Aragón
Suscríbete por 1€

Elena Colás, la profesora zaragozana que crea cantera en Instagram: "Aprender Derecho Penal puede ser divertido"

Con su perfil @elenaprofepenal, la profesora zaragozana de derecho penal de la Universidad San Jorge triunfa en Instagram.

Elena Colás es Personal Docente Investigador en la Universidad San Jorge, donde imparte Derecho Penal y Procesal
Elena Colás es Personal Docente Investigador en la Universidad San Jorge, donde imparte Derecho Penal y Procesal
H. A.

Quizás no aglutina miles de seguidores, pero la zaragozana Elena Colás (35 años) ha logrado crear un perfil completamente innovador en Instagram, demostrando que las redes sociales pueden ser verdaderamente útiles para, en este caso, educar y explicar conceptos que, de otra manera, resultan mucho más complicados.

Y esto es lo que hace, precisamente, en su perfil @elenaprofepenal, con vídeos que, en clave de humor, profundizan en conceptos que suelen llevar a confusión, como la diferencia entre homicidio o asesinato; robo o hurto y el concepto de legítima defensa. "Instagram me ha permitido acercar a mis alumnos a conceptos más técnicos, filosóficos o abstractos, y traducirlos a su lenguaje habitual", explica.

Comenzó con esta red social hace tan solo unos meses, y algunos de sus vídeos ya superan las 8.000 reproducciones. "Mi objetivo, además de que aprueben, es que aprendan, que recuerden y retengan, y sobre todo que lo sepan aplicar en la vida real. En mis redes explico que aprender Derecho Penal puede ser divertido", puntualiza.

"Instagram me ha permitido acercar a mis alumnos a conceptos más técnicos, filosóficos o abstractos, y traducirlos a su lenguaje habitual"

Algo de lo que ella sabe mucho, pues antes de ser profesora de Derecho Penal, también fue alumna. "Cuando los chavales llegan a la Universidad, suelo engancharlos con cosas que saben, las cuales tenemos que reconstruir porque las aprenden mal", explica. Se refiere a casos mediáticos o ejemplos que, generalmente, han conocido a través de las redes sociales, y que hacen flaco favor a su futura trayectoria profesional.

"Cuando llegan a la universidad y les toca enfrentarse a esta asignatura, todos relacionan el Derecho Penal con la cárcel, como en las películas, pero hay mucho más", explica Colás. Y, en parte, tienen razón, pero es tan solo la punta del iceberg de esta realidad. "Para mí es la parte del derecho más cruda", continúa.

Y fue precisamente uno de los alicientes que hicieron a esta estudiante de Ciencias abandonar sus planes de estudiar Telecomunicaciones y decantarse por el Derecho. Eso, y el hecho de haber vivido en el seno de una familia vinculada al mundo de los cuerpos y fuerzas de seguridad. "Cuando creces entre policías, guardia civiles y militares, ha marcado en mí ese sentido de la justicia. Supongo que quería comprender las normas del juego", explica.

Tras ejercer como abogada durante varios años,  se le presentó por casualidad la oportunidad de enseñar lo que le apasionaba. "Surgió una plaza para impartir cursos de Derecho Penal para el Ministerio de Defensa, formando a la tropa para acceder a la escala de cabos y guardias de la Guardia Civil y a la básica de Policía Nacional", rememora. Se presentó y vivió una de las experiencias más enriquecedoras de su vida. "La gente acabó súper contenta conmigo y me recomendaron; los resultados fueron tan buenos que decidí seguir por esta vía", explica.

De allí pasó a dar clases en varias academias, hasta que un compañero le contó que iban a sacar plazas en la universidad. "Pensé que sería imposible que me cogieran, que era joven, pero la entrevista fue genial. Al fin y al cabo, llevaba cuatro años haciendo eso, dando clases de Penal", añade Colás. Hoy es Personal Docente Investigador en la Universidad San Jorge, donde imparte Derecho Penal (parte general y especial) y Procesal Penal, entre otras asignaturas.

Con su perfil @elenaprofepenal triunfa en Instagram
Con su perfil @elenaprofepenal triunfa en Instagram
H. A.

Un trivial, un tuit o una 'reel' como armas

Sin embargo, no es la primera vez que esta profesora hace uso de las redes sociales como armas educativas. También implementó una actividad en Twitter, en la que retaba a los estudiantes a tratar de traducir conceptos jurídicos y compartirlos con los internautas: "Fue una buena manera de motivarlos al dotarlos de la responsabilidad de crear estas publicaciones. Para ello, primero tenían que entenderlo para poder explicarlo".

También prepararon un trivial jurídico, como ejemplo de ‘gamificación’, otra actividad que fue un rotundo éxito. "Lo pasaron un poco mal, pero al final del curso me reconocieron que habían aprendido mucho, y eso es lo más gratificante", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión