Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

El herido zaragozano en el tren del incendio de Bejís: "Sientes que te estás quemando vivo"

David Sierra fue uno de los pasajeros que salió cuando el convoy se detuvo por el fuego. Su estado no es grave y espera pronto el alta, pero permanece ingresado en Valencia.

Herido zaragozano en el tren alcanzado por el incendio de Bejís (Castellón).
El viajero zaragozano del tren alcanzado por el incendio de Bejís (Castellón) sufrió quemaduras en las piernas y permanece hospitalizado en La Fe de Valencia.
H. A.

Entre los heridos en el tren que fue sorprendido el pasado martes por el incendio forestal que sigue sin control en Bejís (Castellón) se encuentra un zaragozano que volvía a casa. David Sierra regresaba de pasar unos días con parte de su familia que vive en Valencia, en el fatídico tren de las 16.22 entre Zaragoza y Valencia. 

El zaragozano, de 48 años, es una de las cuatro personas que siguen hospitalizadas, dos de ellas con pronóstico grave. En su caso, da "gracias a Dios" porque explica que "dentro de lo que cabe, aunque tengo mucha zona quemada, no son quemaduras muy graves, solo alguna de segundo grado", cuenta en conversación telefónica con Heraldo.es desde el Hospital La Fe de Valencia donde se encuentra ingresado, después de ser trasladado desde el de Sagunto.  Detalla que tiene quemaduras en las dos piernas, un brazo y parte de un lado de la cara, en la zona del oído. Espera que pronto le den el alta y agradece el trato recibido en el centro hospitalario valenciano.

"Salimos la mayoría por la cabina en la que se encontraba la conductora"

Mientras todavía trata de aclararse lo ocurrido ese día y se piden explicaciones políticas y a Renfe, a David aún le cuesta recordar lo sucedido. Cuando vuelve a pensar en lo vivido apunta que primero "el fuego se empezó a ver en la lejanía, olíamos a humo, pero lo veíamos lejos". Fue al pasar por la estación de Caudiel cuando se dieron cuenta de que ya estaba cerca. El tren siguió pero un poco más adelante paró y trató de volver a la citada parada, pero la máquina no arrancaba. Recuerda que vio pasar a la maquinista corriendo por su vagón, que cambiaba del primero al último para dar la vuelta. "Cundió el pánico", confiesa.

Ahí empezaron los momentos de mayor tensión con personas que querían abandonar el tren. Él sostiene que oyó a la conductora decir "salgan y corran" y siguió a varias personas, extremo que se investiga ahora en las pesquisas abiertas tanto internas desde la propia Renfe como de las autoridades.

"El tren no tenía que haber salido de Valencia"

"Salimos la mayoría por la cabina en la que se encontraba la conductora", donde estaban las puertas abiertas. Al bajar del tren "ya estaba el fuego" y recibió un fogonazo "como si abrieras la puerta de un horno". En ese momento explica que "sientes que te estás quemando vivo", pero siguió en busca de refugio. Una señora con dos niños le pidió que cogiera a uno de ellos y fue a ayudarla. "Se supone que el fuego era en dirección Zaragoza y por eso volvimos hacia Caudiel", cuenta. Avanzaron unos metros, que no sabe calcular, pero que se les hicieron eternos y finalmente el tren se puso en marcha y fue recogiendo a quienes se iba encontrando por el camino, en su caso, ya herido. 

Con la virulencia del fuego, avivado por los cambios de viento, que han hecho que todavía siga sin control, no entiende "cómo dejaron salir un tren que pasaba por un pueblo que ya había sido evacuado". No sabe qué falló ese día, pero cree que "el tren no tenía que haber salido de Valencia".

Renfe ha venido sosteniendo desde el incidente, que se saldó con una decena de heridos de distinta consideración, que antes de la salida desde la estación valenciana ninguna autoridad le había comunicado la existencia de un incendio próximo al trazado ferroviario, además de que en todo momento se aconsejó a los viajeros permanecer en el tren. La operadora ha abierto también una investigación interna.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión