Aragón
Suscríbete

Las juntas de seguridad para las fiestas de Aragón incorporan información sobre los pinchazos para sumisión química

Rosa Serrano confirma que aún no se ha presentado denuncia por el caso sospechoso que se produjo en el Monegros Desert Festival. 

Rosa Serrano, delegada del Gobierno en Aragón.
Rosa Serrano, delegada del Gobierno en Aragón.
Oliver Duch

Las juntas de seguridad para preparar las fiestas en Aragón incorporan ya información detallada sobre la posibilidad de que se den casos de sumisión química. Así lo ha explicado la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, que ha explicado que por ahora no se ha presentado ninguna denuncia por el caso sospechoso que se produjo este fin de semana en el Monegros Desert Festival. Si finalmente se interpone la denuncia, se hará en Lérida, al ser la provincia donde reside la mujer que se vio afectada. 

Serrano ha recordado que hay una investigación por una doble vía: por un lado, porque no se tiene la certeza de que se haya producido ni cuál sería la sustancia; y por el otro, por quién lo ha podido hacer.

En el acceso a los festivales, además de comprobar que los asistentes no portan armas o drogas, se ha empezado a vigilar, también, que no lleven jeringuillas. Serrano ha recordado que hasta ahora "no se tiene certeza" de que el objetivo de esos pinchazos sea la agresión sexual, aunque mayoritariamente se han producida mujeres. Pero son problemas, ha recordado, que se tratan en los puntos violeta y en las juntas de seguridad como "herramienta para prevenir agresiones".

En caso de sospecha de haber sufrido este tipo de pinchazo, el primer paso debería ser dirigirse a un hospital para que acredite si hay alguna sustancia que sea susceptible de causar sumisión. Además de la analítica, y al utilizarse jeringuillas, es probable que se realicen pruebas para descartar otras enfermedades. El siguiente, tramitar de la denuncia.

Zaragoza se suma a Viogén

La capital aragonesa entrará antes de que finalice el año en el sistema Viogén, una gran base de datos que facilita a la policía local, la nacional y la guardia civil acceso conjunto a información sobre víctimas de violencia de género y maltratadores. Se completará así un  proceso que se inició en marzo, cuando el Ayuntamiento de Zaragoza solicitó adherirse al sistema. En estos momentos, se está redactando el protocolo de colaboración que determinará el reparto de funciones. Está previsto que llegue en septiembre a una junta de seguridad local, que será el último trámite antes de rubricarlo. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión