Aragón
Suscríbete por 1€

Lambán saca pecho del fichaje de empresas y el PP le recrimina que vive en una fantasía

El presidente avisa de que la crisis de Ucrania obliga a reducir el consumo energético y vuelve a instar a un pacto de rentas.

Lambán y Pérez Anadón durante el pleno de este jueves
Lambán y Pérez Anadón durante el pleno de este jueves
Oliver Duch

"No hay una Comunidad que atraiga tanta inversión económica en este momento como Aragón". De este modo, el presidente aragonés, Javier Lambán, defendió este jueves con ahínco la gestión económica del cuatripartito y sacó pecho del fichaje de empresas, que contrapuso a la época en la que gobernó el PP y se dio todo lo contrario.

Su comparecencia ante el pleno de las Cortes, a petición propia para abordar la evolución de la situación económica, estuvo marcada por los anuncios de inversión y empleo del último mes, como los 2.500 previstos por Montepino en la antigua Universidad Laboral, el millar en el macromatadero que Tönnies ha previsto en Calamocha, los 150 de la farmacéutica Besins, los 380 de Oxaquim en Andorra o los 50 adicionales que creará Magna en su planta de Pedrola.

Y estos datos los utilizó tras aludir a que Aragón tiene mejores índices de crecimiento y población activa que el resto del país y menos desigualdad social.

No obstante, advirtió de la "turbulenta, complicada y muy grave" situación derivada de la guerra en Ucrania, que obligará a reducir el consumo energético y a duplicar el gasto militar. Por ello, reiteró la necesidad de alcanzar un pacto de rentas.

La preocupación por la situación fue compartida por todos los grupos políticos, pero PP y Vox tuvieron un discurso muy distinto. La portavoz popular, Mar Vaquero, reprochó su análisis a Lambán al entender que es una "fantasía que no se corresponde con lo que viven los aragoneses". A su juicio, al Ejecutivo le falta capacidad de reacción y resaltó que en Aragón hay 10.000 personas ocupadas menos que antes de la pandemia. Además, le echó en cara que en los dos primeros meses del año han cerrado 234 empresas y cuestionó la gestión de los fondos europeos.

Santiago Morón (Vox) no se salió del guion y volvió a reclamar la rebaja fiscal y el recorte del gasto público, como asesores y directores generales, a lo que el presidente le replicó que eso era "el chocolate del loro".

Mientras, Daniel Pérez Calvo (Ciudadanos) prefirió destacar el "potencial" de Aragón y animó a facilitar las inversiones con la simplificación administrativa acordada por la Cámara, de la que ha hecho bandera su partido. El diputado de IU, Álvaro Sanz, reclamó mecanismos para superar "desigualdades crónicas".

Los socios del cuatripartito, PSOE, Podemos, CHA e IU, hicieron piña, sin dejar reivindicar la erradicación de la pobreza energética, la reducción de los precios de la energía o un "mayor control" sobre el sector energético.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión