Aragón
Suscríbete por 1€

medio ambiente

El incendio de Ateca presenta una "evolución favorable", pero los vecinos aún no pueden volver a sus casas

El fuego aún no se da por estabilizado, pero las buenas previsiones permiten a Aragón prescindir de la ayuda de otras comunidades.

Reunión del Cecopi de esta mañana en el Pignatelli.
Reunión del Cecopi de esta mañana en el Pignatelli.
Gobierno de Aragón

El pavoroso incendio de Ateca presenta una “evolución favorable”. Este es el diagnóstico que ha realizado el presidente de Aragón, Javier Lambán, tras la reunión a primera hora de este jueves del Cecopi, el Centro de Coordinación Operativa Integrada. El fuego aún no se puede dar ni por controlado ni por estabilizado, pero “las cosas pintan mejor”, como ha expresado el líder del Ejecutivo aragonés. Según apuntó, los operativos están activos para “asegurar el perímetro” de las 14.000 hectáreas afectadas, por lo que -según sus palabras- el fuego no ha extendido sus dominios de forma significativa durante la pasada noche.

Pese a ello, los vecinos de las localidades desalojadas (Moros, Villalengua, Alhama de Aragón, Bubierca y Castejón de las Armas) aún no pueden volver a sus hogares. Ese esperado momento, sin embargo, “cada vez está más cerca”, según apuntó Lambán, quien no pudo concretar si este hecho se producirá hoy mismo. “Hay que pedir paciencia a la gente. Sabemos que esta situación supone un quebranto y un drama para los vecinos, especialmente para los más mayores, pero hay que esperar”. Eso sí, el presidente de Aragón señaló que los pueblos que estaban en riesgo de desalojo -como Embid de Ariza- no van a tener que ser evacuados.

El moderado optimismo que salió tras la reunión del Cecopi se basa en las buenas previsiones que se tienen sobre la evolución del viento y de los propios trabajos de extinción. Tanto es así que Aragón ha decidido prescindir de la ayuda que le estaban prestando otras comunidades autónomas, como la Comunidad Valenciana o la de Castilla y León, que habían desplegado medios en el incendio de Ateca. Del mismo modo, se ha decidido no usar la ayuda que hoy mismo iba a llegar desde Navarra y desde Castilla-La Mancha.

Más de 300 efectivos combaten las llamas, que hacen que sigan desalojados 1.700 zaragozanos.

“La previsión no es desfavorable, por lo que esperemos que las tareas se puedan hacer con garantías de éxito”, se ha aventurado Lambán. Aunque “cualquier previsión es posible de estar equivocada”, el presidente de Aragón ha señalado que la realidad es que “sin dudas estamos mejor que ayer”, por lo que “las previsiones no son pesimistas”. Pese a ello, ha dicho que “no se va a bajar la guardia” para evitar que el fuego se descontrole.

Lambán ha señalado que los esfuerzos del Gobierno de Aragón se centran ahora mismo en las labores de extinción, y que no es momento de entrar en posibles sanciones a la empresa que provocó el incendio, ni en un cambio en la ley para restringir las labores en el cambio en determinadas situaciones de riesgo. “Estamos centrados en la extinción del incendio, pero inmediatamente a que esté extinguido, el Gobierno tendrá que analizar lo que ha sucedido y tomar las decisiones pertinentes”, ha señalado sobre las posibles sanciones a Land Life. Sobre los protocolos de trabajo en el campo, ha apuntado que “parece que hay una reacción en España para replantearlos”, pero ha insistido en que la prioridad ahora es “apagar el fuego”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión