Aragón
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

Un verano de aventuras tecnológicas

Crean avatares, programan un asistente virtual, lanzan cohetes, pero, sobre todo, los participantes en las colonias tecnológicas se entrenan para imaginar y construir el futuro.

En el laboratorio de microbiología, dos integrantes de la décima promoción de la colonia Etopia Kids hacen crecer biomateriales que les dejan asombrados.
En el laboratorio de microbiología, dos integrantes de la décima promoción de la colonia Etopia Kids hacen crecer biomateriales que les dejan asombrados.
Francisco Jiménez

Su nombre es Superagua y "puede respirar debajo del agua, lanza puntas de ballet, pero, además, tiene otros superpoderes: flexibilidad y velocidad". La ha imaginado Claudia, que da los últimos toques al símbolo que ella misma ha diseñado y construido para su superheroína. La base ha salido de una impresora 3D, ayer creó el circuito –"porque tendrá luz"– y, con goma eva recortada, le ha dado forma y color. A su lado, en el laboratorio Open Art de Etopia, Guillén trabaja en el símbolo de Spaceman, su superhéroe, dotado de "telequinesia, teletransportación, rayos X y rayos láser". Mañana programarán las luces de sus espadas de superhéroes. Sobre la mesa, un cartel con letras de colores dice: ‘Esperar y practicar. La paciencia es la madre de la ciencia’. Porque hay que ir paso a paso hasta el último día de la colonia, cuando todos se disfracen y prueben poses para las fotos.

Claudia y Guillén, junto a otros niños y niñas de 9 a 12 años, participan en ‘Superhero’, uno de los itinerarios más exitosos de la colonia urbana Etopia Kids, que alcanza este año su décima edición. Su monitora, Beatriz Biel, resume la iniciativa en tres palabras que encajan a la perfección: creatividad, diversión y aprendizaje tecnológico. "Son unos días en que los niños, de una manera lúdica, aprenden tecnologías punteras y desarrollan su creatividad", asegura. Año tras año, constata que no vienen con miedo a la tecnología, sino "con ilusión por comprobar hasta dónde pueden llegar con ella".

En muchos otros rincones del Centro de Arte y Tecnología Etopia de Zaragoza crecen bioplásticos o micelos que se convierten en una maceta, surge el boceto de la fachada de un edificio hecho con papel plegado o toma forma un videojuego cooperativo. Este verano, más de 700 niños, niñas y jóvenes, de 6 a 16 años, viven su aventura tecnológica guiados por una veintena de monitores.

Construyendo el futuro

"... y nos podremos teletransportar", se oye decir a uno de los pequeños participantes en el taller de ‘City Makers’, dispuestos a inventarse las ciudades inteligentes del futuro. La imaginación es ingrediente indispensable en los diez itinerarios de Etopia Kids 2022, donde no todo son ordenadores, cortadoras láser o circuitos. Especialmente en los primeros rangos de edad, lo tecnológico se combina con lo manual y, siempre, a cualquier edad, hay un componente creativo. Porque "a veces se nos olvida que la tecnología puede ser creativa y que, a su vez, el arte tiene una parte tecnológica muy importante", destaca Pilar Martín, coordinadora de Formación y Capacitación digital de la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento (FZC).

El aprendizaje se combina con un enfoque lúdico. "Nuestra metodología es a través del juego y la experimentación –explica Martín–, hay algo de carga formativa, pero no clases magistrales, queremos que aprendan a tocar y que prueben sin miedo a equivocarse". Por eso, los talleres se estructuran intercalando actividades más lúdicas con otras más técnicas, "si no, cae la atención completamente".

Poder usar los instrumentos de laboratorio y las máquinas de que dispone el centro es uno de los puntos fuertes. "Hay niños que vienen por primera vez pensando que va a ser una continuación de la clase de Biología del colegio y no, todo está pensado para dejarles toquetear y darles la oportunidad de cacharrear. Es lo que les sorprende". Los diez monitores –asistidos por otros tantos monitores de apoyo– vienen del ámbito profesional, "tienen experiencia en trabajar con menores, pero tienen sus empresas –de fotografía, sonido, educación en robótica y electrónica, impresión y diseño en 3D...– y por eso aportan un enfoque tan práctico".

Décima edición

Estas colonias urbanas que organizan el Ayuntamiento de Zaragoza, la FZC y la Fundación Ibercaja, con el apoyo de los Laboratorios de Innovación Abierta Cesar de la Universidad de Zaragoza, alcanzan este año su décima edición. Semana a semana, verano a verano, 6.116 chavales han pasado por Etopia Kids. "Como son ya diez temporadas, muchos llevan con nosotros desde los 6 años", dice Pilar Martín. Sigue habiendo más chicos que chicas, "estamos en un 60-40%, pero está habiendo un cambio, sobre todo con las nuevas generaciones, con más chicas en talleres tecnológicos y más chicos en los más creativos".

En diez años: 
  • 1.462 niños montaron en Etopia Kids su primer circuito eléctrico 
  • 1.718 dieron vida a un robot
  • 1.197 construyeron prototipos con impresión 3D
  • 1.532 programaron su primer videojuego
  • 427 conquistaron el multiverso 
  • 802 dirigieron su primera película
  • 631 descubrieron la genética
  • 327 viajaron al hiperespacio
  • 373 cultivaron un jardín robótico
  • 411 grabaron su primer podcast

En esta década, se han ido introduciendo nuevas tecnologías. Viene en el ADN de Etopia Kids "estar en vanguardia, atentos a lo que está por llegar", señala Daniel Sarasa, director de FZC. Recuerda cómo, en los inicios, en las colonias que diseñó David Cuartielles, "éramos muy tecnológicos, luego fuimos incorporando cine, sonido..., ahora tenemos inteligencia artificial, realidad virtual y, al año que viene, a lo mejor entran ‘blockchain’, NFT o calidad del aire medida con internet de las cosas, en línea con otros proyectos que van llegando a Etopia".

Para plantear los próximos pasos aprendiendo de estos diez primeros años, se ha encargado un estudio del impacto de la colonia Etopia Kids al grupo Educaviva (Educación y Procesos Psicológicos) que dirige Alejandra Cortés en Unizar. Aunque está en fase de elaboración, de las primeras encuestas analizadas se desprenden rasgos tan valiosos como que "los niños se hacen creadores de las tecnologías, no solo receptores, sino que se implican". Entre los monitores, aflora el interés por contar con más formación pedagógica y, con un enfoque inclusivo, preocupa pensar que si acuden familias de poder adquisitivo medio-alto que pueden pagarse la colonia y también personas becadas, se corre el riesgo de estar dejando fuera a quienes se encuentran en una situación intermedia. Basarse en los resultados de un estudio científico para hacer propuestas de mejora es cocinar con buena sartén en casa del herrero. 

Daniel y Leonor Abad: "Los talleres son muy guays y siempre te lo pasas bien"
Los hermanos Abad Cendán, Leonor y Daniel, son fans de Etopia Kids.
1

A Leonor (10 años) le encanta todo lo que puedes crear en el Open Art, "con las impresoras 3D y con la cortadora láser, que puede cortar muchos tipos de materiales". La sala favorita de su hermano Daniel (12) es el laboratorio de sonido, "con su sala reverberante, techos muy altos, puertas antisonido y ordenadores muy modernos". Llevan tres o cuatro años viniendo, por recomendación de un vecino, al principio, y porque les encantó, todos los siguientes. Siempre se apuntan varias semanas, "porque los talleres son muy guays y siempre te lo pasas bien, sea el taller que sea". Este año, a Leonor le ha encantado trabajar con bioplástico y Daniel destaca "no solo lo que hacemos, sino la gente que viene, siempre haces amigos" y, apunta su hermana, "los monitores son muy majos". Para ellos, Etopia Kids es "un lugar donde aprendes cosas que te gustan divirtiéndote". A las clases del cole "no se parece en nada, excepto en el horario". Están tan a gusto que a Daniel le encantaría "hasta dormir aquí". 

Sergio Cámara: "No todo es código, sino también trastear y hacer personajes"
Empezó siendo un niño y ahora, Sergio Cámara es monitor de apoyo en los talleres.
2

Cuando tenía 12 años, sus padres le apuntaron a las colonias de Etopia Kids "para probar". Le gustó tanto que fue repitiendo, en verano y también en actividades durante el curso, y ahora, cumplidos los 17, ha encontrado la forma de seguir viniendo al pasar a ser monitor de apoyo. "Me encargo de ayudar a los chicos en el diseño de videojuegos", indica. En los talleres ‘Multiplayer’, chavales de 12 a 14 años crean un juego 2D cooperativo. "Los veo muy contentos", señala. "Aunque quienes se apuntan ya vienen interesados, evitamos que las clases sean pesadas porque si los pones directamente a hacer código, sabes que los vas a matar". Por eso, "no todo es programación, sino también trastear, hacer personajes y probar mecánicas; al final, ven que la lógica que hay detrás de todo no es tan complicada". Al curso que viene hará 2º de bachiller de Ciencias; quiere estudiar Matemáticas, "porque es un grado con asignaturas con mucha lógica detrás y, además, a los matemáticos los contratan pronto". 

Beatriz Biel: "Con fabricación 3D, lo que imaginan acaba en sus manos"
Diseña para fabricar en 3D y, en Etopia, Bea Biel descubre a los pequeños esta tecnología.
3

Este es el octavo verano que guía a los participantes de Etopia Kids en su excursión a la tecnología. Beatriz Biel es ingeniera de diseño y tiene su propia empresa de diseño de producto enfocado a fabricación 3D, Detresde. En sus talleres para los pequeños trata de combinar la creación manual con las máquinas de fabricación digital, de forma que, al final de la colonia, "se lleven nuevas técnicas de creatividad y una introducción a nuevas tecnologías que pueden ser importantes para ellos en el futuro, porque se les abre la visión a algo que desconocían". Desde su experiencia, "lo que más les divierte es ver que lo que tenían en su cabeza, esa espada superchula que habían imaginado, al final acaba en sus manos". Comprueban que, gracias a la cortadora láser, las impresoras 3D y la electrónica, pasan "de la imaginación a algo físico".
En estos años, ha visto evolucionar la propia colonia, desde su primer taller, en 2015, centrado en montar impresoras 3D con niños de 8 años, "un reto enorme, pero muy divertido". Ahora, "tratamos de que siempre se puedan llevar algo que puedan replicar en sus casas". También ha podido seguir a aquellos niños que hoy tienen 16 años y ya piensan en estudiar algo relacionado, porque "siembras esa semillita de ilusión que al final se instala en su futuro". 

Tecnología y piscina se combinan en Inventaland.
Tecnología y piscina se combinan en Inventaland.
Academia de Inventores

Pequeños inventores en el Parque de Atracciones

Ya que "la tecnología es una herramienta universal y la programación, el lenguaje del presente, ¿qué mejor manera de superar esta ola que siendo los surfistas que van por delante de ella?", se pregunta Luis Martín, fundador, junto a Jorge Mata, de la Academia de Inventores. Unos 180 inventores e inventoras pasarán este verano por Inventaland, la colonia que montan en el Parque de Atracciones de Zaragoza, acercándose a la robótica, la mecánica, la ciencia y la programación. Todas las semanas se ofrecen sus siete itinerarios tematizados –de la Aventura interestelar a los Robots de combate– y adaptados a todos los rangos de edad. Además de despertar su vocación científico-tecnológica, los participantes tienen la oportunidad de "descubrir que la tecnología y aprender no está reñido con la diversión, que un día pueden estar montándose en la montaña rusa del Parque de Atracciones, para descubrir cómo funciona, y al siguiente, creando la suya propia después de haber aprendido sus principios mecánicos de funcionamiento", destaca Martín.

Esta semana, son unos 40, de entre 6 y 12 años, con un 40% de chicas. Martín reconoce que, "sobre todo en edades más cercanas a los 12, es complicado ver a inventoras en las colonias. Como contrapunto, en edades más tempranas, la presencia de chicas es muy destacable". Tratando de encontrar una explicación, apunta que, "seguramente, a edades más adultas, las chicas, por desconocimiento, prefieren autoformarse que acudir a programas de este tipo, con cierto miedo a que no haya más chicas con las que compartir la experiencia".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión