Aragón
Suscríbete por 1€

educación

Los directores de instituto reclaman que se mantenga la hora de tutoría en 1º de bachillerato

Proponen que los jóvenes tengan 31 en lugar de 30 horas de clase como ocurre en los itinerarios bilingües.

Aula de bachillerato en el instituto Virgen del Pilar el curso pasado
Aula de bachillerato en el instituto Virgen del Pilar el curso pasado
Guillermo Mestre

El borrador del currículo de bachillerato no llega exento de polémica y los directores de instituto ya han anunciado que alegarán contra la decisión de eliminar la hora de tutoría del horario de 1º de bachillerato que se implantará con la nueva ley educativa (Lomloe). "Nos preocupa mucho que no haya esa atención al alumnado por parte del profesor que se ha asignado como tutor", apuntó Pilar García, presidenta de la Asociación de Directores y Directoras de Institutos de Educación Secundaria de Aragón (Adiaragón). Por ello, propuso que el horario lectivo en este curso se amplíe a las 31 horas, "como ya se hace con los itinerarios bilingües". "Solo necesitamos que nos dejen autonomía a los centros para hacerlo. No vemos mayor dificultad", señaló.

La hora que se pierde de tutoría, la gana la asignatura de Religión, que durante el primer curso de bachillerato tiene dos periodos lectivos frente al que tenía con la anterior normativa (Lomce). En segundo ninguna de las dos leyes plantea esta materia, aunque con la Lomce los centros "podían ofertarla incrementando su horario, de 30 horas, en un periodo lectivo semanal", según se recoge en la normativa del Departamento de Educación.

Precisamente, esta misma solución es la que plantean desde Adiaragón para que la tutoría en 1º de bachillerato no desaparezca. "La orientación académica en bachillerato es muy importante porque los alumnos tienen dudas, hay que aconsejarles con los itinerarios a elegir y otros aspectos que se puedan dar", recordó García. En este sentido, insistió en que si finalmente no se modifica el planteamiento, se verá afectada la materia que imparte el tutor, ya que "el trabajo lo va a tener que hacer igual". "Si los alumnos necesitan orientación, ese tiempo se va a detraer de sus horas de clase", explicó.

Evaluación y promoción

Para pasar de un curso a otro será necesario superar todas las materias, aunque también se podrá promocionar con dos suspensos. Y no se podrá conseguir el título con materias pendientes, excepto cuando haya un solo suspenso y el equipo docente considere que "se han logrado los objetivos y adquirido las competencias" necesarias. Además, la media aritmética de las calificaciones obtenidas en la etapa debe de ser igual o superior a 5, el alumno se ha presentado a todas las convocatorias existentes y no se ha producido una inasistencia continuada y no justificada.

En este punto, desde Adiaragón han solicitado que la convocatoria extraordinaria de 1º de bachillerato "no entre en horario lectivo", puesto que obligaría a los centros a terminar antes el curso. Por su parte, los equipos directivos continúan a la espera de conocer cómo se articulará la prueba de acceso a la Universidad, que entrará en vigor en 2024, y la asignación de las nuevas materias a un departamento, tanto en la ESOcomo en bachillerato.

La nueva legislación educativa, que entrará en vigor en los cursos impares el próximo septiembre, también presenta otras novedades. Se incluye una nueva modalidad de bachillerato: el general. En él se podrán estudiar asignaturas como Ciencias generales o Movimientos culturales y artísticos. Asimismo, se podrían impartir materias como Oratoria o Unión Europea, que se pueden ofertar tanto en 1º como en 2º.

El currículo tiene "perspectiva de género", en un intento de visibilizar a la mujer. Por ejemplo, en Historia de la Filosofía se pide específicamente que se nombre a Aspasia de Mileto y Diotima de Mantinea para mostrar que "la mujer ha estado presente en la construcción del pensamiento occidental desde su origen". No obstante, recuerdan que la Atenas clásica dictó "su exclusión de la esfera pública". Referencias similares se hacen a Hipatia de Alejandría o Mary Wollstonecraft.

Por su parte, Religión deja de tener una asignatura espejo, por lo que los alumnos que no la escojan no tendrán clases en esas horas. Además, no puntuará para el acceso a la Universidad.

Críticas por Francés

Los profesores de Francés manifestaron su decepción por que su asignatura siga siendo optativa con el cambio normativo. "La situación se agrava ya que han puesto más optativas. Son atractivas para los estudiantes, que pueden acabar dejando el Francés", lamentó María José Lázaro, presidenta de la Asociación de Profesores de Francés de Aragón. Apuntó que este problema va más allá: "Mientras cada vez hay menos alumnos, las empresas demandan más personal con conocimientos del idioma".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión