Aragón
Suscríbete por 1€

coronavirus

La Cámara de Cuentas de Aragón advierte de la compra de 'epis' sin factura

El informe de fiscalización de las cuentas de la Comunidad de 2020 refleja un pago por anticipado de 244.570 euros por material sanitario.

El Colegio de Médicos de Zaragoza reparte EPIs en 44 residencias de mayores de la provincia
Algunos de los epis que se repartieron durante los primeros días de la pandemia.
Heraldo

La Cámara de Cuentas de Aragón ha advertido en el informe de fiscalización de las cuentas de la Comunidad de 2020 de un pago por anticipado de 244.570 euros por material y equipos sanitarios de protección individual (EPIS) sin que conste la factura del proveedor, por lo que no ha podido obtener evidencia del suministro, si bien el Gobierno de Javier Lambán asegura que el material se recibió, pero no las facturas originales.

En el informe, el órgano fiscalizar afirma que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) presentaba a 31 de diciembre de 2020 un saldo en la cuenta 555, de pagos pendientes de aplicar, de 244.570 euros correspondiente a un pago realizado de forma anticipada el 2 de abril de 2020 por compra de material y equipos sanitarios de protección individual (EPIS), y que no se le suministró, aunque la solicitó en reiteradas ocasiones, documentación acreditativa de la recepción de la mercancía ni la factura del proveedor, por lo que no se ha podido obtener evidencia de que se haya recibido el suministro.

No obstante, el IASS asegura en las alegaciones que presentó a la Cámara de Cuentas sobre este asunto que la documentación referida fue requerida en reiteradas ocasiones al suministrador “sin éxito” y que éste envió las dos facturas emitidas por correo electrónico y no como facturas electrónicas a través de la plataforma FACe, la requerida para que la administración formalice los pagos.

El IASS añade que la empresa suministradora, Escrown&Trust Europe Foundation, con sede en Amsterdam, emitió el 4 de abril de 2020 una primera factura por correo electrónico por importe de 154.170 euros por un primer suministro (52.920 euros por 70.000 mascarillas de tres capas, 72.200 euros por un millón de guantes de vinilo y 29.050 euros por 7.000 mascarillas de uso médico).

Según el IASS, posteriormente, el 22 de abril de 2020, la empresa envió una segunda factura con la que pretendía regularizar la anterior, ya con el resto del suministro (12.450 euros por las restantes 3.000 mascarillas y 94.067,69 euros en concepto de gastos de transporte).

El Gobierno de Aragón pagó por anticipado los 244.570 euros citados, de forma que del resultado de ambas facturas (154.170 euros y 106.517,69) resultaba un saldo a favor de la empresa de 16.117,69 euros que finalmente no se abonó porque, según apunta el IASS, había material que no cumplía las especificaciones de protección exigidas para las mascarillas FFP2, pero que pudieron utilizarse como FFP1.

El IASS asegura en las alegaciones que en ambos casos las facturas fueron transmitidas por correo electrónico y nunca se dispuso del original, a pesar de que se le requirieron al proveedor en reiteradas ocasiones. Esto provocó que la Intervención Delegada del IASS emitiera un informe fiscal desfavorable el 10 de septiembre de 2021 y que finalmente el Gobierno convalidara el pago con la correspondiente imputación al presupuesto tres meses después, el 22 de diciembre.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión