Aragón
Suscríbete por 1€

El incendio de Ateca sigue estabilizado y su evolución es "buena", aunque se prevén daños cuantiosos

En la zona se mantienen tres cuadrillas terrestres, tres autobombas, un Puesto de Mando Avanzado, un bulldozer y una dotación de bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ).

El casco urbano de Moros emerge sobre un altozano, salvado de las llamas que llegaron a las casas más bajas.
El casco urbano de Moros emerge sobre un altozano, salvado de las llamas que llegaron a las casas más bajas.
Oliver Duch

El incendio de Ateca sigue en fase de "estabilizado" y su evolución este sábado está siendo "buena", según ha informado el Gobierno de Aragón. Durante esta jornada están trabajando en la zona tres cuadrillas terrestres, tres autobombas, el Puesto de Mando Avanzado, un bulldozer y una dotación de bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ) para evitar que el fuego se reavive y pueda volver a extenderse, y con el objetivo que pueda darse por extinguido en los próximos días.

Ahora comienza el balance de daños. Y por las imágenes que deja el fuego, serán cuantiosos. La DGA rebajó este viernes a nivel 1 el riesgo del fuego de Ateca cuando además se retiró la Unidad Militar de Emergencias (UME). Los alcaldes de los cinco municipios que fueron desalojados y los agricultores están comprobando los desperfectos que ha provocado el virulento fuego, que arrasó 14.000 hectáreas y alcanzó un perímetro de 72 kilómetros. Moros es, de lejos, la localidad más perjudicada. La Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA) estima que de unas 4.800 hectáreas del término municipal, apenas 300 se han salvado.

El peligro de incendios vuelve a ser extremo este fin de semana, especialmente el domingo, cuando las temperaturas superarán los 40 grados. Joaquín Olona, consejero de Medio Ambiente, reiteró el llamamiento a la prudencia y a "reducir a lo mínimo imprescindible" las actividades al aire libre.

Los agentes de protección de la naturaleza y las brigadas forestales van a intensificar la vigilancia en parques y espacios naturales y en áreas recreativas con gran afluencia de visitantes en estas fechas y en el recorrido de la prueba Baja España Aragón en Teruel.

Tras una primera jornada agridulce en Moros, los vecinos llevarán a cabo este sábado una limpieza de las calles e intentarán abrir algunos de los caminos que han quedado impracticables. Aunque las casas cuentan con agua corriente, el alcalde, Manuel Morte, advirtió que las infraestructuras municipales "han quedado completamente destrozadas". Entre algunos de los mayores perjuicios citó las canalizaciones de tuberías de abastecimiento, que son "un desastre", el tendido de fibra óptica que fue alcanzado por las llamas y los pajares que se han calcinado en el barrio bajo de San Babil. "Necesitaremos que las administraciones nos ayuden, porque sino la gente joven no tiene ningún futuro aquí", reclamó.

Óscar Joven, responsable de UAGA en la comarca Comunidad de Calatayud, apuntó que según cálculos de los agricultores locales de unas 4.800 hectáreas del término municipal apenas 300 han quedado intactas. "Habrá que ver también cómo reaccionan los árboles frutales que quedan, si retoñan o se resecan y hay que arrancarlos. El riesgo es esencial ahora y muchos sistemas están destrozados", explicó.

Villalengua es el segundo municipio más castigado en sus fincas agrícolas. "En algunas no se puede entrar porque aún hay rescoldos", dijo su alcaldesa, Ana Isabel Villa. Su homólogo de Bubierca, Antonio Borque, calculó que se han calcinado unas 800 hectáreas de pinar reforestado.

Los regidores de los once municipios afectados en mayor o menor medida por el fuego mantendrán una reunión el lunes con responsables de la DPZ y el presidente de la comarca Comunidad de Calatayud, Ramón Duce, para empezar a coordinar la valoración de los daños. IU exigió que se depuren responsabilidades por este pavoroso incendio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión