Aragón
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

Novaltia y Scati, premios Pilot en logística sostenible e innovación digital

Loalco, Tatoma, Moontech y ACF Innove, finalistas en la XXI edición del galardón

Finalistas del Pilot 2022. De izquierda a derecha, JoséPascual Guiu (Moontech), Carlos Martí (Tatoma), Pilar Molinero (IAF), Fernando Castillo (Novaltia), Arturo Aliaga (DGA), Alfonso Mata (Scati), Manuel Teruel (Cámara), Alberto Blanco (Loalco) y Fernando Viñuales (ACF Innove), ayer en el Palacio de Congresos de la Expo.
Finalistas del Pilot 2022. De izquierda a derecha, José Pascual Guiu (Moontech), Carlos Martí (Tatoma), Pilar Molinero (IAF), Fernando Castillo (Novaltia), Arturo Aliaga (DGA), Alfonso Mata (Scati), Manuel Teruel (Cámara), Alberto Blanco (Loalco) y Fernando Viñuales (ACF Innove), ayer en el Palacio de Congresos de la Expo.
Toni Galán

Novaltia, en la categoría de Movilidad y Logística Sostenible, y la empresa Scati, en la de Digitalización e Innovación, se hicieron ayer con los premios Pilot, que registraron su XXI edición con un nuevo formato después de dos décadas que  reconoce más las nuevas ideas en logística asociadas a tecnologías disruptivas. 

En una ceremonia presencial con más 500 invitados en el Palacio de Congresos de la Expo, de vuelta a la normalidad tras dos años de pandemia, el director general de Novaltia, Fernando Castillo, agradeció haber sido galardonado por segunda vez ya que Aragofar (que se fusionó con Vascofar en 2013 para crear Novaltia) obtuvo el Pilot en 2005.

«No quise decir nada antes, en mi presentación, por si condicionaba el fallo» señaló, reconociendo que «todos nos lo hemos merecido por igual», en relación a los otros dos finalistas, Loalco y Tatoma, y haciendo mención expresa a la Universidad de San Jorge, las empresas y los clústeres colaboradores con el proyecto galardonado, la automatización del reparto para hacer más eficiente un reto, en el que -dijo- intervienen 600 proveedores, mil farmacias y 40.000 referencias. 

«Hacemos 17.000 kilómetros diarios», explicó, que es «como ir a Kiev (Ucrania) cinco veces al día». Tuvo palabras de reconocimiento para todo el equipo, así como para su mujer, que le ha apoyado 36 años y de la que espera lo siga haciendo 33 más. Aprovechó la ocasión para recordar que empiezan ya a trabajar en el nuevo almacén inteligente tras la inversión de 25 millones aprobada el pasado jueves por el Consejo Rector de Novaltia.

«Ha sido una sorpresa. No lo esperábamos», señaló por su parte Alfonso Mata, director general de Scati, empresa dedicada a la seguridad por videovigilancia que ha desarrollado un sistema de geolocalización de interiores que permite a sus clientes disponer de la trazabilidad completa de los envíos que realizan. «Para arrancar estos proyectos se necesita ambición por el cambio y la encontramos en nuestros clientes», añadió, dándoles las gracias. En esta categoría, quedaron como finalistas Módulos Ribera Alta (MRA) junto con Moontech Industrial Solutions y ACF Innove por su proyecto ‘Amarre’ de optimización de los procesos de transporte en toda la cadena de valor.

«La competitividad logística de las empresas aragonesas ha ayudado a que la comunidad crezca económicamente y siga siendo muy atractiva para llevar a cabo inversiones», manifestó el vicepresidente aragonés, Arturo Aliaga, que destacó la potencia del tejido empresarial como «corazón del cambio tecnológico y del empleo».

A la necesidad de establecer más colaboraciones entre empresas y clústeres se refirieron David Romeral, director gerente del de Automoción en Aragón (CAAR); Francisco Javier Valenzuela, del de energía (Clenar); Manuel Pérez, de Tecnara,; y Ángel Gil, del logístico ALIA, en un mesa de debate moderada por Ana González, presidenta del Centro Español de Logística, en la que habló de los retos del reparto y distribución de última milla en las ciudades asociados al vehículo conectado, autónomo y propulsado por energías limpias como los biocombustibles sintéticos o el hidrógeno renovable. De su potencialidad habló la gerente senior de desarrollo industrial de Hidrógeno de Repsol, Matilde García, que informó del proyecto Shyne, un consorcio que promueve su uso que reúne a más de 30 entidades y las regiones de Aragón, Navarra, Cataluña y País Vasco.

Asegurar la innovación con el apoyo o la creación de ‘start-up’

Ana Peñuela, socia de Empoderamiento en Tecnología de la consultora KPMG, que impartió la conferencia ‘Aplicando tecnologías en logística para ser digital e innovador’ animó a las compañías a idear nuevas soluciones con el apoyo de ‘start up’ o incluso atreviéndose a crear las suyas propias. Solo el año pasado, indicó, la inversión en ‘start up’ en España fue de 471 millones, aunque 450 se los llevó Glovo, precisó, y son fundamentales para incorporar nuevas tecnologías, como el vehículo autónomo, «que será realidad en 5 o 10 años», la robotización, el big data, la realidad aumentada o la hiperautomatización en las cadenas de suministro».

 Según Peñuela, con la pandemia, el 80% de las empresas reconocen haber avanzado en digitalización, pero hay que seguir innovando, destacó porque «es una «carrera de fondo y hay que ir sin risa pero sin pausa». Y recomendó a las empresas «tener ambición de afrontar el cambio tecnológico, asumir esa cultura de transformación, tener una visión tranversal y trabajar por la mejora continua» de la mano de ‘start up’ con conciencia digital y proyectos innovadores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión