Aragón
Suscríbete por 1€

Cuatro viajeros del tren a Zaragoza afectado por el incendio de Bejís siguen hospitalizados, dos de ellos graves

La maquinista detuvo el convoy que cubría la línea entre Valencia y Zaragoza por la cercanía de las llamas para retroceder hasta Caudiel.

La mayoría de los pasajeros del convoy huyeron del vehículo, aunque tuvieron que volver por la virulencia del fuego que ha dejado varios heridos.
La mayoría de los pasajeros del convoy huyeron del vehículo, aunque tuvieron que volver por la virulencia del fuego que ha dejado varios heridos.

Dos de las personas que resultaron heridas en el tren que se adentró en el incendio forestal de Bejís (Castellón) han recibido el alta este viernes, mientras que otras cuatro siguen hospitalizadas, dos de ellas con pronóstico grave.

La mayoría de los afectados sufrían heridas por quemaduras. Según ha informado la Conselleria de Sanidad, han recibido el alta una menor de 15 años y una joven de 24 que estaban ingresadas en el Hospital La Fe de Valencia.

Permanecen ingresadas en este hospital una mujer de 62 años y otra de 43 en estado grave, así como un hombre de 48 con pronóstico moderado.

En el Hospital General de Valencia está ingresada una mujer de 30 años con una fractura de tobillo.  

El suceso ocurrió el pasado martes, cuando la maquinista detuvo el convoy que cubría la línea entre Valencia y Zaragoza por la cercanía de las llamas del incendio desatado en Bejís, con el objetivo de retroceder hacia Sagunto, en concreto a la estación de Caudiel.

Todavía se mantienen numerosas incógnitas respecto a lo sucedido, especialmente sobre por qué no se avisó a la maquinista ni se cortó la vía férrea o si se produjeron rachas de viento que provocaron una propagación inesperada del fuego, aunque Renfe asegura que nadie advirtió sobre un posible incidente en la vía.

La mayoría de los pasajeros del convoy huyeron del vehículo, aunque tuvieron que volver por la virulencia del fuego  .

Según los testimonios de viajeros del tren, el convoy se vio rodeado por el fuego, lo que impulsó a algunos de ellos a salir al exterior porque pensaron que si se quedaban dentro iban a morir todos. 

El incendio de Bejís, que se desató a escasos diez kilómetros de la provincia de Teruel y llegó a amenazar la Autovía Mudéjar, la A-23, por su proximidad,  sigue activo y ya ha arrasado 19.000 hectáreas.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión