Aragón
Suscríbete por 1€

'Hermanos mayores' contra el acoso escolar: "En los grupos de Whatsapp hay comentarios machistas y homofóbicos"

Estudiantes del instituto Pablo Gargallo de Zaragoza participan en el programa del alumnado ayudante y se implican en la acogida a nuevos compañeros y resuelven problemas de convivencia.

Reunión del observatorio de la convivencia del instituto Pablo Gargallo de Zaragoza con la asistencia del consejero Felipe Faci
Reunión del observatorio de la convivencia del instituto Pablo Gargallo de Zaragoza con la asistencia del consejero Felipe Faci
Guillermo Fatás

"¿Qué estáis viendo estos días en esos cinco minutos entre clase y clase? ¿Cómo vamos?" Arantza Palaín, coordinadora de convivencia del instituto Pablo Gargallo de Zaragoza lanza esta pregunta a una veintena de alumnos de 1º y 2º de la ESO que reciben formación para convertirse en ‘hermanos mayores’ para resolver problemas de convivencia entre iguales y prevenir el acoso escolar. El grupo celebró este miércoles un observatorio de la convivencia bajo el lema 'Nuestras palabras cuidan, nuestros gestos hablan', al que asistió el consejero de Educación del Gobierno aragonés, Felipe Faci

"Hay un mal uso de los grupos de Whatsapp de clase, con comentarios machistas y homofóbicos, cuando principalmente son para los deberes", contó Izarbe. Es un problema recurrente en el que los más veteranos tienen experiencia. "Lo que se puede hacer es poner unas normas para utilizarlo, intentar expulsar a las personas que no las cumplen o incluso crear nuevos grupos", propuso Leyre.

Es solo un ejemplo de los temas que se pueden abordar en estos encuentros que se han recuperado tras dos años de restricciones por el coronavirus y que celebran cada quince días en horario extraescolar. Son un equipo de estudiantes voluntarios capaces de escuchar, acompañar y ayudar a sus compañeros. Se implican así en la prevención, detección y erradicación del ‘bullying’ en sus aulas. "Me llamó la atención para contribuir a mejorar el ambiente en el aula, si todos nos llevamos bien estudiaremos mejor y se rinde más", explicó Ixeya sobre las razones que le llevan a participar.

Palaín comentó que en 2015 comenzaron diez institutos a poner en marcha este programa de alumnado ayudante y actualmente son más de 60, además de contar con la reciente incorporación de un colegio de educación especial. El próximo 27 de mayo el IES Pablo Gargallo será una de las diez sedes en las que se celebrará el Seminario de Convivencia y a él acudirán los chavales del Corona de Aragón de Zaragoza, Río Arba de Tauste y Juan de Lanuza de Borja. Una jornada en la que disfrutarán de una yincana sobre los derechos humanos y dos talleres de rap y gestión de las emociones y la ira. La gran participación de la comunidad educativa en esta jornada ha desbordado las expectativas y para facilitar y desarrollar el encuentro, el primero presencial tras la pandemia, se ha optado por el formato de la sedes.

La idea, señaló la coordinadora de convivencia, es que estos chavales sigan trabajando en misma línea y se conviertan en ciberayudantes, otra figura que va un paso más allá en las funciones. Su terreno es el de las redes sociales y las relaciones (y posibles situaciones de acoso) que pueden darse a través de ellas. Los ciberayudantes contribuyen a sensibilizar a sus compañeros en el buen uso de las redes sociales e informan sobre los riesgos y los fraudes más habituales. También instruyen a sus compañeros en la configuración correcta de las distintas aplicaciones.

Sayed y Abdullah explican a Felipe Faci la obra 'Raíces murales' en la que han participado como alumnos del aula de español
Sayed y Abdullah explican a Felipe Faci la obra 'Raíces murales' en la que han participado como alumnos del aula de español
Guillermo Mestre

El programa de tutorías emocionales fue otro de los puntos que se abordó en el encuentro, unas tutorías "invidualizadas" en las que se hace un seguimiento de adolescentes que necesitan un apoyo por diferentes circunstancias asociadas muchas veces a un contexto familiar y emocional complejo. Para Francho, un docente de FP Básica que se define a sí mismo como un "educador de calle" que utiliza el huerto como "herramienta pedagógica", esta iniciativa es "un acierto" y "más en estos años pospandémicos". "No les hemos preguntado a ellos cómo se sienten tras la pandemia y, sin embargo, hemos visto que han aumentado las depresiones y los intentos de suicidio", comentó. En el instituto hay 20 personas que participan en este proyecto voluntariamente y se necesitarían más.

El consejero de Educación se llevó de su participación en este observatorio un pasaporte como el que tienen ellos, en el que –a medida que van realizando acciones relacionadas con la convivencia– reciben un sello de reconocimiento. En el caso de Faci, su pasaporte recoge la participación en este encuentro de alumnado ayudante.

En el instituto Pablo Gargallo conviven 525 alumnos de una treintena de nacionalidades. De ello da fe la obra ‘Raíces murales’ de 3,06 por 1,90 metros, elaborada a principios de este año por alumnos del aula de español, que decora uno de los pasillos. En la Harinera ZGZ el equipo de Artebrije les guió en un proceso creativo  en el que han diseñado un mural inspirado en su viaje y en las experiencias vitales del grupo. Abdullah Mahmoud, de Jordania, pintó Petra. Sayed, de Afganistán, que llegó al centro a comienzos de este curso, explicó en español el significado de los helicópteros que ayudan a luchar en su país contra los talibanes,

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión