Aragón
Suscríbete por 1€

Los agentes sociales ven "insuficientes" las medidas y creen que no frenarán la crisis

CEOE Aragón habla de "decepción" y Cepyme muestra dudas sobre la efectividad de las rebajas. Los sindicatos valoran las ayudas a los colectivos vulnerables pero piden más control de los precios.

Voluntarios del centro Salvador Allende, este sábado en la recogida de alimentos.
Voluntarios del centro Salvador Allende, este sábado en la recogida de alimentos.
Guillermo Mestre

"Con cautela", "desilusionados", viendo algunos "destellos positivos" en determinadas medidas pero echando en falta "unas políticas más agresivas", los agentes sociales de Aragón coincidieron en señalar que las medidas aprobadas este sábado por el consejo de ministros van a resultar "insuficientes" para frenar una complicada situación que ya no puede considerarse "coyuntural".

Muy crítico, el director general de CEOE en Aragón, Jesús Arnau, calificó de "decepcionantes y populistas" las medidas anunciadas por el presidente Pedro Sánchez. "Si queremos frenar la disparada inflación con estas actuaciones nos equivocamos", aseguró Arnau, para quien el Gobierno tendría que haber actuado "en aquello que afecta a la competitividad del país".

El director general de la patronal aragonesa destacó que en el decreto aprobado echa de menos "una reducción efectiva a nivel impositivo". Para Arnau, la situación que atraviesan las empresas debido a los altos costes de la factura de la luz exigen una "bajada generalizada de impuestos" y una "contención drástica del gasto público". Y lamentó que España ha optado, a diferencia de otros países europeos como Francia y Alemania, por un modelo energético "desnortado". "Hemos querido ser más ecológicos que nadie a un precio elevadísimo". En opinión de Arnau, tampoco los fondos europeos están llegando como se esperaba a las inversiones previstas por el tejido empresarial.

La presidenta de Cepyme Aragón, María Jesús Lorente, puso "cautela" en sus declaraciones hasta conocer la "letra pequeña" de las medidas una vez salgan publicadas en el Boletín Oficial, pero mostró sus dudas de que estas medidas sean "suficientes". Como ejemplo destacó la reducción de 20 céntimos en el precio de los carburantes, "cuando desde primeros de año su precio se ha incrementado cerca del 50%".

Y aunque aseguró que "toda rebaja es bienvenida", en referencia a la bajada del IVA actual de la luz del 10% al 5%, matizó que "habrá que ver hasta cuántos kilovatios se aplica y qué repercusión real tienen cuando el precio de la misma se ha disparado tanto en todos estos meses". Destacó además que el aplazamiento de cuotas a la Seguridad Social tendría que alargarse hasta final de año.

"Más control de precios"

También los líderes sindicales quieren leer con detenimiento los matices de las medidas, pero en una primera lectura de lo anunciado por Sánchez muestran serias dudas de que solo estas medidas sean suficientes.

"Se da continuidad a las medidas que ya estaban y se profundiza en algunas que habíamos solicitado", valoró el secretario general de CC. OO. en Aragón, Manuel Pina, que insistió en que este sindicato ya había señalado que las acciones del anterior decreto tenían una duración "muy corta". Considera Pina que se tenía que haber profundizado más en los colectivos más vulnerables al tiempo que advirtió que estas medidas no van a ser suficientes si la difícil situación se alarga: "Tendremos entonces que hablar de crisis e incluso de recesión".

También Daniel Alastuey, secretario general de UGT en Aragón, valoró las medidas destinadas a los colectivos más vulnerable, así como la subida de las pensiones no contributivas y del ingreso mínimo vital, pero mostró sus dudas de la eficacia de la rebaja del IVA de la luz.

Pero a este sindicato, explicó Alastuey, le hubiera gustado que para diseñar estas actuaciones se hubiera convocado, como se ha hecho durante la pandemia, la Mesa de Diálogo Social, que el decreto hablara de una subida del salario mínimo, y sobre todo "unas políticas más agresivas para el control de precios, especialmente de la energía".

"Desilusionada" y "decepcionada" se mostró la presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos de Aragón (ATA), Mayte Mazuelas, que aseguró que las medidas aprobadas ayer "no sirven para nada ante la asfixia que viven los autónomos".

Para Félix Martínez, uno de los portavoces de la coordinadora en defensa del sistema público de pensiones (Coespe) en Zaragoza, lo anunciado por Sánchez "solo son parches". "Llevamos ya mucho tiempo diciendo que las pensiones no son moneda de cambio para nada", señaló, al tiempo que insistió en que "la pensión mínima debería ser igual al 60% del salario medio de Europa, eso está en 1.200 euros, y ni de lejos se acerca", insistió Martínez.  

"La rebaja en el transporte beneficiará a la clase trabajadora"

"La rebaja en el transporte público beneficiará a quienes más lo usan, la clase trabajadora". Es la opinión de Manuel Arnal, el presidente de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), sobre el decreto impulsado ayer por el Gobierno central que, entre otras cosas, rebaja hasta un 50% los abonos mensuales del transporte público estatal y un 30% los del autonómico y municipal, aunque con posibilidad de que comunidades y ayuntamientos lo amplíen también hasta el 50%. Arnal consideró que, pese a que "todas las medidas que no son dependientes de renta tienen un sesgo un poco peligroso", esa bonificación será útil para una amplia mayoría de los ciudadanos.

Recordó que en Zaragoza los autobuses y el tranvía son los métodos de transporte más utilizados, solo por detrás de los desplazamientos a pie, y además dijo que la red está distribuida de forma que resulta útil para muchos trabajadores. Asimismo, aplaudió que la medida llegue a tiempo para el regreso del periodo escolar, cuando más crecen los usos en el transporte urbano, y que se vaya a mantener hasta final de año.

Arnal mencionó el conflicto entre la plantilla del bus y la concesionaria Avanza y destacó que el Ayuntamiento debería ampliar la bonificación para "incentivar" el uso del transporte público después de las pérdidas de usuarios registradas durante la crisis sanitaria (todavía sigue en torno a un 20% por debajo de lo que era habitual en 2019) y también para paliar el hartazgo de los usuarios tras un año y medio de huelga.

Por su parte, José Ángel Oliván, presidente de la Unión de Consumidores de Aragón (Ucaragón), destacó también la rebaja al transporte público, que puede redundar en un aumento de usuarios de abonos. Respecto a este paquete de medidas aprobadas en el decreto anticrisis, dijo, "es positivo y va en la buena línea, pero no es suficiente". Oliván, que emplazó a conocer más en profundidad las medidas cuando se publiquen en el Boletín Oficial del Estado (BOE), aseguró que algunas cuestiones eran "imprescindibles", como mantener la rebaja de 20 céntimos en el litro de carburante o el tope a la subida de alquileres, porque "la situación no ha mejorado". Respecto la reducción del IVA sobre la electricidad de un 10% al 5%, "lo que hay que hacer es cambiar el mercado eléctrico en su totalidad. Todo lo demás serán parches", añadió.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión