Aragón
Suscríbete por 1€

Sanidad estima en 143 los fallecimientos atribuibles al calor durante julio en Aragón

La cifra es más del doble que en el mismo mes de 2021, cuando se calcularon 59.

Calor sofocante en el paseo de la Independencia de Zaragoza, esta martes por la tarde
Calor sofocante en el paseo de la Independencia de Zaragoza, esta martes por la tarde
Guillermo Mestre

Las altas temperaturas registradas en Aragón en julio se traducen en un aumento de fallecimientos atribuibles al calor. Según la última estimación disponible en el panel de monitorización de la mortalidad diaria por todas las causas (MoMo) del Instituto de Salud Carlos III (dependiente del Ministerio de Sanidad), 143 personas habrían muerto en Aragón por este motivo a lo largo de todo el mes. Son más del doble que en el mismo periodo del año anterior, cuando se calcularon 59.

Tal y como arrojan estos cálculos estadísticos, la mayor cifra se observa en los mayores de 75 años, y sobre todo a partir de los 85. A esta última franja de edad corresponden, de hecho, 103 fallecimientos por el calor extremo.

Durante este pasado mes, según la información aportada por este sistema de monitorización, los días 19 y 20 se alcanzó la mayor cifra de mortalidad atribuible a las altas temperaturas, con 12 decesos cada jornada. Hubo también dos días con 11 muertes, el 18 y el 21 de julio; y otros dos, el 22 y 23, con 10. El mes empezó con temperaturas más bajas, lo que se traduce en cero muertes por esta causa en la Comunidad hasta el día 10. La estimación del panel MoMo no informa de personas fallecidas sino del resultado del cálculo estadístico en forma de estimación.

El sistema de salud ha soportado una elevada presión por la ola de calor, registrando un elevado aumento de visitas tanto a los centros de salud como a las Urgencias hospitalarias, servicios que afrontaron un aumento global de atenciones con respecto a julio del año pasado, cuando la región estaba inmersa en plena sexta ola de la pandemia de covid, con una presión también alta, de un 3%. 

Esther del Corral, médico internista en el Royo Villanova y portavoz de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) en Aragón, reconoce que "el calor ha supuesto un aumento de los ingresos muy importante". Tanto es así que cuando las altas temperaturas han dado tregua "se ha notado una reducción de las hospitalizaciones". En general, el perfil de pacientes corresponde a "ancianos con deshidratación y con descompensaciones de sus patologías de base". 

Según Del Corral, esta situación se ha notado también en los enfermos de coronavirus: "La fiebre y el calor han hecho que estén más descompensados y más deshidratados". Agosto es, tradicionalmente, un mes en el que desciende la actividad sanitaria, lo que, a su vez, se refleja en menos consultas y intervenciones quirúrgicas. En el Royo Villanova, explica, se ha apreciado esta última semana "una disminución progresiva de hospitalizaciones".

Los termómetros están experimentando desde el pasado lunes un aumento de las temperaturas en otra semana tórrida y calurosa en Aragón. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha emitido aviso amarillo por calor en la provincia de Huesca, Cinco Villas, Ribera del Ebro y Bajo Aragón entre las 13.00 y las 21.00. Se prevén máximas de hasta 41 grados en Zaragoza capital. La mínima estimada para el resto de la semana también superarán los 20 grados en Huesca y Zaragoza, que vuelven a soportar noches tropicales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión