Aragón
Suscríbete por 1€

UGT Aragón pide a la Administración poder adelantar dos horas el horario de trabajo en las obras

Las empleadas de la zona azul Z+M disponen de dos descansos por la tarde en lugar de uno en los meses de más calor

Operarios trabajando en las obras de la avenida Tenor Fleta de Zaragoza.
Operarios trabajando en las obras de la avenida Tenor Fleta de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Evitar golpes de calor en el andamio o en trabajos de la construcción que requieran estar en el exterior a temperaturas extremas es lo que busca UGT Aragón al pedir a la Administración local, provincial y autonómica suspender temporalmente (en los meses de verano) ordenanzas como la del ruido para que en las obras se pueda empezar a trabajar dos horas antes, a las 6 y no a las 8 como está estipulado para no molestar al vecindario, evitando así tener que trabajar en la construcción las horas centrales del día. Las altas temperaturas, reconocen desde el sindicato, «son un factor de riesgo para la seguridad y salud laboral llegando a producirse un 25% de muertes si la temperatura corporal alcanza los 40,6º».

En las obras, pero también para otros trabajos a la intemperie como el mantenimiento de carreteras u obras públicas, las labores forestales, la jardinería, la limpieza viaria o la agricultura, UGT pide extremar las precauciones y repartir EPI (equipos de protección) así como adaptar los horarios, aumentar los descansos o establecer carpas o zonas de sombra, es decir, «medidas de prevención que no siempre se toman y son muy necesarias», destacó José Juan Arcéiz, responsable de FICA-UGT. 

José de las Morenas, coordinador de salud laboral del sindicato, recordó que "ante situaciones de temperaturas extremas se puede pedir la paralización de la actividad", mientras que su homólogo en CC. OO., Luis Clarimón, destacó que no se valoran en su justa medida los riesgos del estrés térmico y pidió "una acción pública decidida que brinde especial atención a la protección de los segmentos de la población trabajadora más expuestos y más vulnerables, tal como está previsto en las políticas para la adaptación al cambio climático así como en la Estrategia Europea de Salud y Seguridad”.

Asimismo desde la federación CC. OO. Habitat han lanzado la campaña ‘No te calientes ¡Exige prevención!’ en la que a través de un video recomiendan a los trabajadores pedir jornada continua, dispensadores de agua, una zona de comedor climatizada, así como EPI para aminorar los riesgos.

Pero no solo es la construcción También las limpiadoras en el edificio de los juzgados de la Expo. «Le hemos pedido a la DGA que mantenga el aire acondicionado al menos un par de horas después de que se van los funcionarios porque llegan las empleadas de la contrata Distrivisual, que trabajan de 14 a 20, y tienen que estar limpiando a muchos grados. Hemos pedido que les dejen un rato el aire acondicionado encendido, pongan ventiladores o las cambien a horario de mañana», dijo Ana Urbano, de la Federación de Servicios de UGT Aragón.

Desde CC. OO. recordaron las altas temperaturas que soportan las trabajadoras en las cocinas de los colegios. «Son unas 120, la mayoría en la provincia de Huesca, y nos indican que en alguna cocina se han alcanzado temperaturas superiores a los 45 grados», indicó Andrés Mingueza, de la federación de Enseñanza.

OSTA señaló que las trabajadoras de la zona azul en Zaragoza (de la UTE Z+M) están siempre a la intemperie, pero que el convenio negociado en estos últimos años recoge que en verano puedan tener dos descansos de diez minutos en el turno de tarde en lugar de uno para poder buscar zonas de sombra o hidratarse.

Desde la planta de Stellantis en Zaragoza, la dirección aseguró contar con un protocolo de temperaturas de verano que establece medidas como la puesta en marcha del sistema de climatización (’chillers’) con agua sobreenfriada y la incorporación de ventiladores de refuerzo, así como fuentes de agua potable cercanas a todos los puestos siendo «una de las pocas plantas industriales de Europa que tiene sistema de refrigeración».

En Saica señalaron que todos los años por estas fechas se revisan las torres de refrigeración ademas de impartir charlas con recomendaciones contra el calor y enviar una pauta a todos los almacenes para evitar riesgo de incendios. Además, este año han introducido en la planta de Natur en Sevilla unas pulseras predictivas –a modo de reloj inteligente– que avisan al trabajador si empieza a tener síntomas de golpe de calor.

En el campo, desde la comarca de Valdejalón, Vicente López, responsable de Relaciones Laborales de UAGA, señaló que este calor lo sufren cada año, aunque no tan pronto. «Se trabaja desde las 6.30 hasta las 14.30. Antes no se ve, y a las 10.30, en la recogida de la cereza, se hace una pausa de 20 minutos y siempre se pone agua fresca a su disposición de la gente». La pena, que «la mitad no tendrá trabajo por la poca fruta que hay debido a las heladas».

Punta de potencia

Lejos de cifras de 2010. Ante una ola de calor como la actual, la demanda de electricidad en Aragón crece un 10%, señalan desde Endesa y en estos días, dicen, la mayor punta de potencia registrada ha sido de 1.390 megavatios frente a los 1.794 alcanzados el 29 de noviembre de 2010.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión