Aragón
Suscríbete por 1€

Stellantis ha abonado la paga de beneficios de 700 € a los trabajadores de Figueruelas

Es superior al bono percibido en 2019 de 600 euros y el de 500 euros del año 2020. Además, la plantilla ya en febrero cobró la paga variable ('pavi') por unos 650 euros

[[[HA REDACCION]]]thumbnail_TallerDeBaterias05.jpg
Taller de baterías de la fábria de Stellantis en Figueruelas 
Guillermo Mestre | Juan G. Misis Heraldo

Lo prometido es deuda. En febrero de este año el consejero delegado de Stellantis, Carlos Tavares, reconocía que los resultados impresionantes alcanzados por la corporación automovilística el pasado año, con unos beneficios por valor de 13.400 millones, tendrían contraprestación para los empleados de las fábricas. Aunque entonces no concretó la cuantía ya que la contribución de cada planta es distinta, los trabajadores de Figueruelas, de la división de Opel/Vauxhall, han cobrado ya 700 euros a finales de abril por este concepto.

Según ha podido saber HERALDO, ha sido una cuantía superior a la que percibieron en 2020, que fue de 500 euros, y a la que cobraron en 2019, antes de la pandemia, que fue de 600 euros. Es una paga por «trabajo efectivo», es decir, cada día que se falta se descuenta y también, se restan los permisos por maternidad y paternidad y los días de baja por enfermedad común, pero lo cobra la mayoría de los empleados de producción, unos 5.000 y también los trabajadores con contratos de relevo siempre que lleven tres meses en la compañía.

Así como este año ya ha sido paga de beneficios, en 2019 fue todavía un bonus lo que pagó Stellantis. «Queremos reconocer el compromiso de los empleados con un bonus especial para recompensar el compromiso de la plantilla, a pesar de que los requerimientos para pagar un ‘profit sharing’ (paga de beneficios) en Opel-Vauxhall no se han alcanzado» dijo la compañía hace ya tres años. Entonces la dirección de Figueruelas se congratuló de «trabajar por fin en una empresa rentable» y puso el acento en la apuesta de PSA «por Zaragoza con inversiones, volúmenes, empleo, trabajo. Han sido (y serán) años de intenso esfuerzo, pero el trabajo bien hecho tiene recompensa».

Antes de la pandemia tanto UGT como Comisiones Obreras reclamaron a la compañía incluir a Figueruelas en la paga de beneficios que el grupo francés concedía a las plantas del polo ibérico y finalmente este 2022 se ha visto atendida esa petición.

Además de los 700 euros que los empleados de la fábrica zaragozana han cobrado a finales de abril, ya en febrero percibieron una paga variable (pavi) de 650 euros, recogida en el convenio actual y que venía del anterior. Y ahora a finales de este mes de mayo, Stellantis abonara también la paga extra que tradicionalmente se paga antes de que de comienzo el verano.

Unas pagas que apenas pueden aliviar la pérdida de poder adquisitivo que están sufriendo los trabajadores de la industria y de los distintos sectores a raíz de la escalada de precios motivada fundamentalmente por el coste de la energía. De hecho Stellantis ha realizado una gran inversión en energía solar fotovoltaica, que a futuro complementará con eólica, para poder hacer frente al «incremento exponencial de los precios de la electricidad y del gas» que se han convertido en uno de sus principales costes.

Cierta tregua en la falta de microchips

Por otra parte, la crisis de semiconductores parece que está dando cierto respiro estas últimas semanas a la planta de Figueruelas que de momento está trabajando con normalidad y produciendo unos 1.825 coches al día ya que el turno de la noche funciona solo en una de las líneas después de que precisamente la falta de suministro frustrase la expectativa para haber recuperado ya en marco la otra mitad de este turno en abril y poder estar a plena capacidad ganando todo ese empleo temporal que ha desaparecido. Un problema, el de la falta de piezas, que está tardando en resolverse y que resulta aún más perjudicial al observar que la demanda de los modelos fabricados en Figueruelas se mantiene, especialmente del Corsa.

Opel España ultima su propuesta de Perte

Directivos de la fábrica de Opel España en Zaragoza, del grupo Stellantis, ultiman la propuesta de Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) que harán llegar al Gobierno para recibir ayudas de los fondos europeos Next Generation. Fuentes de la factoría confirmaron que se trabaja en esa solicitud, tal y como apuntó ayer el vicepresidente del Gobierno de Aragón y consejero de Industria, Arturo Aliaga, en la firma de un acuerdo con las Cámaras de Comercio. «Yo les puedo confirmar que antes del día 25 de mayo Stellantis presentará un expediente del Perte de la automoción localizado en la planta de Figueruelas», dijo el responsable político.

En la factoría aragonesa confían en poder materializar un Perte que le ayude a electrificar una línea de producción de vehículos en el que participen empresas de diferentes tamaños y más de una comunidad autónoma.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión