Aragón
Suscríbete por 1€

sector agrario

Los productores de almendra aragoneses exigen acceder a las ayudas directas por la helada

La consejería de Agricultura no incluye este cultivo a pesar de una merma del 55% de cosecha.

Almendros afectados por la helada en los que no hay nada de fruto.
Almendros afectados por la helada en los que no hay nada de fruto.
D. A.

Los agricultores aragoneses comienzan esta semana la recolección de las variedades más tempranas. Lo hacen sabiendo que apenas tendrán fruto porque la helada con la que comenzó el pasado mes de abril –cinco días a temperaturas que se desplomaron incluso hasta los ocho grados bajo cero– que arrasó gran parte de la producción de fruta dulce en la Comunidad también se ensañó con los cultivos de frutos secos, que en esos momentos se encontraban en pleno proceso de floración.

Pero lo hacen también con la incertidumbre y la preocupación que les produce la falta de ayudas para el sector. Lo denuncia David Andreu, productor y secretario provincial de UAGA Teruel, que señala que, mientras que la consejería de Agricultura que lidera Joaquín Olona se ha comprometido a destinar ayudas directas para los fruticultores, ha dejado fuera a los almendricultores.

Asegura el sindicalista que Olona justifica esta exclusión destacando que la situación del sector frutícola es recurrente, que lleva varios años consecutivos soportando los daños que provoca la adversa climatología, "y que en la almendra no es lo mismo". No piensa igual el representante de UAGA, que insiste en que los almendros también llevan años sufriendo el efecto de las heladas, "no tan generalizadas como este año pero siempre ha habido en una u otra zona productora, así que sí es lo mismo", dice.

Las cifras lo evidencian, recuerda Andreu. De hecho, las primeras estimaciones realizadas por la Mesa Nacional de Frutos Secos (en la que participan en la que participan Cooperativas Agroalimentarias, Asaja, UPA, COAG y Aefruse -la asociación española de organizaciones de productores de frutos secos y algarrobas-) calculaba que el paso de la borrasca Ciril por Aragón apenas había dejado una producción de almendras de 4.782 toneladas grano, es decir menos de la mitad (un descenso del 54,48%) que la recogida en el año anterior.

El representante de UAGA incluso eleva este porcentaje, porque desde aquellos cálculos realizados en el mes de junio, las plantaciones han tenido que soportar el impacto de las tormentas de granizo, por lo que eleva al 80% las pérdidas de producción en el almendro.

"Al sector de frutos secos de UAGA lo que nos preocupa es que nos da la sensación de que nos vamos a quedar fuera de cualquier ayuda", insiste Andreu. Añade, además, que para esta exclusión la consejería de Agricultura "se escuda en que este sector en los altos precios que durante años han obtenido estas producciones". El representante de la organización agraria rebate este argumento señalando que "hace tres o cuatro años que los precios bajaron y ahora están muy estabilizados en torno a los 3,5 euros/kilo".

Reunión con Olona

Ante esta situación, UAGA ha solicitado al consejero de Agricultura una "reunión multilateral" en la que participen representantes del departamento y de la organización agraria, así como los presidentes de las comarcas productoras tanto de fruta dulce como de frutos secos. Un encuentro en el que, señala Andreu, insistirán en la necesidad de que se agilicen las ayudas comprometidas a los fruticultores porque "los agricultores están en plena campaña y les urge disponer de liquidez". Pero plantearán además la exigencia de incluir en dichas ayudas directas a los productores de almendra que han perdido su cosecha por la helada.

Andreu quiere dejar claro que la petición de los almendricultores no quiere ser un perjuicio para los productores de fruta. Por eso, plantearán al consejero que añada una nueva partida al presupuesto ya comprometido para apoyar a ese sector. "Puede hacerse utilizando el fondo de crisis de la PAC. Esta reserva está destinada a financiar medidas excepcionales y esta es una situación excepcional que exige medidas excepcionales", señala el secretario provincial de UAGA en Teruel.

Quiere además el sector que las ayudas lleguen a todos los afectados, con o sin seguro agrario. "Si exigen esta cobertura no cobrará nadie", reconoce el sindicalista. Y es que, así como en la fruta dulce el nivel de aseguramiento supera el 80%, en el almendro –no solo en Aragón, sino en toda España– apenas alcanza un 5%. "Eso significa que algo está mal, que hay que hacer cambios para hacerlo más atractivo", insiste Andreu, que lamenta que "las únicas herramientas que tenemos cuando no hay cosecha es una buena PAC y unos buenos seguros y no tenemos ni una cosa ni la otra con lo cual vamos mal".

El 'ejemplo' del apoyo en Cataluña

Apenas unos días después de que la borrasca Ciril atravesará Aragón dejando millonarias pérdidas en los cultivos, el consejero de Agricultura reconoció que los daños eran graves y que estudiaba ayudas para los afectados. Han pasado tres meses y los fruticultores aseguran que todavía no hay un paquete de medidas concreto y que nada se sabe ni de la cuantía ni del momento en que podrán solicitar dichos apoyos y mucho menos cuando estos llegarán a sus bolsillos.

Por eso, miran de reojo la situación de sus vecinos catalanes también afectados por la helada, que ya pueden solicitar ayudas.

La Generalitat ha publicado ya la orden para acceder a estos apoyos –un total de 40 millones de euros– en la que detalla las cuantías a las que pueden acceder los agricultores con pérdidas de cosecha. Y pueden hacerlo tanto los productores de fruta dulce, como los de almendra y tanto si tienen seguro como si no.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión