Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

Entrevista

Ricard Ramón i Sumoy: "La PAC da un paso muy importante hacia la agricultura familiar"

Ricard Ramón i Sumoy es jefe de Unidad Adjunto en la Comisión Europea. Su trabajo consiste en determinar los ejes del futuro de cada nueva Política Agraria Común. Esta semana desgranó en Zaragoza las claves de la que entrará en vigor en 2023.

Ricard Ramón i Sumoy, Jefe de Unidad Adjunto a la Comisión Europea.
Ricard Ramón i Sumoy, jefe de Unidad Adjunto en la Comisión Europea.
Oliver Duch

Ricard Ramón i Sumoy (Tarragona, 1976). Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster en Política Europea por la London School of Economics. Lleva dos décadas en Bruselas trabajando en asuntos relacionados con la Política Agraria Común (PAC). Desde el año 2006 trabaja en la Comisión Europea y, desde 2011, en el equipo que diseña las líneas de futuro de la PAC. Participó esta semana en Zaragoza en el VIII Foro de Desarrollo Rural.

La sostenibilidad es uno de los principales objetivos del sector agrario. ¿Qué puede aportar la PAC para mejorar en sostenibilidad?

La PAC aporta un apoyo a la renta, que es necesario porque el sector agrícola tiene un nivel de renta inferior al de otros sectores de la sociedad. Además, aporta un nivel de exigencias ambientales orientado a que el sector evolucione hacia esa transición sostenible. Es un cambio que hay que financiar y que se puede hacer porque tenemos una PAC sólida.

¿Es una cuestión de financiación o también es necesario afrontar un cambio de mentalidad del sector?

Con la nueva PAC hay nuevos instrumentos: los ecoesquemas, que son unas ayudas financieras vinculadas a unas determinadas prácticas. En cualquier caso, estamos viendo que hay un cambio de mentalidad, que los agricultores han entrado en esta transición. El debate es sobre los tiempos. Puede haber unos costes en el corto plazo que pueden generar dudas y por eso hay un apoyo financiero de la PAC, pero en el largo plazo la sostenibilidad acaba siendo rentable.

¿Cómo han impactado fenómenos como la pandemia o la guerra en Ucrania en la planificación y puesta en marcha de la nueva PAC?

Ahora, dada la gravedad de la crisis estamos en el corto plazo. Acabamos de aprobar, para la PAC actualmente en vigor, la eliminación de la obligación de dejar en barbecho el 5% de las zonas de interés ecológico. Hemos sacado un apoyo económico de 500 millones de euros para ayudar a los sectores más afectados. En la nueva PAC, como estamos discutiendo los planes estratégicos, la Comisión ha pedido a los Estados que tengan en cuenta esta nueva situación y que impulsen iniciativas como la potenciación de cultivos de proteaginosas a través de un un pago acoplado, estamos animando a los Estados a que apoyen las inversiones en biogás para ser menos dependientes de energía fósiles.

La PAC ha tenido una cierta contestación en Aragón en aspectos como la defensa de un agricultor profesional. ¿Qué diría a los agricultores aragoneses a este respecto?

Esta nueva PAC está concebida de modo que las administraciones nacionales y autonómicas puedan adaptar las normas a determinadas visiones y situaciones. Desde la Comisión pensamos que tiene que ser la administración competente la que determine cuál es la figura de agricultor en activo. Eso sí, pensamos que la nueva PAC ofrece muchas oportunidades y, aunque pueda haber gente que quizá sienta que no se han atendido sus peticiones, la nueva PAC, con el apoyo básico, con los ecoesquemas, con los mecanismos de redistribución, que ahora son obligatorios, es más social y da un paso importante hacia el modelo de agricultura familiar.

Ha anunciado una Red de Sostenibilidad. ¿En qué va a consistir?

Se trata de un muestreo en el que participan las explotaciones de modo voluntario proporcionando datos a las administraciones que después mandan a la Comisión y que nos permite tener una foto precisa de cómo está el sector. Hasta ahora se hacía con datos contables y, a partir de ahora, se hará también con datos de sostenibilidad. Esto no es para fiscalizar, sino para conocer lo que se está haciendo y para que las administraciones puedan asesorar de manera más precisa y los agricultores puedan tomar mejores decisiones.

La Comisión va a a incidir en el papel del consumidor para que tenga dietas más saludables. ¿Cómo se concilia esto con la difícil situación económica que atravesamos?

Los alimentos más saludables no tienen por qué ser necesariamente más caros. Somos conscientes de que este es un gran reto, pero deben ser las administraciones nacionales, regionales o locales las que lo aborden. La Comisión no puede intervenir en estimular el consumo de este tipo de alimentos, pero las administraciones más cercanas sí que pueden hacerlo.

¿Cómo será el agricultor del futuro?

Pensamos que no habrá un único agricultor del futuro, sino muchos muy distintos. Habrá un agricultor profesional, muy identificable; pero habrá otros, más grandes o más pequeños, centrados en determinados nichos de mercado. Al agricultor del futuro hay que concebirlo como un técnico, como un empresario que tiene un negocio y lo gestiona en base a unos criterios de sostenibilidad y rentabilidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión