Aragón
Suscríbete por 1€

Magna eleva a 60 millones la inversión en la fábrica de Pedrola, con 305 trabajadores

Gracias a las ayudas de la DGA, podrá generar 50 contarataciones más en los próximos dos años

La consejera de Economía, Marta Gastón, con el director general, Ignacio Pipió, en la visita a las instalaciones de Magna en Pedrola.
La consejera de Economía, Marta Gastón, con el director general, Ignacio Pipió, en la visita a las instalaciones de Magna en Pedrola.
Francisco Jiménez

Ni 30 millones de inversión ni 150 empleos son los que ha supuesto la inversión de Magna en el polígono El Pradillo de Pedrola. Eso fue lo que se filtró en octubre de 2015 cuando se supo que este fabricante de piezas de automoción, uno de los más grandes del mundo, iba a instalarse en Aragón. Ayer, siete años después, cuando sus directivos abrieron las puertas de la fábrica a la consejera de Economía Marta Gastón y a los medios de comunicación, las cifras que dieron a conocer suman el doble: 45 millones de inversión de 2016 a 2021 y 15 millones más que van a invertir los dos próximos años para respaldar la subvención de 1,2 millones recibida del Gobierno de Aragón para I+D aplicado a la empresa tanto para el desarrollo de bandeja de baterías por estampación en caliente para el coche eléctrico como para lograr procesos más eficientes.

Son 305 trabajadores los que emplea a tres turnos Magna en la planta de Pedrola, una de las cuatro que esta compañía canadiense, que por el momento no trabaja para la fábrica de Stellantis en Figueruelas, tiene en España (una en Valencia, junto a la planta de Ford, y las de Vigo y Barcelona). Si bien, fruto de esta apuesta por la I+D público privada, en los dos próximos años, generará otros 50 nuevos puestos de trabajo. 

Así se lo trasladaron los responsables de la planta –su director Ignacio Pipió y la jefa de Recursos Humanos, Teresa Sanz– a la consejera Gastón, que destacó que «Magna fue nuestro primer proyecto inversor cuando entramos y aprobamos la Declaración de interés autonómico para agilizar y que el proyecto fue una realidad en 2016». 

En estos años, «no tantos después», dijo, «hemos comprobado que la realidad ha superado las expectativas» ya que «se he hablaba de que en 2021 rondarían los 180 empleados y nos trasladan que son 305», algo que resulta «estimulante», añadió, para trabajar por sacar una nueva convocatoria de subvenciones que incentiven a la industria auxiliar a innovar en todo lo que es movilidad eléctrica.

Lo deseable, según la consejera Gastón, es que la factoría zaragozana de Stellantis fuera cliente de las auxiliares más cercanas. «Sería completar el círculo y la eficiencia de este tejido productivo», manifestó, antes de recorrer la nave de 20.000 metros cuadrados de Magna, de la división Cosma, especializada en soluciones de carrocería, chasis e ingeniería sobre todo para Volkswagen, Ford, PSA y gran parte de los fabricantes en España.

Con un alto grado de automatización, más de un centenar de robots y la sección de prensas trabajando al 70% de capacidad, lo que distingue el proceso de fabricación de Magna es la estampación en caliente, que permite sacar piezas más robustas y con menos peso, así como el corte láser y ensamblaje de piezas a través de soldadura por resistencia y el Mig/Mag, un proceso que permite depositar el metal a gran velocidad y en todas las posiciones. 

Al principio, fue el aluminio, pero ahora todos los componentes se hacen con acero

Magna no se ha visto muy impactado por la falta de suministro de microchips, únicamente en la medida que sus clientes han tenido que parar. De hecho pactaron un ERTE en octubre de 2021 que vence el 31 de julio del que han usado my pocos días.

La planta de Magna en Pedrola, que cuenta con una cátedra en la Universidad de Zaragoza, espera alcanzar este año una facturación cercana a 75 millones.

"Están cotizando continuamente" para nuevos modelos

David Romeral, director gerente del Clúster de la Automoción de Aragón (CAAR), destacó ayer que «Magna escogió Aragón para instalarse por su ubicación estratégica y para estar cerca de una planta de Stellantis. «En estos seis años ha suministrado componentes a toda la industria de fabricación de vehículos que hay en España, pero no a la de Figueruelas».

 Preguntado sobre si en el futuro podría suministrar piezas para los dos modelos anunciados (Peugeot 208 y Lancia Ypsilon), reconoció que Magna, al igual que otros proveedores, «están cotizando continuamente con todos los fabricantes» y que si ahora no sirve ninguna pieza a la planta zaragozana de Stellantis, posiblemente en el futuro podría hacerlo por ese envío permanente de ofertas o ‘Rfq’ (Request for quotation) a los fabricantes ante el lanzamiento de nuevos modelos. 

Romeral hizo hincapié en la necesidad de que la industria auxiliar pueda desarrollar Investigación y Desarrollo (I+D) para innovar y mejorar sus componentes y hacerlos más ligeros y adaptados a vehículos híbridos, eléctricos y no perder la carrera hacia la movilidad sostenible. M. Ll.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión