Aragón
Suscríbete por 1€

Fallece la política y escritora Ángela Abós

Fue consejera de Educación por el PSOE en el Gobierno de Aragón.

Ángela Abós, en una imagen de archivo.
Ángela Abós, en una imagen de archivo.
Juan Carlos Arcos / Archivo Heraldo

Con la comunidad aragonesa de luto por el fallecimiento este viernes de Ángel Cristóbal Montes, este sábado se ha conocido la muerte de la oscense Ángela Abós, a los 87 años, quien llegó a ser consejera de Educación por el PSOE en el Gobierno de Aragón.

Licenciada en filología románica por la Universidad de Salamanca (1956) y alumna entre otros de Lázaro Carreter, ejerció como profesora de Lengua y Literatura en centros de la ciudad de Jaca (Centro Politécnico, INBAD e Instituto de Bachillerato) desde 1962 hasta 1983, momento en que pasó a ocupar cargos de responsabilidad en la administración educativa.

Militante del PSOE, ocupó el cargo de directora provincial del Ministerio de Educación en Huesca (1983-1986) y de subdirectora general-jefe del Servicio de Inspección Técnica del MEC (1987-1989). Fue concejala del Ayuntamiento de Jaca desde 1991 hasta junio de 1994, consejera de Educación y Cultura (1994-1995) del Gobierno de Aragón presidido por José Marco y propuesta por éste para ser presidenta del Gobierno de Aragón.

En septiembre de 2006, el entonces residente aragonés Marcelino Iglesias le confió la consejería de Ciencia, Tecnología y Universidad. También presidió durante años el Consejo Social de la Universidad.

Entre los muchos reconocimientos que recibió destacan la medalla de oro del Centenario del Comité Olímpico Internacional (COl) en 1995, además del premio Sabina de Oro del foro de opinión 'La Sabina'. También fue Premio IMÁN 2020, concedido por la Asociación Aragonesa de Escritores

La Asociación Aragonesa de Escritores recuerda que Abós mentuvo siempre que las enseñanzas, los saberes y el ejemplo de personas tan excepcionales como Lázaro Carreters, Zamora Vicente y otros condicionaron no solo su vocación y su carrera, sino también su destino vital: en sus clases de bachillerato, en el Parlamento de Aragón, en el Ministerio de Educación, en el ejercicio de la escritura y en cualquier reto que acometió durante su larga y fructífera vida se sintió siempre inspirada por sus maestros.

Tras la concesión del premio IMÁN en 2020 recordaba con orgullo sus raíces pirenaicas, ya que su madre había nacido en Benasque (como ella y su padre en Biescas. Además, su abuelo trabajó en las obras del Balneario de Panticosa y en el Canfranc. Ángela Abós mantuvo siempre una relación muy estrecha con Jaca, donde estudió el bachillerato, ejerció como maestra e incluso optó a la alcaldía, además de fijar allá su residencia en los últimos años. 

Además de su trayectoria política y de letras, Abós era madre de siete hijos. “Una familia numerosa con niños pequeños, yo tuve los siete hijos en 14 años, se conjuga muy mal con lo demás. No hubiera podido hacer todo a la vez, ya que siempre he dado clases”, respondía en una entrevista a HERALDO cuando se le preguntó cómo podía con todo. Se declaraba apasionada por el mundo de los espías, recreaba con nitidez y sentimiento las vivencias de su infancia y recordaba anécdotas sobre Rosa Chacel y Clara Janés, de las que fue vecina y amiga en Madrid.

Entre su obra literaria hay que mencionar trabajos como 'El camino de Francia', 'Artículo determinado', 'La mirada del esparvel' o 'La copla y el corrido, hermanos de sangre'. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión