Aragón
Suscríbete por 1€

José Antonio Mayoral: "La nueva Evau va a tratar de homogeneizar el tipo de prueba y los criterios de corrección"

El rector de la Universidad de Zaragoza cree que el borrador presentado por el Ministerio "tiene todavía mucho recorrido".

El rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, en una imagen de archivo.
El rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, en una imagen de archivo.
José Miguel Marco

El nuevo modelo de la Evau (Evaluación de Acceso a la Universidad), que reduce a la mitad el número de exámenes y que como novedad incluye una prueba de "madurez académica", es, para el rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, "un borrador que tiene todavía mucho recorrido", en cuanto a la fase de debate y negociación de los grupos de trabajo en los cuales participa la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue) a partir de septiembre. 

El objetivo, dijo, es "adaptar las pruebas de acceso a la universidad al nuevo bachillerato". "Lo que tiene que hacer la Evau es adaptarse a esta formación que reciba el estudiantado", añadió: "Es cierto que se va a introducir de manera gradual con lo cual se puede ir mejorando y corrigiendo a lo largo de los años en los que se vaya introduciendo".

El cambio que el Ministerio de Educación plantea para la selectividad, y que el miércoles se entregó a autonomías y rectores, "trata de homogeneizar el tipo de pruebas y los criterios de corrección", afirmó Mayoral, algo positivo, indicó, para "acabar con el mantra de que depende de dónde se examine uno es más fácil o más difícil" la prueba: "Esto no quiere decir que sean idénticas porque no pueden serlo, por ejemplo hay comunidades con lenguas cooficiales y tienen otros contenidos que no tenemos otras".

En las líneas básicas del nuevo modelo presentado por el Ministerio, y que se plasmará en un real decreto, "hay una parte de admisión que está menos desarrollada, donde intervenimos las universidades y donde tenemos que llegar a acuerdos para que esto no suponga la ruptura del campus único", concretó el rector. Las propuestas que se aporten a este documento de trabajo partirán desde la Crue, de manera que serán del conjunto de las universidades españolas, y donde estará representada la Universidad de Zaragoza por la vicerrectora de Estudiantes y Empleo, Ángela Alcalá, entre otros participantes.

Mayoral reiteró que el nuevo documento responde a su vez al cambio de bachillerato: "Es inevitable cambiar las pruebas de acceso a la universidad". "Lo que nos preocupa, y trataremos de evitar, es que las modificaciones que se introduzcan, sobre todo en la fase de admisión, no sean homogéneas, de modo que se reduzcan las posibilidades que ofrece el campus único, que un alumno pueda estudiar en cualquier universidad del sistema público, venga de la comunidad autónoma que venga", dijo.

"Lo que nos preocupa, y trataremos de evitar, es que las modificaciones que se introduzcan, sobre todo en la fase de admisión, no sean homogéneas, de modo que se reduzcan las posibilidades que ofrece el campus único"

La propuesta de la ministra aragonesa Pilar Alegría incluye menos exámenes y una prueba de madurez académica. "Entiendo que tiene que ver con la capacidad del estudiantado para desenvolverse en algo tan básico como es el manejo de los idiomas, saber entender y expresarse, que combine la capacidad de expresión y de comprensión en distintas lenguas", afirmó. "Esa es la mayor modificación" que "las pruebas lingüísticas se unifican". Es difícil opinar, aseguró, "sobre un tema que está por definir". 

El nuevo modelo parte con un horizonte amplio, con la intención de seguir negociando hasta final de año para que se recoja después en un real decreto por parte del Ministerio. De esta manera, el nuevo formato se aplicará durante un periodo transitorio de tres cursos con algunos cambios del 2023-24 al 2025-26 para que alumnos y profesores se adapten a los nuevos métodos de estudio y evaluación. El formato ya definitivo, con transformaciones notables, se estrenará dentro de cinco años, en junio de 2027, y afectará a los alumnos que ahora están en segundo de la ESO o en cursos inferiores.

 "Poco a poco hay que ir adaptándolo", explicó Mayoral. "Y es prudente que el cambio de sistema se haga así, porque de lo que se trata es de no perjudicar la calidad del acceso". La nueva selectividad no cambia el actual sistema de conformación de la nota de acceso a la universidad: será la media ponderada del 60% de la nota de bachillerato y del 40% de la de la Evau.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión