Aragón
Suscríbete por 1€

El coste de la restauración del puente de San Miguel de Huesca se incrementa casi un 20%

Los trabajos comenzaron el 14 de febrero y se pararon en marzo debido a que el deterioro de este viducto de estilo modernista era mayor del esperado y hacía falta modificar el proyecto de rehabilitación.   

Puente de San Miguel a principios de abril, ya con las obras paralizadas.
Puente de San Miguel a principios de abril, ya con las obras paralizadas.
Verónica Lacasa

El coste de las obras de rehabilitación del puente de San Miguel de Huesca se ha incrementado casi un 20% debido a las modificaciones que ha sido necesario acometer en el proyecto porque el deterioro del viaducto, construido en 1912 sobre el río Isuela, es mayor del que reflejaron las primeras catas. El aumento del presupuesto será de 23.060 euros, los que supone un 19,12% (IVA incluido) más respecto al importe de la adjudicación. Desde el inicio de los trabajos el tráfico permanece cortado en este tramo, utilizado no solo por los vehículos que se dirigen hacia Sabiñánigo sino también por los que salen hacia el paseo Lucas Mallada, donde están las zonas industriales de La Magantina, Monzú y Sepes. Ahora hay que circular por la avenida doctor Artero y por ronda Montearagón como alternativas.

Las obras tenían un plazo de ejecución de dos meses pero en la primera fase, durante las operaciones de saneo de la parte inferior del tablero, se detectaron importantes desviaciones en las mediciones de los trabajos de reparación previstos debido al estado inesperado de la integridad de la sección en determinadas zonas. Muchas de ellas se correspondían con los resultados de las investigaciones previas del proyecto pero algunas otras permanecían ocultas tras la superficie del hormigón y reprodujeron afecciones muchos más severas sobre la integridad de este. Las obras quedaron paralizadas.   

Igualmente, se detectó un perdida de sección de algunas de las armaduras principales, en el caso de los nervios más afectados, desde el 70% hasta incluso llegar al seccionamiento completo debido a la corrosión de la carbonatación. Asimismo, en tres de las péndolas, que actúan como tirantes de suspensión de la carga sobre a plataforma del tablero, existían zonas muy dañadas. En el proyecto ya se contaba con repararlas de forma superficial, pero el deterioro implica la restitución completa de la sección y la reposición de buena parte de la armadura. 

Como consecuencia de todo ello, hace falta implementar nuevas medidas de sujeción y  seguridad que permitan continuar trabajando sin riesgo de que falle la estructura. El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha señalado que las obras se reanudarán la semana que viene.

A principios del abril, el grupo del PP en el Ayuntamiento de Huesca denunció que las obras del puente "llevaban semanas paralizadas sin que se haya brindado explicación alguna". Los populares resaltaron las "severas" afecciones en el tráfico que está provocando la situación porque que el tramo, a pesar de su escasa longitud, "es un enlace estratégico con las salidas de la ciudad y el acceso norte a los polígonos industriales". 

La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, manifestó entonces que "hasta la semana pasada las obras han estado en perfecto funcionamiento". Explicó que tras realizar las catas más profundas en el tablero inferior del puente "hemos visto adecuado continuar e implementar la rehabilitación en otras partes de dicho paso, donde la última intervención se acometió en 1987". "Vamos a añadir alguna cuestión más de refuerzo para completar esa restauración", añadió 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión