Aragón
Suscríbete por 1€

defensa 

Y si se hubiera producido en la Base de Zaragoza un accidente aéreo...

Este jueves por la mañana se ha realizado el simulacro de una emergencia tras un aterrizaje forzoso. Han participado efectivos civiles y militares.

Gif simulacro en la Base de Zaragoza

Un avión militar A400M lleva 40 pasajeros y sufre un aterrizaje forzoso por tener una avería en el tren de aterrizaje. Este simulacro del accidente se ha realizado este jueves por la mañana a las 10.00 en la Base Aérea de Zaragoza y ha supuesto escenificar el Plan de Reacción ante tal catástrofe, entre efectivos militares y civiles. El balance inicial de las víctimas ante un incendio detectado en la aeronave tras el choque en la pista ha sido de catorce fallecidos y doce heridos graves.

El general jefe de la Base, Santiago Ibarreta, y el subdelegado del Gobierno, Fernando Beltrán han intervenido en el simulacro para examinar la colaboración de los apoyos de medios internos y externos. Ambos se han mostrado su “satisfacción” por el “éxito” de la integración entre “efectivos de emergencias” de Zaragoza con los de la Base, como los Bomberos militares y civiles, Protección Civil, Cruz Roja, el 112 y el 061, junto a la Guardia Civil, Policía Nacional, y Policía Local.

La magnitud del siniestro ha provocado que la Jefatura de la Base Aérea solicitase el apoyo de medios civiles mediante una comunicación estandar al 112, que se ha personado en el puesto de mando (como ocurre en los incendios que se suceden en verano) y ha dirigido la reacción ante el accidente del avión del Ala 31.

Han acudido una docena de ambulancias para asistir a los heridos y trasladarlos a hospitales. Seis de ellas preparadas como ucis, para que la respuesta ante el siniestro fuera completa después de realizar el triaje de los heridos.

Varios todoterrenos de la Guardia Civil controlaban el tráfico de entrada en el sector sur de la Base y se han instalado dos equipos multidisciplinares de Bomberos y  Cruz Roja, que han creado sendos puntos de asistencia médica a las puertas de la pista de aterrizaje para realizar la primera atención de las víctimas. Algunos de los afectados por el siniestro sufrían crisis de pánico y precisaban la asistencia de psicólogos y psquiatras.

Es imprescindible este simulacro de convivencia entre el Ejército y los medios civiles como los Bomberos, la Cruz Roja y Protección Civil para poder responder ante cualquier situación de emergencia”, reconoce José Antonio Samper, responsable de los Bomberos de Zaragoza, que ha desplazado 24 efectivos (entre ellos médicos y ATS) y varios vehículos sanitarios al supuesto accidente aéreo.

Empieza con un incendio 

El accidente empezaba a tener su escenario con un incendio próximo del avión, así llegaban los primeros bomberos de la Base, que suelen tener ocho efectivos de guardia. Esto permitía entrar al avión A400M y evacuar a los primeros heridos al exterior con camillas.

El objetivo principal del simulacro es entrenar y perfeccionar los procedimientos de coordinación entre los organismos presentes y la Base Aérea de Zaragoza, familiarizar a todos ellos en su intervención en un escenario particular y fomentar la sinergia entre los participantes. Han asistido miembros de los GRS de la Guardia Civil, observadores de distintas unidades militares que tomaban notas de todos los detalles y el juez togado militar de Zaragoza, Miguel Ángel Delforno, que si fuera un accidente real debería abrir diligencias.

De hecho, el subdelegado del Gobierno sostiene que no será el último entrenamiento o simulacro similar que realicen en otros escenarios del Ejército en Aragón para mejorar la interacción entre los efectivos de emergencia civiles y militares.   

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión