Aragón
Suscríbete por 1€

defensa 

Dos paracaidistas saltan sobre la plaza del Pilar desde 1.000 metros con una bandera gigante

El acto que se inscribe en la celebración del Día de las Fuerzas de Armadas que tendrá lugar en Huesca el próximo 28 de mayo.

Los cabos primero Miguel Ángel Gómez Rivas y Christian Moltó González, de la Patrulla Acrobática del Ejército del Aire (PAPEA) de la Base de Alcantarilla (Murcia), serán los dos paracaidistas que protagonizan este sábado, 21 de mayo, el aterrizaje de la bandera española de 54 metros cuadrados y 12 kilos de peso en la plaza del Pilar de Zaragoza, acto que se inscribe en la celebración del Día de las Fuerzas de Armadas que tendrá lugar en Huesca el próximo 28 de mayo.

Los dos paracaidistas, que acumulan una experiencia de entre 5.000 y 7.000 lanzamientos paracaidistas cada uno, irán subidos en un avión T12 Aviocar que despegará de la Base de Zaragoza y realizarán una medición previa del viento antes de saltar. Está previsto que la celebración empiece a las 12.00 y a las 12.05 se producirá el salto.

"Primero hacen una pasada a mil pies o derimómetro, que es un testigo de viento, y entonces se decide dónde se produce la zona del lanzamiento de los dos paracaidistas", detalló el general jefe de Movilidad José Luis Ortiz-Cañabate. "Uno hace de guía y el otro que lleva la bandera, con un lastre enorme porque tiene 54 metros cuadrados". El primero que salta dirige al segundo, que tiene menor movilidad, y apenas pasan cinco minutos que transcurren en mil metros de altura.

"Es un acto sencillo y esperamos que haya una participación de la población de la ciudad en el izado de la bandera por el lanzamiento de los paracaidistas", recalcó el general jefe de Movilidad. "Viendo las previsiones es casi seguro que se tirarán porque tienen un límite si llegan a ir a 54 kilómetros por hora. Los pronósticos son que nos asemos".

Se izará otra menor en un mástil portátil

Al aterrizar, se plegará la bandera y se izará otra menor de doce metros en un mástil portátil que se coloca en la plaza del Pilar. Dos jóvenes que ganaron un concurso que organizó la Delegación de Defensa en Aragón serán los que realicen el izado.

"Se pensó este año en hacerlo en la plaza del Pilar y con el aliciente del salto paracaidista", destacó el general. El acto lo organiza el Ejército del Aire junto al Ministerio de Defensa, ya que los 75 militares (una formación de 60 y otros 15 miembros de la banda de música) que participan son del Aire, de Tierra y la Guardia Civil.

El general jefe de Movilidad Aérea ha agradecido a la Delegación del Gobierno en Aragón y al Ayuntamiento de Zaragoza por la organización que ha involucrado a la PAPEA ya que el día de las Fuerzas Armadas se solía celebrar en la plaza de España en los años pasados y con un carácter más limitado para el público. 

La PAPEA cuenta con 44 años de historia y fue creada en 1978 en la Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada, de la Base Aérea de Alcantarilla.  Desde entonces, se encuentra entre los mejores equipos de paracaidismo del mundo y ha obtenido más de 75 trofeos en las distintas competiciones internacionales y campeonatos mundiales.

La llegada de la bandera gigante en un salto celebrado en el día de las Fuerzas Armadas en Madrid.
La llegada de la bandera gigante en un salto celebrado en el día de las Fuerzas Armadas en Madrid.
Patrulla Acrobática del Ejército del Aire

Asimismo, el capitán José Luis Lomas, miembro de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire, detalla que para el lanzamiento habrá otros tres integrantes del equipo situado en una terraza de la plaza del Pilar midiendo con un globo de helio la velocidad del viento, además del lanzamiento de papeles desde el avión. "Parece que la ola de calor puede facilitar que estén más tiempo sobrevolando el espacio al ralentizar la llegada", recalcó el capitán.

La experiencia de los dos paracaidistas que realizan en acto les lleva también a medir los efectos térmicos que ofrece a su aterrizaje en la ciudad, donde influye el asfalto y el calor que se detecta en el suelo. El capitán Lomas explica que detallan la necesidad de los tornillos o giros más rápidos del paracadista que lleva la bandera gigante española.

Asimismo, la PAPE está integrada por 19 militares que proceden de la Escuela Militar de Paracaidistas y la Escuela de Zapadores integradas en la base de Alcantarilla (Murcia). "Hay alguno que lleva 17 años en la unidad y otros se van a los tres o cuatro", incide el capitán, quien agrega que el salto que realizan en Zaragoza es el primero, y coincidirá con otro que harán en una localidad de Palencia. "Solemos hacer unos 500 saltos al año", agrega.

Está previsto que el nivel del viento ronde los doce nudos en la plaza del Pilar y eso les permita su salto, ya que si llegan hasta los 18 o 20 nudos se suspenden. De hecho, el capitán Lomas recordó cuando suspendieron un salto para Aspanoa que iban a realizan en la Romareda debido a la intensidad del viento. "Es mejor que el viento sea longitudinal a la plaza porque es peor que sea trasversal", indica.  

  

Otro salto en Huesca  

El oficial de PAPEA anuncia que también van a realizar otro salto en Huesca el mismo día de las Fuerzas Armadas, el sábado 28 de mayo, en el acto que presidirán los Reyes. Será en la avenida Juan XXIII, a la altura del parque Miguel Servet, y van a preparar esta llegada tras quitar las farolas que puedan estorbar su aterrizaje. "Estuvimos allí hace dos meses y en la plaza del Pilar para prepararlo y en Huesca es más complicado", agrega el capitán José Luis Lomas. 

El general José Luis ortiz Cabañate y el subdelegado del Gobierno en Aragón, Fernando Beltrán, esta mañana en la rueda de prensa ebn la Delegación del Gobierno en Aragón.
El general José Luis ortiz Cabañate y el subdelegado del Gobierno en Aragón, Fernando Beltrán, durante la explicación de cómo sería el acto, en la Delegación del Gobierno en Aragón.
Efe / Javier Cebollada

Por otro lado, el subdelegado del Gobierno de España en Zaragoza, Fernando Beltrán, ha destacado el papel de las Fuerzas Armadas especialmente en los últimos años en la sociedad española con intervenciones de carácter humanitario, en especial el Ejército del Aire, que ha servido reforzar su presencia, desde trasladar a los 2.200 afganos desde su país a España o los refugiados y heridos desde Ucrania en pleno conflicto contra Rusia. Durante la pandemia, Beltrán ha mencionado el traslado del material sanitario para combatirlo en misiones complejas realizadas en China o su actuación en el desastre natural con el volcán de La Palma, donde ayudaron al traslado de material y personas.

Es muy interesante que la sociedad aragonesa tenga una oportunidad pública y abierta de su reconocimiento (a las Fuerzas Armadas). No es habitual poder ver un acto de carácter militar que se desarrolla en los acuartelamientos”, dice Beltrán en referencia al izado oficial de la bandera y a la intervención de la Patrulla Acrobática Paracaidista del Ejército del Aire (PAPEA), con un “salto de precisión” en Zaragoza, donde “no se ha hecho nunca”. “Esto suscita un interés en toda la población y estamos muy agradecidos al Ejército del Aire por pensar en esta actuación para la sociedad aragonesa”, agrega el subdelegado.

    

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión