Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

Cuando el objetivo es cuidar de los que cuidan a personas dependientes: "Queremos mejorar su calidad de vida"

La Asociación Psicara organiza a partir del 1 de septiembre sesiones grupales destinadas a atender psicológicamente a cuidadores de mayores. La DGA también comenzará con su programa 'Cuidarte'.

Una sesión del programa 'Cuidarte' en el Hogar de San José en abril.
Una sesión del programa 'Cuidarte' en el Hogar de San José en abril.
Guillermo Mestre

Los cuidadores de personas dependientes dedican prácticamente todo su tiempo a atender las necesidades del enfermo o del anciano. Sucede tanto en los trabajadores profesionales -algunos son internos- como en los familiares que, debido a diferentes circunstancias y al paso del tiempo, tienen que atender a una persona de su entorno más cercano. Muchos de ellos, según señala la psicóloga general sanitaria, Carla Barrós, de la Asociación Psicara, sufren el síndrome de 'burnout', también conocido como síndrome de estar quemado.

De este problema nace la iniciativa de esta entidad aragonesa, que está formada por trece profesionales de la psicología y tiene el objetivo de cubrir necesidades de carácter psicológico y social de la población. "Queremos mejorar la calidad de vida de las personas mayores y de sus cuidadores. El trato que nos da la gente afecta directamente en cómo somos. En las personas mayores sucede lo mismo. Por eso, pensamos que cuidar a los que cuidan es fundamental. Y vamos a hacerlo organizando grupos terapéuticos", explica Barrós.

"Es un proyecto pequeño y nos gustaría llegar al máximo número de personas. Más allá de que se sientan comprendidos y libres de expresar lo que sienten, estas sesiones consisten en crear una red psicoeducativa. Ayudarles a tratar su autoestima, a gestionar sus emocionar y mejorar sus habilidades sociales son algunos objetivos", explica Barrós, que asegura que en muchas ocasiones los cuidadores se sienten "solos y desinformados". "Durante la pandemia, han pasado miedo al pensar que pueden contagiar  a la persona que cuidan. Todo ello aumenta su estrés", reconoce la psicóloga.

"Cuando sentimos que algo en nuestra vida no va bien, es el momento de pedir ayuda"

El proyecto comenzó el año pasado en Teruel y este año se extiende a Zaragoza. Es necesario ser cuidador (profesional o no) de una persona mayor para apuntarse. "Los que se dedican a ello tienen más conocimientos, pero aún así necesitan ayuda. Los cuidadores informales cargan con un rol y tienen que compatibilizarlo con otras cuestiones, así que también requieren apoyo", reconoce Barrós. Además, para poder inscribirse es necesario vivir en la provincia de Zaragoza. Y por último, el usuario que se decida unirse al proyecto tiene que "sentir que ya no puede más". "Si te sientes cansado y tu bienestar psicológico se está viendo afectado. Cuando sentimos que algo en nuestra vida no va bien, es el momento de pedir ayuda", alerta.

El servicio, que es gratuito y está financiado por el Gobierno de Aragón, comienza el 1 de septiembre y finaliza el 31 de diciembre. No hay fecha límite para la inscripción, por lo que los usuarios se pueden apuntar a lo largo de los cuatro meses. El número de contacto es 684341712 y el correo electrónico quiencuida.z.psicara@gmail.com.

A priori, la entidad calcula que podrán atender a un máximo de 32 grupos, cada uno formado por ocho o doce personas. El número de sesiones será entre dos y cuatro y dependerá de las necesidades de cada equipo. "Si nos llama una residencia tendremos que amoldarnos porque no creo que puedan hacer muchas sesiones en el horario laboral", reconoce la psicóloga.

Programa 'Cuidarte' del Gobierno de Aragón

El Ejecutivo aragonés cuenta con un programa propio desde 2008 destinado a cuidadores no profesionales. Conocido como 'Cuidarte', los inscritos participan en sesiones de grupo que se centran principalmente en trabajar la autoestima, las necesidades personales y el duelo, entre otras cuestiones. En definitiva, es un servicio de atención socioterapéutica que ofrece apoyo emocional a sus participantes para mejorar su calidad de vida.

"Los primeros años nos costaba llenar los grupos, pero ahora sucede lo contrario. Hay más demanda"

Al igual que todos los años, en septiembre arrancará con normalidad. En concreto, hay 56 espacios donde se desarrolla el programa entre centros del IASS (Instituto Aragonés de Servicios Sociales) del Gobierno de Aragón, Servicios Sociales Comarcales y Entidades del Tercer Sector y 69 profesionales que implementan el programa. A día de hoy, se han atendido a un total de  3.267 cuidadores. Este último curso, se crearon 33 grupos en todo el territorio aragonés con 301 participantes

Desde la DGA aseguran que la participación en estos grupos "produce cambios significativos en las emociones, aumentando las positivas (alegría o felicidad) y disminuyendo las negativas (tristeza, irritación…)". Además, indican, 'Cuidarte' se perfila como un recurso adecuado para dar respuesta a situaciones de soledad real y sentida. “Hemos constatado que la intervención grupal socioterapéutica genera nuevas redes sociales que previene la soledad y el aislamiento, especialmente en las personas mayores”, apuntan.

Aurora Chacón es la trabajadora social del Hogar de San José y lleva varios años dirigiendo las sesiones grupales. "Adquieren habilidades para cuidarse mejor ellos mismos y así mejorar su bienestar y el de las personas a las que están cuidando", asegura Chacón.

"Al tener una atención social en el barrio, ellos acuden a mi para preguntarme ciertas cuestiones y realizar algunas gestiones. Si veo a alguien que está sobrecargado emocionalmente, le animo a que venga", explica Aurora Chacón. A este programa se puede acceder solicitándolo directamente en los hogares de mayores y a través de la web del IASS. "Los primeros años nos costaba llenar los grupos, pero ahora sucede lo contrario. Hay más demanda", añade. Son los propios cuidadores los que recomiendan a sus amigos y conocidos que acudan a las sesiones si les sobrepasa el cuidado de un familiar.

La confidencialidad es la ‘ley máxima’ que se impone en estos espacios grupales. Es la mejor manera de que los cuidadores, que mayoritariamente están jubilados, estén seguros y se vean capaces de contar lo que les preocupa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión