Aragón
Suscríbete por 1€

"La confusión entre los ceros y las 'oes' está arruinando muchos viajes de vacaciones"

Los nuevos pasaportes están seriados de tal forma que es fácil confundir la letra y el número (o/0). Esto ha provocado conflictos en los vuelos a Estados Unidos.

Los tres primero dígitos del pasaporte son la 'pe', la 'a' y la 'o', no el cero
Los tres primeros dígitos del pasaporte son la 'pe', la 'a' y la 'o', no el cero
Heraldo.es

Lo advierten en la puerta del embarque, cuando ya es demasiado tarde. El nuevo seriado de los pasaportes españoles está dando más de un quebradero de cabeza (y de bolsillo) a quienes tienen que obtener un visado de viaje o un permiso para entrar en el país como el ESTA en el caso de Estados Unidos. La tipografía de los pasaportes no distinguen claramente entre los ceros y las ‘oes’ y eso ha provocado que más de un viajero se quede en tierra al no poder coger un vuelo a Nueva York, por ejemplo, a pesar de tener aprobado el formulario de ingreso por las autoridades norteamericanas.

“Por lo visto, el mal trago se lo lleva uno en la puerta de embarque, cuando la aerolínea comprueba la documentación y ve que no coincide el número del pasaporte con el escrito en el formulario del visado ESTA”, explica un joven zaragozano, Alejandro Rillo, que ha tenido que sacarse esta autorización dos veces, con la consecuente pérdida de 21 euros. “Al menos, me he dado cuenta a tiempo y no he perdido el vuelo ni me he visto obligado a sacar otro billete como sí sé que ha habido casos...”

El fallo que cometió el joven es sencillo: los nuevos pasaportes españoles comienzan con los dígitos ‘PAO’ seguidos de seis números, pero muchos interpretan que en realidad se trata de ‘PA’, un cero y los seis números. Este fallo de diseño (dado que los dígitos están pegados y el cero no aparece marcado de ninguna forma especial: 0 u O) está haciendo que se aprueben visados y se pueda hacer el ‘check in’ sin alerta alguna pero después no se puede viajar. “Me di cuenta de mi error gracias a que mucha gente lo está denunciando por Twitter. Al menos, mi viaje a Los Ángeles es en septiembre y tengo unas semanas para solucionarlo, pero si lo ves a pocas horas de coger el vuelo estás perdido”, explica Rillo, sabedor de que la respuesta 'online' a la solicitud del ESTA suele tardar entre 24 y 72 horas.

Son varios los hilos en las redes sociales que advierten de esta confusión y que piden explicaciones al Ministerio de Asuntos Exteriores. En su página web no hay referencia a la polémica, a excepción hecha de la explicación de que los pasaportes españoles están compuestos por nueve caracteres: tres letras y seis números. Las dos primeras letras son un sistema de identificación ID interno y la tercera un dígito de control.

Los diseñadores gráficos y tipógrafos explican que este es un ejemplo de libro de lo que llaman un ‘design failure’, esto es, un fallo de diseño. Apuntan a que hay mil formas para diferenciar las ‘oes’ y los ceros y que las más habitales son que el número aparezca semitachado con una línea oblicua o con un punto en su centro. “Atender solo a su redondez es garantía de fracaso”, lamentan, conscientes de que el tema del PAO-PA0 está dejando en tierra a más de uno. Explican los profesionales del diseño que en muchos países no se usan letras que se pueden prestar a equívoco y que en documentos oficiales no se visan con u-v ni con 5-s. “También pasa, aunque en menor medida, con la i mayúscula y el uno (I-1)”, cuentan.

Algunas de las tipografías que los usuarios consideran mucho menos confusas.
Algunas de las tipografías que los usuarios consideran mucho menos confusas.
Heraldo.es

“Es un caso perfecto de la importancia del diseño. Algo tan 'tonto' como la manera de mostrar las 'os' y los ceros de la tipografía elegida en el pasaporte está provocando multitud de vuelos perdidos, costes inesperados y frustraciones muy molestas”, ha escrito Nacho Carretero, uno de los tuiteros que ha dado el aviso en la red social y cuyo hilo lleva más de 3.100 retuits. Decenas de viajeros han explicado ahí cómo han tenido que repetir los trámites por este error y cómo, en el peor de los casos, no han podido coger el avión.

“No cabe duda de que gráficamente es un cero”. “Parece mentira que no se cuiden estas cosas desde la administración”. “Yo me di cuenta del error en el mostrador de facturación y tuvimos que solicitar la ESTA de nuevo”. Estos son algunos de los comentarios que se leen en este hilo de Twitter, cuyo autor también ha ejercido de ‘salvador de las vacaciones’ de algunos usuarios que han podido reaccionar a tiempo.

¿Cómo se soluciona el problema? En principio, basta con hacer una nueva solicitud del ESTA con los datos correctos del pasaporte pasando otra vez por caja y dando por perdidos esos 21 euros. Si el formulario se bloquea al entender que ya existe un usuario con ese nombre y similares datos, conviene contactar con la embajada de Estados Unidos, donde son conscientes de que se trata de un problema generalizado. Es en los mostradores de las aerolíneas donde se comprueba por adelantado si tanto el pasaporte como el ESTA son válidos. Allí suele ser donde advierten del fallo (“esto parece un cero pero es una O”) y algunas acceden a cambiar vuelos para otra fecha pero también hay usuarios que han tenido que comprarse un billete nuevo.

En las agencias de viajes explican que “si se comete un error al introducir el número de pasaporte, la solicitud ESTA pierde su validez inmediatamente” dado que se entiende que no se ha facilitado información falsa o poco precisa. Algunas agencias recomiendan, si asaltan las dudas, se compruebe el perforado en el resto de las páginas, ya que ahí puede que verse mejor la distinción entre números y letras. También tienen constancia de que han podido producirse algunos problemas similares al viajar a Reino Unido, si bien explican que cada vez más aerolíneas utilizan una aplicación con la que el viajero puede escanear el pasaporte para evitar este tipo de errores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión