Aragón
Suscríbete por 1€

Alfonso Guerra reivindica en Zaragoza el legado de cambio del PSOE en el 40º aniversario de su llegada a La Moncloa

Durante una hora, en el salón de la Caja Rural de Aragón, el exvipresidente recuerda la universalización de la educación, la sanidad y las pensiones y el avance en derechos e infraestructuras.

Foto de la visita del exvicepresidente del Gobierno de España, Alfonso Guerra, a Zaragoza
Foto de la visita del exvicepresidente del Gobierno de España, Alfonso Guerra, a Zaragoza
Guillermo Mestre

Los socialistas aragoneses, con la excepción de los de Huesca, se volcaron este martes con Alfonso Guerra, que se desplazó por la tarde a Zaragoza para reivindicar el legado de cambio que impulsó como vicepresidente del primer Gobierno del PSOE, del que se cumplen 40 años de su llegada a La Moncloa

Durante una hora, en el salón de la Caja Rural de Aragón desgranó el avance en derechos e infraestructuras, las reformas económicas y la universalización de la educación, la sanidad y las pensiones que se logró entre 1982 y 1991, "la década del cambio" como la denominó Guerra. 

Aludió a que se multiplicó por cuatro el gasto social, las becas pasaron de 162.000 a 748.000 alumnos, se escolarizó a 1,4 millones de niños que no habían pisado un aula, se construyeron más de 3.500 kilómetros de vías rápidas y se tendió la primera línea de alta velocidad, entre otros hitos.

Guerra no renunció a la comparación con las actuales dificultades, apuntando que entonces sí tenían verdaderos "problemas", con una inflación del 24%, el terrorismo de ETA y una democracia aún por "consolidar". "Los grandes problemas de la nación estaban pendientes y ahora hay problemas, pero no son los grandes problemas", indicó.

Como contraposición al auge de los independentistas, también destacó la descentralización del gasto público y las competencias que se han hecho en España, hasta llegar al 48,5%, un nivel solo superado, resaltó, por Canadá y Australia. Guerra rehusó opinar sobre las elecciones andaluzas afirmando: "Yo ya he pasado de pantalla, estoy en otra pantalla", aunque también ha comentado que "los que llevan la campaña allí piensan que hay mucha animación; habrá que esperar al 19 por la noche". 

El presidente aragonés, Javier Lambán, se encargó de su presentación, que aprovechó para destacar que "el orgullo de pertenecer a un proyecto común se convierte en motor de cambios".

La Fundación María Domínguez, que ha organizado el evento, pretende recordar lo que significó el acto, "no por dar rienda suelta a la nostalgia y la melancolía, sino porque este tipo de ejercicios da legitimidad para encarar el futuro". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión