde le propinó numerosos puñetazos y patadas. En un momento dado, intentó asfixiarla y clavarle un cuchillo que luego se encontró a la entrada del domicilio con el filo doblado.

La mujer aprovechó un despiste del agresor para salir corriendo por las escaleras del edificio y pedir auxilio a los vecinos. Los gritos desesperados de la víctima fueron escuchados por un residente, que al asomarse al rellano se la encontró desnuda y ensangrentada. El investigado, que la había perseguido, trató de hacer ver a este testigo que no ocurría nada, pero el hombre metió a la mujer en su vivienda y llamó a la Policía. Una patrulla se presentó poco después en la finca y procedió a la detención del agresor por homicidio frustrado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión