Aragón
Suscríbete por 1€

Alberto Núñez Feijóo: "La ley de Memoria Democrática es uno de los episodios más negros de la legislatura"

El líder del PP califica de "grosería" la norma, pactada con Bildu y que derogará si llega al poder, coincidiendo con el 25 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, durante la entevista en HERALDO.
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, durante la entevista en HERALDO.
José Miguel Marco

El martes acudirá al debate del estado de la nación. Sus respuestas serán vicarias, a través de la portavoz de su partido, Cuca Gamarra.

Reconozco que al no ser diputado es muy difícil hablar en el Congreso. Estaré en la bancada como senador disciplinado, con un presidente del Gobierno que no ha hecho aún ningún debate del estado de la nación. Nuestro partido tendrá una propuesta de alternativa al Gobierno y vamos a intentar ser útiles en un momento de enorme dificultad social, institucional y económica que está viviendo España.

En el actual contexto económico ¿aplicará la mano tendida o la dureza ante las últimas decisiones del Ejecutivo?

La oposición más desleal que tiene Pedro Sánchez está en su gobierno. Nosotros pretendemos ser la alternativa a un gobierno dividido que no ha mejorado la crisis institucional que sufre España. Tenemos el problema de las empresas, pymes y familias para mantenerse en pie y ha errado en todas las previsiones económicas desde que ha llegado. Ha sido el gobierno de la zona euro que más ha endeudado a su Estado. Su política económica no ha sido creída por ninguna institución nacional e internacional. La mano tendida, desde el primer instante. La respuesta hasta ahora ha sido no. 

Usted ha dicho que apoyaría los presupuestos si los rectifica.

Le he dicho que modifique los presupuestos de 2022 porque son falsos. La previsión de inflación se fijó en el 1,7% y hemos superado el 10%. El crecimiento económico se fijó en el 7% y estamos en el 4%. Por lo tanto, primero tiene que modificar las cuentas de 2022 y, lo segundo, presentar el techo de gasto de 2023 y, posteriormente, las cuentas. De momento, nos dijeron que presentarían el techo de gasto en julio y ahora dicen que no.

¿Pero habrá presupuesto en 2023? Usted ha sugerido que no.

Si Sánchez dice que su previsión de legislatura es concluirla a finales de 2023 y ahora dimite en su responsabilidad de presentar las cuentas, ya estaríamos ante un gobierno zombi.

Ante esta realidad que define, las encuestas le están aupando. ¿Se ve presidente?

Sé distinguir qué es una encuesta y un recuento electoral. Comparto esa frase de Manuel Fraga de que hay dos maneras de perder las elecciones: darlas por ganadas o darlas por perdidas. Y la frase tiene absoluto vigor.

Ha propuesto, de entrada, que ante las próximas elecciones gobierne la lista más votada. Suele hacerse cuando el viento político sopla a favor.

Si cogen la hemeroteca verán que esa propuesta la hice después del Pacto del Tinell. El disparate de romper la tradición sana de respetar el resultado de las urnas, que son las fuentes limpias de la democracia, y de abusar de forma torticera contra ese resultado, como fue el pacto que consistía en que siempre se harían alianzas para evitar que gobernase el PP en caso de victoria, eso ha sido un antes y un después en el ámbito electoral español. Hoy en día, aquel planteamiento que hice sigue siendo bueno.

Con esa propuesta, hace cuatro años Moreno Bonilla no habría gobernado en Andalucía, por ejemplo.

Por supuesto, pero la lista más votada no solo puede ser un principio cuando te interesa. Después de una década no dejando gobernar al PP comprenderán que cuando hay una escisión del centro derecha utilicemos las mismas reglas que nuestro adversario. Aún no hay elecciones. Pactemos la lista más votada.

¿Pero aceptaría un gobierno con el PSOE? ¿Por qué España es incompatible con una gran coalición?

El PSOE ha mutado. No es el PSOE de Guerra, González o Rubalcaba. Desde sus primarias el PSOE ha ido abandonando su perfil de partido de Estado para convertirse en otro más personalista, donde el secretario general, Pedro Sánchez, tiene un enorme poder y no está cómodo con ningún planteamiento que no sea que el PP esté en la oposición y que él gobierne con cualquiera.

Explíquese.

Si estás dispuesto a gobernar con cualquiera, incluso con aquellos como Podemos sobre los que dijiste que no podrías dormir gobernando con ellos y a las 48 horas presentas un pacto en contra de ese compromiso, es más complicado. Queremos gobernar con una mayoría suficiente.

Y, en su caso, ¿con quién preferiría liderar el Ejecutivo?

Lo tengo clarísimo. Mi experiencia de gobierno siempre ha sido la misma. Gobernar con los votos.

¿Pero cuál sería su objetivo? ¿Orillar a Vox?

Queremos captar al electorado de Vox, al que le tenemos mucho respeto porque fue nuestro electorado. Es evidente que vamos a intentar conseguir a la mayor parte del electorado de Vox y a la mayor parte de la socialdemocracia española que no se siente representada con Sánchez. Y esto ha sido el resultado de las elecciones gallegas, madrileñas y andaluzas.

Alberto Núñez Feijóo: "Vamos a intentar conseguir el electorado de Vox"

Disculpe por la insistencia, pero en el caso de un resultado en el que necesitase a Vox, como en Castilla y León, ¿aceptaría un gobierno con Vox?

Ustedes pueden insistir, pero permita que yo también insista en la respuesta. Yo no salgo a empatar, salgo a ganar. No vamos a renunciar a una mayoría suficiente para gobernar.

Indirectamente está diciendo que su línea roja está en los radicalismos de izquierda.

Es evidente que yo no me veo presidente con el apoyo de Bildu ni con ERC. No hay ningún presidente mejor para Bildu y ERC que Pedro Sánchez.

Sí es evidente que se ha producido un acercamiento en los últimos días hacia el nacionalismo más moderado. ¿Cambia el perfil del PP en Cataluña?

Distinguimos entre los partidos independentistas y los partidos nacionalistas. Ninguno de los dos entra en nuestra ideología de una sociedad abierta, plural y de una España europeísta. Es evidente que partidos independentistas como Bildu y ERC son incompatibles con el PP.

¿Se deduce que en caso de necesidad electoral no tendría inconveniente en pactar con el PNV?

El PNV ha apoyado en el pasado al PP en algunas ocasiones. Pero, por ejemplo, cuando presentó una moción de censura unos días más tarde de respaldar los presupuestos, a España le ha ido mucho peor y al País Vasco también.

¿Cuál va a ser la relación que quiere establecer en las Cortes Generales con esos partidos nacionalistas?

Todos los partidos que acepten la Constitución entran dentro de las posibilidades de entendernos y aquellos partidos que no la aceptan, la incumplen y están en contra no entran en nuestro radar.

En ese sentido, ¿qué le parece la ley de Memoria Democrática, que ya tiene el plácet gracias al pacto con Bildu? ¿La derogará si llega al poder?

La ley de Memoria Democrática es la explicitación más clara de cómo Pedro Sánchez ha llegado a la presidencia del Gobierno. No solo me parece un error histórico sino una provocación innecesaria. Que la ley se apruebe cuando faltan escasos días para que se cumpla el 25 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco me parece una grosería política difícil de olvidar. Hay muchos socialistas que no van a aceptar el estar en un gobierno sin condiciones. ETA intentó que la democracia en España no fructificase a base de disparos y asesinatos. Y que hoy un partido político heredero de aquella banda terrorista esté escribiendo la memoria democrática de España da escalofríos. Es uno de los episodios más negros de esta legislatura de Sánchez.

Núñez Feijóo: "La ley de Memoria Democrática es uno de los episodios más negros de la legislatura"

¿Qué no hemos aprendido 25 años después?

En España se es capaz de hacer grandes gestas y también de provocar escisiones, tensiones y un supremacismo ideológico muy preocupante. Pensar que el presidente encargue y confíe en Bildu para escribir la memoria democrática del país no era previsible. Ni Zapatero lo haría. Esto es una constatación de la mutación que ha experimentado el PSOE. Las agresiones que sufrieron el alcalde de Pamplona y sus concejales en Sanfermines es la explicitación de que Bildu no acepta la Constitución ni la Transición ni lo que ha ocurrido durante ella. ¿Hay alguna necesidad de seguir la estela de Bildu para mantener la presidencia del Gobierno del país? Yo entiendo que no.

¿Cuál es su responsabilidad política con relación a las nuevas revelaciones sobre las conversaciones de la cúpula del PP cuando era Rajoy presidente?

El PP ha pagado sus errores de forma más intensa y contundente que cualquier otro partido y ha salido del gobierno a través de una moción de censura. El PSOE ha tenido graves episodios de corrupción institucional y está pendiente de la sentencia del Supremo sobre dos expresidentes condenados por los ERE de Andalucía, el mayor escándalo de corrupción, con 700 millones de dinero público. Dicho eso, si alguien ha cometido algún error, político o penal, tendrá que pagar por ello. Pero en relación a las cintas vinculadas con Cospedal, este asunto acaba de archivarse. No parece verosímil el interés por retrotraer a ocho o 10 años actos que ya están juzgados en su mayoría.

La situación económica es especialmente preocupante. ¿Las soluciones? Usted propuso deflactar el IRPF.

Lo primero es no llegar tarde. Llevamos un año y medio con una inflación preocupante que el Ejecutivo se ha negado de forma constante y continua a aceptar. Presenta alguna sintomatología del año 2007 y 2008 cuando se decía que no había crisis. En el año 2021 la inflación fue del 6,7%, y, antes de la guerra de Ucrania, el 7,8%. El exceso de recaudación por la inflación es de 16.500 millones en los cinco primeros meses. Devolvamos a las rentas medias y bajas lo que se ha ha pagado como consecuencia de la subida del IPC.

¿Cuál es su opinión sobre el intento de acuerdo para un pacto de rentas? ¿Frenará la inflación?

Debemos escuchar con respeto a los economistas del Banco de España y no acudir a la descalificación, como hace el Gobierno. Acreditan que debemos limitar los incrementos salariales. Y estos son del conjunto de los trabajadores del país, no de una parte. Un pacto de rentas sensato donde intentemos proteger a los más vulnerables y mantener un sendero de previsibilidad de costes me parece que va en la buena dirección.

Con el coste de la energía disparado, ¿qué le parece la etiqueta verde que ha aplicado Europa al gas y a la energía nuclear?

Pragmática, realista y correcta. Acabo de proponer ampliar la vida útil de las cinco centrales nucleares en España. Por responsabilidad y desde la oposición.

¿Hubo una excesiva precipitación a la hora de fijar el fin del carbón en España?

Sin duda. Se ha realizado una transición energética abrupta, quirúrgica, y, por lo tanto, no ha existido. Ha habido un corte abrupto de fuentes de energía por un planteamiento ideológico. Y la energía no es ideología sino tecnología. Lo que le ha obsesionado al Gobierno es la ideología energética que va en contra de la realidad energética de España. Hay que someter la ideología a los intereses generales y no superponerla. Somos el único país de la UE que ha cerrado las 14 centrales térmicas cuando Alemania tenía 38 y abrió dos más. Y Polonia está produciendo enormes cantidades de megavatios con carbón. Estamos a favor de la neutralidad climática, pero en este momento, con una guerra, no solo mandar parar sino acelerar el final es una irresponsabilidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión