Aragón
Suscríbete por 1€

costa dorada

Las playas de Cambrils, sin chiringuitos a las puertas de la temporada de verano

Los clásicos establecimientos sobre la arena desaparecerán este año y serán sustituidos por unos nuevos que aún no están listos y cuya apertura depende de varios recursos judiciales.

Turismo en Cambrils en Semana Santa. playa y paseo peatonal
Playas de Cambrils durante la pasada Semana Santa.
MERCÈ VECIANA

Cambrils se planta ante la temporada de verano sin chiringuitos en las playas. Una de las localidades favoritas de los aragoneses para pasar unos días de vacaciones de momento no tiene ninguno de estos clásicos establecimientos sobre la arena. Aunque las obras para instalar algunos de ellos han comenzado, un largo conflicto judicial con varios frentes abiertos amenaza con paralizar su construcción y dejar sin este servicio a los usuarios de las playas de Cambrils.

Habitualmente, antes de Semana Santa ya estaban instalados -son estructuras que se desmontan durante el invierno- y abiertos. Sin embargo, muchos aragoneses se encontraron esos días con que este año no había ni rastro de los chiringuitos. En las últimas semanas han comenzado las obras para instalar algunos de ellos, aunque los trabajos se prolongarán durante varias semanas más -siempre que lo permitan los tribunales-. Otros ya es seguro que no se instalarán, porque los concursos públicos para su gestión quedaron desiertos. En cualquier caso, ninguno de ellos va a ser gestionado por sus anteriores propietarios, algunos de los cuales llevaban varias décadas al frente de los negocios.

El problema surge de la licitación que el Ayuntamiento de Cambrils convocó hace varios meses para adjudicar la gestión de los chiringuitos. Las antiguas concesiones habían vencido y estaban en una dudosa situación legal, por lo que el consistorio quiso aprovechar para regularizarlos, y que tuvieran una imagen más moderna y uniforme.

Según los empresarios que los gestionaban hasta ahora, el Consistorio puso unas condiciones económicas “inasumibles” para la gran mayoría de pequeños empresarios. Jordi Gavaldá, presidente de la asociación y hasta ahora gestor del chiringuito Marino -uno de los que ha quedado desierto-, señala que son “inviables económicamente”. Según sus cálculos, entre el canon que hay que pagar al Ayuntamiento y a la Generalitat, más la inversión en las nuevas infraestructuras y equipamiento, hay que aportar alrededor de “medio millón de euros”, que habría que amortizar en los cuatro años que dura la concesión.

“De los que los llevábamos hasta ahora no nos hemos presentado ninguno, porque sabemos lo que el negocio da de sí, y esto es inamortizable. Ha venido gente que ni siquiera es del oficio, pero ahora tienen miedo porque todo va muy lento y no es seguro que puedan abrir”, señala. Según apunta, siete de las licitaciones se quedaron desiertas, por lo que ya es seguro que esos chiringuitos no se instalarán este verano. Se espera que salgan a concurso de nuevo para el próximo. Fuentes del Ayuntamiento informan de que finalmente se adjudicaron 13 negocios para toda la localidad, tres en playa Ardiaca, dos en playa Llosa, tres en playa Regueral, dos en Cap Sant Pere, dos en playa Vilafortuny y una en playa Esquirol.

Algunos de ellos se han comenzado a instalar, mientras en paralelo se realizan trabajos para la conexión del agua, el alcantarillado y la electricidad, que tiene que hacer el Ayuntamiento. Las obras han sufrido retrasos debido a las dificultades para que llegaran los suministros. Aunque los chiringuitos se montan y desmontan para la temporada de verano (las autorizaciones van del 1 de marzo al 30 de octubre), las citadas fuentes municipales aseguran que “los próximos años se empezará antes y será más fácil porque ya se tendrá la experiencia y estarán las acometidas hechas”.

No obstante, todos estos trabajos se enfrentan también a varios conflictos judiciales que se dirimen en los tribunales. La asociación de chiringuitos (Associació de Xiringuitos Platges de Cambrils) ha presentado varios contenciosos por motivos diversos, como el diseño del alcantarillado, el modo en el que se produjo la apertura de plicas, la falta de estudios económicos sobre los negocios... Además, la semana pasada el juzgado de lo contencioso-administrativo número 1 de Tarragona admitió a trámite su petición de que suspendan de forma cautelar los expedientes de contratación y licitación para explotar estas instalaciones. Esta petición se resolverá estos días, y será la que determinará si finalmente Cambrils cuenta con chiringuitos este verano. En caso de que se deniegue, habrá que esperar a que las obras de instalación lleguen a buen puerto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión